Portada » ¿Como tratar unas uñas débiles y quebradizas?

¿Como tratar unas uñas débiles y quebradizas?

¿Como tratar unas uñas débiles y quebradizas?

Cuando se te rompe una uña pero querías tenerla larga, te puede causar tristeza y decepción. También te frustras cuando te realizas una manicura y te queda perfecta pero en cuestión de un tiempo la uña se te descama o parte. Como consecuencia, entonces se arruina el color que te has aplicado. ¿Como tratar unas uñas débiles y quebradizas? Bueno, después de una profunda investigación aquí te voy a decir como:

En el tratamiento de las uñas débiles y quebradizas, lo primero que debes es cambiar tus hábitos alimenticios que influyen en su reparación. También usa una base fortalecedora para uñas, protege tus manos con guantes diariamente para hacer las labores domésticas y protegerlas de agentes químicos agresivos que las debilitan. 

Aparte de estas soluciones también existen problemas que debes solucionar que van más allá como: una mala alimentación, la edad o problemas dermatológicos.

Por lo tanto, en este artículo trataré de explicarte y mostrarte aquellos tratamientos que son efectivos para olvidarte de las uñas débiles y quebradizas.

¿Por qué se debilitan las uñas?

¿Por qué tengo unas uñas débiles y quebradizas?

La mayor parte de la estructura de la uña se compone de la proteína conocida como queratina. Para producir naturalmente esta queratina se deben ingerir carnes blancas, rojas, pescados y lácteos bajos en grasa. Además, para que crezcan sanas y fuertes se debe ingerir suficiente vitamina A, B, C, aminoácidos y minerales. 

El debilitamiento de la uña también puede deberse a varios factores y hábitos perjudiciales para ella como:

Mala alimentación

Es la principal causa del debilitamiento de las uñas. Una mala alimentación provoca un déficit de vitaminas que influye en su formación.

La uña se ve afectada cuando hay una deficiencia nutricional de hierro o se sigue una dieta carente de algunas vitaminas del grupo B y vitamina A. Debido a esto se produce el debilitamiento, quiebre y desprendimiento de la esta.

Edad

 El envejecimiento es un factor que afecta las uñas y provoca el desprendimiento de las láminas de estas.

Contacto con sustancias químicas

También se produce el debilitamiento de las uñas por el contacto con sustancias químicas como: 

  • Detergentes.
  • Lejía.
  • Quitaesmaltes con acetona.
  • Algunos endurecedores.
  • Manicuras agresivas que dañan la cutícula.

Enfermedades

Algunas enfermedades del sistema hormonal como el hipotiroidismo, esta asociada con la presencia de uñas débiles y quebradizas. También enfermedades dermatológicas que afectan la uña como la psoriasis ungueal, liquen plano o los hongos en las uñas.

Pequeños traumatismos

También los pequeños traumatismo como por ejemplo: uso del teclado del ordenador, morderse las uñas frecuentemente, meterse la mano constantemente en los pantalones ajustados, manipular objetos, son causas frecuentes de la debilidad ungueal.

Te puede interesar “¿Cómo hacer crecer las uñas? Todos los secretos que debes saber” 

Cuidados de las uñas para fortalecerlas y evitar que se rompan con facilidad

Usa crema hidratante para manos y uñas

Para mantener la hidratación de la uña aplica una buena crema hidratante para manos y uñas que contenga alfa-hidroxiácidos o lanolina. También hay cremas específicas para ayudar en el tratamiento de las uñas débiles y quebradizas.

Utiliza aceites y bases para fortalecer las uñas

Con estos aceites y bases nutritivas se fortalecen las uñas. Estos deben ser aplicados diariamente sobre la uña limpia y sin esmalte. Se recomienda que este producto contenga vitamina B5, minerales y calcio que fortalecen y protegen la uña.

Usa removedor de esmalte sin acetona

 El removedor de esmalte debe ser sin acetona ya que la acetona es un químico agresivo para la uña. También debes reducir el número de veces que realizas la manicura o pintar la uña con esmalte. Estos tratamientos dejan la uña más sensible y frágil.

Lávate frecuentemente las manos

Lávate las manos con agua y jabón suave de pH neutro o poco ácido que respeten el manto graso de la piel. Elige el jabón de manos con un PH similar al de tu piel y aplica una crema hidratante cada vez que te laves las manos. Incide en aplicar la crema hidratante en la cutícula y las zonas alrededor de la uña.

Protege las manos y uñas con guantes diariamente

Para realizar las labores domésticas protege las manos diariamente con el uso de guantes. El uso de estos guantes es esencial para evitar que tus uñas entren en contacto con el agua y otros productos de limpieza. Estos productos te dañan porque están compuestos por químicos que las agreden.

No limes los laterales de las uñas

Para evitar que las uñas se rompan por el lateral, mantén la uña no muy larga y no limes por los laterales. Esto es fundamental para no debilitar esa zona por donde comúnmente se rasgan y quiebran.

Mantén una alimentación equilibrada

Aumenta el consumo de espinacas, germen de trigo, gelatina, leche, huevo, vegetales de hojas oscuras, aguacate, hígado, camote.

Estos alimentos te ayudan a fortalecer la uña dejándolas más fuerte y menos quebradizas.

Esto sucede porque que son alimentos ricos en vitamina A, B2, C, D, ácido pantoténico o vitamina B5, proteína, calcio y hierro.

Cuidado con el taco pulidor

El taco pulidor es útil para alisar la uña y darle un aspecto más brillante. