Portada » Celulitis ¿Cómo combatirla? ¡13 REMEDIOS que debes probar!

Celulitis ¿Cómo combatirla? ¡13 REMEDIOS que debes probar!

Celulitis, ¿cómo combatirla?

La celulitis es un problema antiestético que presentan un 90% de las mujeres, comprobado clínicamente. Este problema puede hacerse más evidente en unas mujeres más que otras. ¿Cómo combatir la celulitis? Nuestro médico de cabecera te dice como:

Para combatir la celulitis, deberás principalmente cambiar tu estilo de vida dejando el sedentarismo, realizando actividades físicas que te ayuden a mejorar la circulación sanguínea. Por otro lado, mantén una alimentación equilibrada evitando el consumo de sal para reducir la retención de líquidos causante de la celulitis.

Aunque la celulitis no puede eliminarse por completo, en este artículo te explicaremos sobre ciertos hábitos, tratamientos naturales y tecnológicos que te ayudarán a combatir la indeseable piel de naranja.

 ¿Qué es la celulitis?

 Es una afección de la piel muy común, que provoca la aparición de hoyuelos o protuberancias en los muslos, glúteos, caderas y el abdomen, prevaleciendo más en las mujeres que en los hombres, también es conocida como la piel de naranja.

Generalmente, se encuentra en la parte lateral de los muslos y las nalgas, la celulitis está formada por el aumento de los adipocitos (células grasas), que cuando aumentan su tamaño realizan una compresión de los capilares. Se estima que las mujeres tienen celulitis entre 85 y 98% comenzando desde la adolescencia.

Síntomas de la celulitis

  • Aparece en la piel con hoyuelos o protuberancias.
  • Tiene una textura de queso cottage o cáscara de naranja.
  • Es más común en los muslos y glúteos, aunque también se puede formar en la parte inferior del abdomen, zona superior de los brazos o en los senos.
  • Si pellizcas tu piel puedes ver la celulitis como en los muslos, cuando ya es más severa la piel se ve arrugada sin necesidad de pellizcarla.

Tipos de celulitis

Tipos de celulitis

¿Cuáles son los diferentes tipos de celulitis?

Celulitis localizada

 Este tipo de celulitis presenta dolores, algunas veces intensos y es la más difícil de tratar. Suele aparecer en el abdomen, los muslos, parte inferior de la espalda, brazos, tobillos y piel que se encuentra acumulada bajo las axilas. También puede presentarse en forma de síndrome de piernas cansadas.

Celulitis blanda

 Esta presenta un carácter gelatinoso a simple vista, tiende a causar molestias como fatiga y debilidad permanente . Puede conllevar a una complicación con varices y retención de líquido.

Celulitis edematosa

Cuando está presente este tipo de lipodistrofia se vincula al mal funcionamiento del sistema circulatorio y linfático, produciendo la celulitis edematosa. Esto sucede porque el transporte de las toxinas y líquidos a través del cuerpo deja de funcionar correctamente, derivandose en dolor, hinchazón y pérdida de la sensibilidad.

La piel comienza a presentar irregularidades, protuberancias, debido a la dilatación de los folículos, pudiendo romper la fibra elástica y generando estrías. También se hace más grueso el tejido celular debido a la acumulación de grasas y toxinas, afectando el sistema circulatorio trayendo como consecuencia dolor, calambres y pesadez.

¿Qué es lo que provoca la celulitis?

La celulitis se desarrolla cuando hay una sobreproducción hormonal, haciendo que las células adiposas no funcionen correctamente ya que no pueden realizar su función de drenaje. Las células se inflaman produciendo un aumento de tamaño y se vuelven rígidas, lo que no permite la buena circulación del líquido.

Algunas causas que producen la celulitis son:

  • Llevar una vida sedentaria.
  • Cambios hormonales naturales, que se producen en la mujer como la pubertad o el embarazo.
  • Tomar algunas hormonas artificiales como los estrógenos.
  • Utilizar ropa muy ajustada al cuerpo.
  • Ingerir una alimentación con alto contenido de sodio.
  • La obesidad no tiene una relación directa con la celulitis. De hecho la celulitis aparece comúnmente en mujeres delgadas o incluso en aquellas que realizan algún ejercicio físico habitualmente.

Factores de riesgo.

La celulitis es más común en la mayoría de las mujeres que en los hombres, por lo que la mayor parte de los factores de riesgo están relacionados con nosotras.

  • Pubertad. En esta etapa de nuestra vida se desarrollándose un poco de celulitis. Esto sucede debido a los cambios hormales que sufrimos.
  • Envejecimiento. La aparición de la celulitis es muy común cuando envejeces, porque la piel pierde elasticidad. 
  • Aumento de peso. Un factor de riesgo puede ser el aumento de peso, aunque las personas delgadas también presentan celulitis
  • Genes. Este problema puede ser hereditario por lo que se puede decir que la genética juega un papel muy importante en su desarrollo.

Otros factores de riesgo para aumentar la celulitis puede ser el embarazo o un estilo de vida inactivo.

