Portada » ¿Cómo se puede quitar el vientre inflamado? 9 Trucos

¿Cómo se puede quitar el vientre inflamado? 9 Trucos

¿Cómo se puede quitar el vientre inflamado?

¿Cómo se puede quitar el vientre inflamado?  El vientre tiende a inflamarse cuando comes algo pesado o lo haces en exceso, provocando flatulencias, gases, malestar, dolor. Esta es una desagradable sensación que a muchas de nosotras llega a sumarnos unos centímetros de más en nuestra cintura. He realizado una profunda investigación para ti y ahora te digo como solucionar este problema:

Para quitar el vientre inflamado se debe evitar consumir alimentos que dificultan el tránsito intestinal y masticar bien los alimentos sin dejar que entre aire al momento de tragar. También disminuir la ingesta de comidas muy grasas y saladas para evitar la retención de líquidos, uno de los causantes de la inflamación del vientre.

Dicho esto, aquí tendrás la explicación de las causas que producen la inflamación abdominal, alimentos que puedes y no puedes consumir, además sobre consejos que debes poner en práctica para deshacerte de esta molesta inflamación.

¿Qué es el vientre inflamado?

El vientre inflamado o distensión abdominal es una afección en la cual el vientre se siente lleno y apretado, puede lucir hinchado (distendido). Tiende a ir acompañado de gases y un pequeño dolor en la zona. Se puede presentar tanto en personas obesas como las que tengan un peso bajo.

La sensación de hinchazón es más visible en la persona que no tiene exceso de peso. Las mujeres son las que más sufren este problema; pero el vientre inflamado no es exclusivo del sexo femenino.

 La intensidad de esta inflamación es variable, algunas personas simplemente les molesta un poco. A otras les altera sus actividades cotidianas y su calidad de vida.

El vientre inflamado puede aparecer en cualquier momento del día pero frecuentemente es menor por la mañana. Después aumenta por la tarde, siendo más intensa después de las comidas.

Causas del vientre inflamado 

¿Por qué tengo el vientre inflamado?

Problemas digestivos:

Intolerancia alimentaria

El vientre inflamado se produce en ocasiones cuando no se tiene la capacidad de digerir normalmente algunos alimentos. Algunos elementos de nuestra dieta como la lactosa y gluten son los más comunes.

En algunas personas se produce una intolerancia a ese alimento cuando no puede ser digerido correctamente.

En lugar de pasar al torrente sanguíneo se desvía a las partes terminales del intestino, arrastrando agua y produciendo dolor, diarrea y gases. Por tal razón, uno de los síntomas más comunes de la intolerancia es la inflamación abdominal.

Dispepsia

La dispepsia consiste en una digestión lenta y retraso en el vaciado gástrico. Por esta razón, el proceso digestivo funciona lentamente y produce un número mayor de gases intestinales debido a la microflora del colon.

Enfermedades intestinales:

Enfermedad de Crohn, síndrome de intestino irritable

Esta es una enfermedad del tubo digestivo que en sus brotes más fuertes produce una alteración en el ritmo intestinal. Esta alteración causa tanto oclusiones paradas de este, como digestiones incompletas con fermentaciones en el colon que provocan los gases.

Enfermedades musculares:

Ruptura o laxitud de los músculos rectos abdominales

En este problema los músculos no son capaces de cumplir con la función de contener la masa abdominal. En consecuencia, sale a la parte exterior produciendo un aumento del vientre.

Problemas dietéticos

Cuando hay una escasez o exceso de fibra en la dieta se produce la distensión abdominal.

Otros problemas:

  • Ascitis o retención de líquidos: La retención de líquidos acumulados en el organismo se hace más intensa en las extremidades inferiores y la zona abdominal.
  • Quistes ováricos.
  • Embarazos. 
  • Síndrome premenstrual.
  • Miomas uterinos.
  • Deglución de aire.
  • Mala postura.
  • Sedentarismo.
  • Comer rápidamente.

Consejos para evitar la inflamación del vientre.

Mastica muy bien cada bocado

Masticando la comida a conciencia, el alimento que ingieras estará mejor troceado y llegará mejor al estómago. Con esto se produce una enzima que ayuda a mejorar la digestión.

Come despacio para evitar tragar aire

 Tragar aire al comer conlleva a la hinchazón. Bebe por lo menos 2 litros de agua diarias entre comidas, para mejorar la función renal y llevar consigo las toxinas. Procura evitar lo más que pueda las bebidas con gas.

Toma fibras solubles

Algunos elementos ricos en fibras como los cereales tienden a causar flatulencia. Además de la lechuga; para ir al baño con regularidad necesitas tomar fibras solubles como los zumos de frutas.

Remoja bien las legumbres

Las legumbres para que puedan ser más digestivas, déjalas en remojo durante toda la noche. Si van a ser cocidas que el proceso sea lento. 

Toma infusiones

Para combatir los problemas de gases consume cápsulas naturales de hinojo o de carbón activo, e infusiones de menta o camomila.

