Portada » 5 Tratamientos para reducir los cachetes sin cirugía

5 Tratamientos para reducir los cachetes sin cirugía

¿Cómo reducir cachetes sin cirugía?

¿Cómo reducir los cachetes sin cirugía? ¿Tienes la cara redonda? En la actualidad es tendencia que las mujeres quieran adelgazar la cara, tener un rostro más afinado y disimular el tamaño de los cachetes. Ahora existen muchos tratamientos que te ayudan a reducir los cachetes sin necesidad de realizarte una cirugía y entrar al temido quirófano. Nuestro doctor te responde aquí:

Para reducir los cachetes sin necesidad de realizar una cirugía, tienes como opción la bichectomía para extirpar las Bolas de Bichat donde se extrae la grasa acumulada. También existe la mesoterapia donde se inyectan sustancias lipolíticas que se expulsan por medio de la orina. Además se pueden hacer ejercicios faciales y buena alimentación. (Fuentes confiables1*2*3*)

Dicho esto, a continuación aprenderás como bajar los cachetes, cuáles son las técnicas y remedios para reducir los cachetes por medio de procedimientos que no ameritan una cirugía, para lucir un rostro más afilado.

¿Qué es la mejilla o cachete?

El cachete es cada una de las 2 prominencias que hay en la cara, se encuentran debajo de los ojos. También se le llama así a la parte carnosa del rostro que se encuentra encima del hueso cigomático. Este hueso se extiende desde los pómulos hasta debajo de la mandíbula y al lado de los labios

 Aunque hay rostros con forma redonda que se ven muy bonitos, en muchos casos pueden llegar a representar un problemas estético. Una cara con los cachetes redondos transmite la sensación de que la persona está por encima de su peso. El aumento de los cachetes se puede deber a factores como la subida de peso o retencion de liquidos. Este aumento se puede solucionar con tratamientos que no necesitan de una cirugía como:

Tratamientos para reducir los cachetes

Como reducir los cachetes

Bichectomía

 Las bolas de Bichat son unas bolsas de tejido adiposo que se ubican debajo de la capa más profunda de la cara. Se sitúan debajo de los pómulos y entre los músculos masetero y buccinador. Su tamaño y volumen varían de una persona a otra debido a causas genéticas y pueden darle a la cara un aspecto redondeado. ( 4*)

¿Qué es la Bichectomía?

La bichectomía es una intervención quirúrgica, donde se lleva a cabo la extracción del volumen sobrante de las bolsas de bichat. Este procedimiento consigue que el rostro sea más estrecho y alargado. 

En la bichectomía se realiza la extirpación de las bolas de bichat, a través de una incisión de 1- 2 centímetros de largo dentro de la boca, al nivel de los molares superiores. Este tratamiento puede durar menos de 1 hora y se hace con anestesia local. Es un procedimiento poco invasivo con postoperatorio rápido y sin cicatrices externas visibles.

Bichectomía, problemas

Este tratamiento puede ser muy eficaz. Sin embargo algunos especialistas han advertido que a largo plazo puede tener un efecto indeseado como:

  • Envejecimiento prematuro. Esto sucede porque tú misma te estás adelantando el proceso envejecimiento, hay una pérdida de grasa facial.
  • Distorsiones anatómicas. También puede causar distorsiones anatómicas dando un aspecto más envejecido a tu verdadera edad. Para este caso está indicado las lipoinyección para corregir este efecto indeseable.

Luego de la bichectomía es necesario utilizar una mentonera (faja para la cara) por lo menos 3 días, durante las 24 horas y un mes para dormir, siendo esto lo más incómodo en el postoperatorio. 

Para mantener los resultados a largo plazo, es necesario que mantengas una alimentación saludable. Aunque una vez retirada las bolsas de bichat no vuelven a crecer, si no cuidas tu alimentación los depósitos de grasa en la cara van a seguir creciendo y ocuparán el espacio de la grasa eliminada en los cachetes.

Cuidados post Bichectomía:

  • Dieta blanda durante 1 semana.
  • Colocar hielo durante 20 minutos cada hora en los cachetes.
  • Durante los primeros 3 días permanecer en reposo moderado en casa. Durante este reposo no debes realizar ningún esfuerzo, evita sonreir.
  • Puedes realizar tus actividades diarias, pero evitando la exposición al sol o realizar ejercicios.

Tiempo de recuperación:

 Este procedimiento no produce dolor. La inflamación es mínima y a los 7 días luego de la operación no parece que te hubieras operado. Normalmente permanecerás un poco hinchada durante los primeros 5 días. La inflamación habra bajado un 90% después de 1 mes, que es el tiempo para ver los resultados finales. No debes exponerte al sol, ya que alarga el proceso de inflamación impidiendo la cicatrización. Se recomienda esperar por lo menos 1 mes para poder exponerse a la luz solar.

Mesoterapia facial

La mesoterapia facial es un tratamiento que consiste en la aplicación de vitaminas, minerales y ácido hialurónico para que la piel se revitalice y mejore su apariencia. Para reducir los cachetes se utilizan productos inyectables lipolíticos. Estos se encargan de ayudar al cuerpo a disolver la grasa y convertirla en agua para que sean expulsadas por medio de la orina.

Número de sesiones de mesoterapia para reducir los cachetes:

 El número de sesiones depende de cada paciente. Lo que se debe tomar en cuenta es la grasa vieja que lleva más tiempo en el cuerpo es la más difícil eliminar, ya que está más incrustada. Lo ideal es que sean necesarias de 3 a 10 sesiones que se llevarán a cabo 1 o 2 veces por semana. Esta mesoterapia está indicada a partir de los 25 a 30 años con una recuperación entre las 2 y 4 horas. Se necesitan de 4 a 7 días para que se comiencen a notar los efectos.

Efectos secundarios de la mesoterapia facial:

No se suelen presentar efectos secundarios. Uno de los más comunes es la aparición de pequeños hematomas en las zonas que se trataron. Estos hematomas desaparecerán en unos días.

Cuidados en los cachetes después de la mesoterapia facial:

 Como un cuidado principal se recomienda no tomar el sol hasta que pasen 24 a 48 horas y aplicar un buen protector solar. También es ideal utilizar cremas hidratantes compuestas de vitamina k1.

Recomendaciones:

La mesoterapia facial no tiene efecto rebote, ni contraindicaciones. Pero hay que tener en cuenta que a veces los cachetes tienen mayor volumen es por no cuidar la alimentación. Lo que se recomienda a la paciente es llevar una dieta sana después de someterse a la mesoterapia para evitar que el problema vuelva aparecer en los cachetes.

Resultado del tratamiento con mesoterapia facial:

 Con este tratamiento se notarás que la grasa va desapareciendo poco a poco y que el óvalo facial va quedando más definido. El objetivo de la mesoterapia es eliminar la grasa y retrotraer la piel. Por lo tanto hay que combinar la mesoterapia con la aplicación de cremas que tengan efecto reafirmante y tonificante. 

Cabe destacar, que la grasa se expulsa a través de la orina. Por lo tanto es importante que en el transcurso del tratamiento tomes por lo menos 2 litros de agua al día.

 Si deseas que mejore el volumen de tus cachetes tanto como la tersura de la piel, es conveniente combinar la mesoterapia con otras técnicas como la radiofrecuencia o el láser.

Enzimas recombinantes para perfilar el rostro

Este tratamiento a base de enzimas ayuda a remodelar el rostro. Se realiza a través de inyecciones en la papada y los cachetes para acomodar los tejidos que están mal ubicados y logrando así perfilar el rostro. 

Este tratamiento además de reducir la grasa localizada, elimina la flacidez de la piel. Se recomienda realizar 4 sesiones en un intervalo de 15 días, los cambios se comienzan a ver desde la primera sesión.

Ultra lift hifu

 Este láser lipo reafirma los músculos de manera proporcional. Con este tratamiento se dan muchos puntos de calor que van produciendo a la vez la contracción en el músculo. Con esta contracción se llega la capa muscular al igual que una cirugía pero sin ser invasiva.

Con el laser «ultra lift hifu» se consigue reducir la papada, los pómulos, los cachetes y el contorno de los ojos. Después de aplicar esta técnica puedes regresar a tus actividades cotidianas.

Exilis

El exilis es un tratamiento de tecnología británica que combina simultáneamente las ondas ultrasónicas y la radiofrecuencia monopolar de gran potencia. Con este procedimiento se produce la reducción de los depósitos de grasa y la reordenación de las fibras de colágeno. Para realizar este tratamiento se hacen de 6 a 12 sesiones de 30 minutos.

Trucos para reducir los cachetes se reduzcan sin cirugía 

Trucos para reducir los cachetes sin cirugía

Come menos calorías

 Reduce las calorías de tu alimentación diaria para rebajar los cachetes, debes quemar más calorías de las que introduces en tu cuerpo. Por lo tanto, es fundamental que prepares un régimen bajo en ellas, para que tu cuerpo las pueda metabolizar mejor

Cuida la ingesta de carbohidratos y frituras

 Para ayudar a reducir los cachetes es importante que restrinjas la ingesta de panes, arroces y pastas que no sean integrales. Estos alimentos aumentan la grasa en el rostro. También baja el consumo de alimentos que estén cocinados con mucho aceite. Estos platos aportan muchas calorías que se reflejan en el aumento de las mejillas. 

Hidrata tu cuerpo 

 A veces las mejillas están redondas porque están reteniendo líquido, debido al consumo de sal en exceso y grasas saturadas. Al consumir mucha agua de forma adecuada ayudas a que el cuerpo se desintoxique, eliminando las toxinas y grasas acumuladas en el rostro y otras zonas del cuerpo . Además, de tomar agua puedes beber distintos líquidos como infusiones naturales, tés y zumos naturales. Consume al menos 2,5 litros de agua al día.

Toma una dieta alta en fibra

  Las legumbres, verduras, frutas, frutos secos y cereales integrales son alimentos sanos que contienen mucha fibra. Estos aportan poca cantidad de calorías y aportan mucha energía al cuerpo. Por tal razón, debes incluirlos en tu dieta inmediatamente. Deja de lado aquellos alimentos con muchas grasas como la bollería industrial o alimentos muy procesados que te hacen engordar los cachetes. 

Haz ejercicio

 La vida y los trabajos sedentarios son una de los problemas que se presentan cuando se intenta adelgazar. Sin embargo, dedica a realizar ejercicios 3 o 4 veces a la semana. Al principio notaras que reduces volumen en otras zonas del cuerpo, pero los cachetes con el tiempo también se reducirán, por lo que debes ser constante y paciente. 

Si en tu caso no tienes mucho tiempo, algunas formas sencillas de hacerlo es montar bicicleta o caminar para ir al trabajo. También usar las escaleras en vez del ascensor en tu casa o en la oficina.

Realiza masajes en la cara

Los masajes solamente no se realizan en la espalda o las piernas, también se hacen en los cachetes para reducir su tamaño. Recurre a un especialista o hazlo tú misma en casa como pequeños pellizcos por la zona de la mandíbula y masajes circulares por las mejillas. Con estos masajes ejercitas toda la cara.

Utiliza mascarillas faciales

Existen mascarillas faciales compuestas de productos naturales que te ayudan a adelgazar las mejillas. La mejor forma de aplicarlas es con suaves masajes circulares para que sean absorbidos los ingredientes con mayor rapidez.

Maquilla tu rostro

 Un recurso efectivo para disimular el tamaño de los cachetes y afinar tu rostro es el maquillaje. Se trata de aplicar en zonas claves del rostro dos tonos de maquillaje sin sobrecargarlos. 

Consume menos alcohol

Cuando consumes alcohol tu cuerpo se deshidrata, lo que lleva a retener líquidos y que tu cara se hinche. El alcohol hace que ganes peso en todas las zonas de tu cuerpo y también en los cachetes.

Ejercicios faciales

Existen algunos ejercicios sencillos específicos para adelgazar los cachetes:

  • Inclina la cabeza hacia atrás y mantén la posición por espacio de 10 segundos, luego vuelve a la posición inicial, descansa 5 segundos y vuelve a repetir el ejercicio 10 veces.
  • Coloca los labios en posición como si fueras a dar un beso, pero con los labios cerrados y succiona por 15 segundos y repite varias veces.
  • Repite las vocales en voz alta con gestos exagerados y manteniendo la boca abierta en la posición de cada letra durante 20 segundos.
  • Mantén una sonrisa amplia durante 10 segundos, repitiendo varias veces este gesto.
  • Infla las mejillas de aire y mantenlo dentro de la boca durante 20 segundos.

Remedios naturales para bajar los cachetes

Pepino y limón

 Ingredientes:

  • 1 pepino.
  • 1/2 taza de jugo de limón.

Preparación:

  1. Coloca en un recipiente el pepino cortado en rodajas y agregale el jugo de limón.
  2. Deja reposar por 2 horas. 
  3. Pon las rodajas de pepino sobre tus cachetes y deja que actúen durante 20 minutos. 
  4. Luego enjuaga con agua y jabón neutro. 
  5. Este proceso se repite 3 veces a la semana.

Huevo y miel

Ingredientes:

  • 2 huevos.
  • 1 cucharada de miel.

Preparación:

  1. Separa las claras de las yemas.
  2. Mezcla las claras con la miel y aplica en tu rostro durante 20 minutos.
  3. Enjuaga con agua tibia. 
  4. Este proceso se repite 2 veces a la semana .

Café, cacao, miel y yogurt

 Ingredientes:

  • 2 cucharadas de café molido.
  • 2 cucharadas de cacao en polvo.
  • 1 cucharada de miel de abajo.
  • 3 cucharadas de miel de yogurt natural.

Preparación:

  1. En un recipiente coloca todos los ingredientes.
  2. Mezcla muy bien hasta conseguir una pasta homogénea. 
  3. Aplica en tus cachetes y deja actuar de 15 a 20 minutos. 
  4. Repite la mascarilla 2 veces a la semana. 

Conclusión

 Aunque estos tratamientos sean pocos invasivos, no olvides que deben ser aplicados con equipos y productos aprobados mediante un personal médico adecuado. Intenta reducir tus cachetes con la realización de ejercicios combinados con una dieta balanceada. Si lo haces, tu cara se verá más fina y menos redonda.

Finalmente, no olvides aplicar algunas cremas antiarrugas y antiflacidez para evitar que la piel cuelgue debido a la pérdida de peso.