Como prevenir la aparición de la celulitis 

 La celulitis puede prevenirse modificando algunos hábitos de vida como:

  • No fumar.
  • Tomar abundante agua, no abusar del café. 
  • Hacer ejercicios regularmente.
  • No consumir alimentos que tengan alto contenido de sodio.
  • Llevar una dieta rica en potasio, vitamina E y vitamina C.
  • Realizar deporte es muy importante para combatir la celulitis. Combinando el deporte de cardio con ejercicios de fuerza, ya que al tener más músculo se quema más calorías y el aspecto de piel naranja mejora visiblemente.
  • Llevar una alimentación equilibrada y variada, para que el sistema linfático y circulatorio funcione mejor.

¿Cómo combatir la celulitis?

 La celulitis puedes combatirla manteniendo un estilo de vida saludable y realizando regularmente ejercicios, sin embargo es muy difícil deshacerte por completo de ella. Existen algunos tratamientos y remedios que pueden reducirla como:

Alimentación adecuada

Opta por una alimentación más sana y balanceada. Debes evitar los alimentos ricos en azúcares, grasas y carbohidratos. Lo ideal es comer verduras y frutas, evitar el consumo de sal porque hace que el cuerpo retenga líquidos y los tejidos se inflamen. Cuando bajas el consumo de sal los líquidos se expulsan con facilidad. 

También debes reducir el consumo de azúcar y grasas, ya que facilitan la aparición de toxinas y degeneran el tejido adiposo. Existe una lista de alimentos fundamentales para eliminar la indeseable piel de naranja o celulitis como: 

  • Plátanos. 
  • Pera.
  • Piña.
  • Semillas de linaza.
  • Semilla de girasol.
  • Nueces.
  • Jengibre.
  • Huevo.
  • Romero.
  • Col rizada.
  • Apio.
  • Cítricos.
  • Papaya.
  • Cebada.

También debes consumir agua, para hidratar desde el interior y así mantener limpio los canales de transporte celular de toxinas. Al beber mucha agua elimina los líquidos y depura el organismo. Lo ideal es ingerir 2 litros de agua diariamente, sin embargo, aquellas mujeres que tienen celulitis originada por la retención de líquido, deben considerar limitar su consumo para que no se agrave el problema.

Ejercicio físico

 Llevar una vida sedentaria y realizar poco ejercicio, son los responsables de alterar la circulación linfática. Con la práctica del ejercicio mantienes una buena circulación, tonificas los músculos y quemas la grasa. Cualquier ejercicio está indicado para quemar grasa como aquellos que activan la circulación sanguínea.

Si estás mucho rato sentada o de pie comienzas a tener alteración en la circulación sanguínea. 

Es recomendable que si debes mantenerte sentada, al menos te pongas de pie por algunos minutos y te estires. Debes mantener las piernas paralelas cuando estés sentada, ya que muchas veces se tienden a cruzar las piernas cuando te sientas y esto hace que la pierna de arriba ejerza presión sobre la que está abajo, produciendo una mala circulación.

Te puede interesar “¡Cómo entrenar para perder peso en casa en tan sólo 10 minutos!”

Buenos hábitos

 La cafeína y la nicotina son vasoconstrictores que reducen la cantidad de sangre que llega a todo el cuerpo. También evita las bebidas alcohólicas, ya que favorecen la retención de líquidos produciendo que los tejidos se hinchen, además de tener un alto contenido calórico.

Procura no usar ropa ajustada y zapatos de tacón alto

 Para prevenir la celulitis, lo primordial es dejar que la sangre circule bien por todo el cuerpo. Cuando se utiliza zapatos de tacón y ropa ajustada impiden que la sangre circule correctamente.

Método anticonceptivo adecuado

Los anticonceptivos contienen estrógenos, que pueden producir retención de líquidos y algunos tienden a desencadenar la celulitis. Tienes que ser cautelosa con las pastillas anticonceptivas sobre todo si ya presentas celulitis, cambia el método anticonceptivo por uno diferente.

Cremas anticeluliticas

 Se recomienda aplicar una crema anticelulitica en la mañana y por las noches, con masajes para que se absorba mejor. Estas cremas son de gran ayuda, ya que contienen activos que rompen las cadenas lipídicas que degradan la grasa.

Cepilla la piel en seco

 Esta es una técnica que se utiliza para eliminar las toxinas del cuerpo, consiste en cepillar el cuerpo desde los pies hasta la cabeza con un cepillo de cerdas suaves, realizando movimientos circulares con constancia. Esta técnica elimina las toxinas para mejorar la circulación y te ayudará a reducir la celulitis.

 Este cepillado hazlo antes de bañarte, también te ayudará para que la piel absorba mejor los nutrientes de las cremas anticelulitis.

Te puede interesar ¿Cómo cuidar la piel en verano?”

Tratamientos estéticos.

Drenaje linfático

El drenaje linfático consiste en realizar masajes sobre la piel con las manos, ejerciendo movimientos lentos, rítmicos y muy suaves. Este movimiento se debe hacer siguiendo la corriente de los conductos linfáticos. Con esto se favorece el movimiento de la linfa y así bajar la inflamación de la zona que se está tratando.

