¿Pies perfectos? Ningún pie de la naturaleza se parece al nuestro con su talón, su bóveda plantar, sus 26 huesos, sus 19 músculos y sus 50 ligamentos.

como cuidar los pies

¿Sabias que bajo nuestros pies late una especie de segundo corazón: la plantilla de Léjars? Este es el nombre del punto de unión de medio millón de vasos sanguíneos situados sobre la superficie plantar.

Cuando estamos inmóviles de pie, todo el peso del cuerpo aplasta la plantilla de Léjars, bloqueando así la circulación sanguínea.

Es por esto que los médicos aconsejan la marcha y la carrera a pie. Un pie bonito, es ante todo un pie que se siente bien.

¿Que zapatos debo usar para que no me duelan los pies?

elige bien el calzado correcto para tus pies

El refugio ideal: unos zapatos dentro del cual viven a su aire sin estar apretados ni comprimidos.

Llevar tacones de aguja que afinan la pantorrilla en ocasión de una fiesta de noche no es grave en sí, pero llevarlos para trabajar desde la mañana a la noche, revela nuestra inconsciencia.

Este tacón de aguja hace que todo el peso del cuerpo recaiga sobre la punta de los dedos.

El pie va a estar obligado a deformarse para mantener el equilibrio, todas las partes del cuerpo son solidarias entre ellas, también las rodillas van a avanzar, el arqueado de la espalda se exagerará y el vientre se proyectará hacia delante.

Es el pesado tributo que hay que satisfacer para poder exhibir una pantorrilla bien redondeada.

Si cuidas la comodidad de tus pies, también cuidarás la de todo tu cuerpo, porque es a partir de nuestras extremidades cuando podemos retardar las deformaciones de la rodilla, de la cadera y de la espalda.

No es pues una casualidad que los pedicuros o callistas trabajen a menudo en tandem con los especialistas de los huesos.

Estos son dos consejos prácticos:

  • No lleves jamás zapatos con tacones desgastados. Esto puede acarrear un desequilibrio de la columna vertebral.
  • Compra tus zapatos a última hora de la tarde. Cuando tus pies estén cansados, si soportan los zapatos nuevos sin problema, es que ellos no te harán nunca daño.

¿Cómo tener unos pies perfectos?

Dales un baño con asiduidad

Dar un baño a tus pies es algo que debes implantar en tu vida. El agua debe estar tibia (evita el agua muy caliente que debilita y congestiona) y en ella debes poner sales de baño oxigenadas o un producto refrescante a base de esencias aromáticas.

A continuación seca tus pies con delicadeza, sino el agua olvidada puede ablandar la piel y provocar hongos.

Después del baño de pies, si transpiras, es el momento de ofrecerles un desodorante especial. Frescura de larga duración asegurada con productos que unen lo útil con lo agradable. Polvos que previenen la transpiración y los recalentamientos. Prácticos sprays mentolados.

Masajealos

masajea tus pies

Coge tus pies entre las manos y sigue el ritual del masaje estrechando cada uno de ellos, dedos hacia el tobillo y del tobillo hacia el talón del pie, insiste en este lugar.

Es indispensable que uses una crema descongestionan y relajan, que suavizará la superficie plantar. Podemos dar un masaje a nuestros pies para embellecerlos, pero también para cuidarlos.

Como el iris del ojo, el pie tiene la curiosa particularidad de ser una zona refleja del organismo. Todos los órganos del cuerpo se proyectan sobre la planta del pie.

Por ejemplo el corazón, a la izquierda del cuerpo, se proyecta bajo el pie izquierdo. El hígado a la derecha se proyecta bajo el pie derecho, así es como se pueden curar bastantes problemas masacrando ciertos puntos de la bóveda plantar.

Esta técnica (la “reflegología”) es muy popular y muchos pedicuros la utilizan. Pero antes de lanzarte por ti misma a este tipo de masaje (que se efectúa firmemente con la yema de los dedos pero sin apretar demasiado) es preferible que te informe un pedicuro que lo conozca bien.

También existen unos cuadros de madera formados por varias filas de rodillos, también de madera, que proporcionan en las zonas reflejas un perfecto masaje en algunos minutos.

Practica gimnasia de pies

practica gimnasia especifica

Recuerda que tus pies fueron creados para vivir desnudos en la hierba y no para pisotear el hormigón, encerrados en los zapatos, de manera que, anda con los pies desnudos lo más a menudo posible:

  • En tu casa por la noche.
  • En vacaciones sobre la arena, en la orilla del mar, etc…

Libera a tus pies de cualquier traba y hazles hacer ejercicio. Por ejemplo:

  • Haz rodar una pequeña pelota dura con la planta del pie, desde adelante hacia atrás y de derecha a izquierda sin soltarla.
  • Salta a la comba, ya que es ideal para la ligereza y la curva de la pierna.

Programa una “sesión de belleza” para el pie

prepara una sesión de belleza para tus pinreles

Tus pies serán definitivamente dignos de ti si programas una vez por semana durante media hora una sesión de “belleza del pie” como lo llaman las esteticistas.

Esto es el equivalente a la manicura propuesta por los salones de belleza, pero aquí, se trata de los pies.

Alimenta tus uñas

Las uñas hay que alimentarlas. Estarán más bellas y brillantes si las frotas suavemente con una crema específica.

  • Córtalas en cuadrado, con unos alicates, pero jamás utilices unas tijeras.
  • No cortes nunca los extremos, es así como las uñas se agrietan.
  • Después líjalas suavemente con una lima de esmeril.
  • Para eliminar las pequeñas pieles molestas coge un palito de naranjo envuelto con un algodón mojado en un agua emoliente.

Aplica esmalte

Después tienes que aplicar el esmalte.

  • Primero coloca entre dedo y dedo una torunda de algodón, de esta forma no corres el riesgo de que el esmalte de una uña recién pintada ensucie el otro dedo.
  • Pon siempre el esmalte en capas finas, partiendo del extremo de la uña y hazlo con pequeñas pinceladas.
  • Deja secar y da una segunda capa con grandes pinceladas verticales, siempre desde la base de la uña hasta el borde.
  • Vigila que el esmalte no toque la base de la uña, tiene que poder respirar.

Dos cosas que no debes olvidar:

  • Nunca pintes tus uñas después del baño o la ducha, ya que la uña entonces está empapada de agua.
  • Empieza siempre aplicando una base protectora, de esta forma se aíslan los pigmentos colorantes del esmalte que debilitan la uña.

¡¡Ayúdanos a crear más contenido, pulsa ME GUSTA!!

 

Si quieres más consejos para cuidar tu cuerpo no dudes en visitar nuestra sección de belleza.