Cuidado con la menstruación

Antes de venirte la menstruación se produce una retención de líquido. Para eliminar este problema toma 2 litros de agua, además eliminas también toxinas. Trata de no consumir alimentos diuréticos, ya que provocan la pérdida de micronutrientes que son importante para la salud.

Practica ejercicio y evita el estrés

Otro factor que puede influir en la aparición del vientre inflamado es el estrés, que afecta los procesos digestivos.

Practica ejercicio regularmente para mejorar el tránsito intestinal y eliminar el exceso de líquido.

Ten cuidado con el sodio

Evita consumir alimentos que contengan mucha sal, debido a que el sodio produce inflamación. El exceso de sal provoca una elevada retención de líquidos y causa la hinchazón.

Para quitar el vientre inflamado modera la ingesta de sal así evitarás la pesadez estomacal. Otros condimentos peligrosos que liberan ácidos e inflaman el estómago son: la nuez moscada, la pimienta negra y el vinagre.

 Toma grasas saludables

Reemplaza las grasas saturadas por otras más saludables, como las que provienen del aguacate o del salmón. Estás grasas saturadas son muy difíciles de digerir e inflama el estómago.

Te puede interesar “¿Cómo hacer para tener un vientre plano?

Cuidados en el hogar para quitar el vientre inflamado

  • Cuando la inflamación del vientre es causada por deglutir aire, come lentamente. 
  • Evita ingerir bebidas carbonatadas.
  • Procura no masticar goma además de chupar caramelos.
  • No bebas los líquidos con popote (pajilla) o tomes sorbos de la superficie de una bebida caliente.
  • Cuando la distensión abdominal es causada por la mala absorción, cambie tu dieta.
  • Reduce el consumo de leche, porque provoca el colon irritable.
  • Disminuye el estrés emocional.
  • Aumenta la cantidad de fibras en la dieta.

Cuando acudir al médico si tengo el vientre inflamado

  • La inflamación abdominal está empeorando o no logra desaparecer.
  • La hinchazón se presenta con otros síntomas inexplicables.
  • Tienes fiebre.
  • El abdomen es sensible al tacto.
  • La diarrea intensa y no puedes comer o beber por más de 6 a 8 horas.

Alimentos que producen inflamación del vientre

Alimentos que producen la inflamación del vientre

Ciertos condimentos y exceso de sal

Condimentos como la nuez moscada, vinagre y pimienta, son perjudiciales porque liberan ácidos que inflaman el vientre. También los alimentos que contienen exceso de sal.

Legumbres

Las legumbres son difíciles de digerir y producen muchos gases. Cuando las consumas combínalas con verduras que sean más ligeras y con menos contenido de grasa.

Alimentos edulcorados

Alimentos sin azúcar contribuyen también a la inflamación del estómago. La mayoría de estos alimentos contienen colorantes químicos y procesados que son peor que el propio azúcar. Por ejemplo el refresco con o sin azúcar producen gases y molestias estomacales. 

También los chicles, ya que al masticarlos se traga más aire que cuando se mastica la comida. Esto trae como consecuencia la inflamación abdominal.

Hidratos de carbono

Los carbohidratos se almacenan en el hígado o los músculos como glucógeno. Este glucógeno contiene mucha agua y así provocan la retención de líquidos.

Entre los hidratos más comunes se encuentran las tortitas, el pan blanco, el brócoli, coliflor y las coles de Bruselas. A pesar de que son alimentos sanos también traen sus consecuencias. Alguno de sus nutrientes llegan a complicar la digestión y provocar los gases e hinchazón.

Lácteos 

Los lácteos son alimentos que también provocan gases. Contienen grandes cantidades de proteínas y calcio. A algunas personas le cuesta procesar la lactosa, por lo tanto se recomienda sustituirlos por otros alimentos sin este componente.

Te puede interesar “¿Qué alimentos son malos para la salud? Los 17 que debes evitar

Alimentos ideales para reducir el vientre inflamado.

Agua

El agua es un disolvente muy eficaz que ayuda a pasar las fibras al sistema digestivo. Como consecuencia, arrastra muchos componentes que producen la hinchazón.

Jengibre

El jengibre es un alimento que tiene muchos beneficios contra los problemas estomacales. Esto es debido a sus propiedades antiinflamatorias.

Cereales integrales y granos enteros

 El consumo de estos alimentos reduce la cantidad de gases y mejora la digestión debido a las fibras especiales presentes en ellos. También son un excelente probiótico que ayuda a promover el regulamiento de la flora intestinal. 

Las semillas de chía o sésamo ayudan a reducir el vientre inflamado porque contienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Lácteos fermentados

Los probióticos tienen cierta capacidad de ayudarte a regular la flora intestinal. El kéfir ayuda a digerir la lactosa y el yogur reduce la hinchazón. Es muy recomendable consumirlo siempre y cuando no padezcas de intolerancia a la lactosa.

El pescado

El pescado contiene gran cantidad de grasas beneficiosas como la omega 3. Este ácido graso ayuda a realizar una digestión más ligera. 

Cuando el omega-3 es asimilado, transporta lípidos que facilitan la digestión y tiende a desinflamar el vientre.

Frutas

Contiene muchas fibras que son beneficiosas para reducir la hinchazón. Además tienen un alto contenido de agua que ayuda al buen estado digestivo. 

Entre ellas, las frutas más recomendables son: la piña fresca y cruda, la papaya o los higos. Estas frutas te ayudan a mejorar la digestión, reducir los gases y estimular el tracto intestinal.

Te puede interesar “¿Qué alimentos hay que consumir todos los días?

Remedios naturales para quitar el vientre inflamado.

Jengibre

El jengibre es una raíz que ayuda a reducir los gases y evitar la hinchazón. Además ayuda en el proceso de digestión y elimina la sensación de incomodidad e inflamación. Puedes tomarlo en forma de cápsula o tè.

Para realizar una infusión de jengibre:

  1. Agarra un tallo de jengibre lava y pela para luego cortarlo en rodajas.
  2. Hierve agua y cuando esté a punto de ebullición añade el jengibre.
  3. Pasados 5 minutos retira del fuego y deja reposar.
  4. Por último añade unas gotas de limón.

Probióticos

Contiene acidophilus, Lactobacillus y Bifidobacterium, componentes ideales para reducir la hinchazón. Los probióticos estimulan el tracto intestinal, reduciendo la hinchazón.

Te recomiendo que los consumas con moderación. El exceso de probióticos puede producir más gases y un desequilibrio en la flora intestinal. 

Vinagre de manzana

Además de proteger la piel y el cabello, el vinagre de manzana es muy beneficioso para eliminar los gases y la inflamación del vientre. Está lleno de enzimas que benefician el sistema digestivo. 

Para tomarlo agrega 1 cucharada de vinagre de manzana a un vaso de agua tibia, tómalo antes de las comidas.

Agua de pepino

El pepino es un diurético natural que contiene silicio, este es un mineral que ayuda a desinflamar el cuerpo.

Té de manzanilla

 La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias que puede reducir los gases, aliviar el estómago y promover el proceso digestivo.

Tendrás que beber 1 taza de té o hacer una infusión con manzanilla, menta, limón y semillas de hinojo.

Para preparar esta infusión de manzanilla calienta agua y coloca flores de manzanilla, espera 5 minutos que repose para beberla.

Té de menta

Es ideal para aliviar los gases y cólicos menstruales, para prepararlo necesitarás:

  • 150 ML de agua.
  • 2 cucharaditas secas de hojas enteras o trituradas de menta.

Preparación: 

  1. Pon a hervir el agua, cuando hierva coloca la menta y deja reposar máximo 7 minutos.
  2. Cuela esta infusión. 
  3. Se recomienda ingerir 3 o 4 veces al día, preferiblemente después de la comida.

Caldo depurativo de cebolla, apio y zanahoria

Este caldo te ayudará a eliminar la inflamación, aparte de adelgazar y eliminar toxinas; para preparar 1 litro necesitas:

  • 3 cebollas.
  • 2 zanahorias.
  • 1 rama de apio.
  • 1 puerro.
  • Un litro de agua.

Preparación: 

  1. Para que los ingredientes liberen todas sus vitaminas y nutrientes puedes cortarlo. Si deseas coloca los ingredientes enteros, deja hervir durante 1 hora a fuego lento.
  2. Retira las verduras del caldo y cuando esté frío lo guardas en una nevera. 
  3. Consume antes de cada comida.
  4. Se recomienda tomarlo 2 veces al día antes de la comida y la cena.

Infusión de boldo

 El boldo además de ayudar a desinflamar el vientre, mejora la salud del hígado. 

  1. Para preparar la infusión hierve 2 vasos de agua, 2 cucharaditas de hojas secas de boldo y edulcorante natural ( puede ser miel de abeja).
  2. Cuando esté el agua en ebullición apaga el fuego y añade las hojas del boldo.
  3. Tapa el recipiente, deja reposar 5 minutos.
  4. Cuela la infusión, añade miel y ya estará lista para beber. 
  5. Se recomienda tomar esta infusión luego de una comida copiosa para mejorar la digestión.

Batido de papaya y piña

 Estas 2 frutas contienen alto nivel de fibra y vitaminas muy recomendadas para los problemas digestivos. Para realizar este batido necesitarás:

  • 1/4 de papaya.
  • 3 rodajas de piña natural.
  • 1 manzana roja.
  • zumo de 1 naranja.

Preparación: 

  1. Lava la manzana, quítale el corazón y deja con la piel.
  2. Pela la piña y la papaya cortas en cuadritos.
  3. En la licuadora coloca el zumo de naranja con todos los ingredientes y licua muy bien.
  4. Si deseas que la textura sea más líquida puedes agregarle más zumo de naranja.

Conclusión

Para evitar mantener tu vientre inflamado, lo primero que debes conocer es cuáles son los alimentos y factores que te están causando este problema, para que puedas combatirlo.

Si el problema persiste lo ideal es consultar con el médico para que pueda orientarte. Quizás tu problema es que sufres una intolerancia alimentaria.