 Existen dos formas de realizar el drenaje linfático, uno se hace manualmente y el otro se realiza de forma asistida, donde se utiliza una especie de bolsa que envuelve el cuerpo y allí aplicas la presión de forma automática.

Carboxiterapia

 Este procedimiento consiste en aplicar unas microinyecciones de Dióxido de Carbono (CO2) en la piel, específicamente en la zona donde se va a tratar la celulitis. El dióxido de carbono es un gas que se utiliza terapéuticamente para oxigenar la piel y eliminar la grasa de forma natural y eficaz.

Con la inyección de CO2 estimula la circulación sanguínea de la zona que se trata, para aumentar la cantidad de oxígeno y reducir la acumulación de grasa en los tejidos subcutáneos.

Este tratamiento no necesita una cirugía, por lo que puedes retomar tu rutina habitual inmediatamente, ya que no necesita un tiempo de recuperación. Además no tiene efectos secundarios, ni presenta hematomas en la piel al realizarla. 

Se puede presentar alguna ligera molestia donde se colocaron las microinyecciones y un enrojecimiento leve, que suele eliminarse a los pocos minutos de haber sido hecha. 

El número de sesiones varía según la zona que se vaya a tratar, los resultados que se esperan y del paciente. La mediaes de un mínimo de 10 sesiones, que duran entre 15 a 30 minutos, dos veces a la semana.

Presoterapia

Es un tratamiento estético cuya finalidad es realizar un drenaje linfático y ayudar a reducir la celulitis. Esta técnica consiste en aplicar un mecanismo de presión alternamente de forma ascendente de los pies a la cadera.

Para realizar este tratamiento se utilizan unas botas especiales que cubren las piernas y los glúteos completamente. Con esto se logra estimular la circulación y realizar el drenaje linfático para eliminar más toxinas y grasas.

 La presoterapia actúa tanto por dentro como por fuera, solucionando los problemas estéticos sin cirugía. También incrementa el oxígeno en la sangre que nutre los tejidos para regenerar las células. De este modo se mejora la piel de naranja y se reduce la celulitis, además de darle firmeza a los músculos si la persona realiza actividad ejercicio físico.

Ondas acústicas de alta energía

La técnica de ondas acústicas consiste en poner en contacto con la piel unas ondas sonoras de pulso que transmiten vibraciones capaces de generar una respuesta a nivel del tejido graso, la dermis y epidermis, incluso pueden llegar hasta el tejido muscular. Esta técnica ayuda a combatir la celulitis, reducir la grasa localizada y reafirmar los tejidos.

Las ondas acústicas son excelentes para tratar la celulitis de grado I- III, el número de sesiones dependerá del grado de celulitis que tenga la paciente. Se pueden realizar entre 5 a 10 sesiones, haciéndose entre una y dos sesiones semanalmente, con un tiempo aproximado de 30 minutos cada una. Es una técnica no invasiva sin efectos secundarios y los resultados se pueden ver a partir de la primera sesión.

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia es una técnica de electroterapia de alta frecuencia, donde se provoca un incremento de la generación de energía térmica para producir cambios a nivel de la dermis. Este tratamiento aumenta las fibras de colágeno y el grosor de las fibras elásticas, con esto se consigue mejorar la circulación y eliminar las toxinas, además de acelerar la reparación celular. 

Por lo tanto, esta técnica trata las capas dérmicas profundas como las superficiales, sin producir ninguna lesión pudiéndose aplicar en cualquier tipo de piel y obteniendo una recuperación muy rápida.

Para la aplicación de la radiofrecuencia se utiliza un gel conductor o aceite que funciona como mecanismo conductor para evitar la fricción con la piel. El número de sesiones recomendadas varía entre 8 y 20 sesiones dependiendo del requerimiento del paciente. Pueden durar entre 20 y 50 minutos por cada extremidad.

La frecuencia de aplicación será de una sesión a la semana inicialmente y luego se puede hacer cada 15 días, depende como vaya evolucionando el tratamiento. Antes de cada sesión se recomienda ingerir medio litro de agua y medio litro después de realizarla para ayudar en los resultados.

Tratamiento quirúrgico.

Liposucción

Es una intervención quirúrgica que elimina los depósitos de grasa localizados en diferentes partes del cuerpo. La liposucción en sí no es un tratamiento para tratar la celulitis, sin embargo, puede mejorar la sensación de celulitis al realizarse esta intervención. 

Con esta técnica no esperes eliminar grandes cantidades de grasas. Se puede realizar la eliminación de depósitos de grasas persistente, pero sólo hasta 4,5 kg (10 libras).

 La liposucción te ofrece la posibilidad de eliminar grasa y celulitis de una forma segura, mejorando las zonas resistente a la dieta o al ejercicio.

Conclusión

No te obsesiones con la celulitis, ya que es un problema representando más del 90% de las mujeres. Puedes sufrir este problema sin importar que tengas sobrepeso o sea muy delgada. 

Lo importante es seguir una dieta con hábitos saludables, utilizar cremas o geles para reducir la celulitis y aplicar algunas técnicas tanto estéticas como quirúrgicas, para conseguir buenos resultados.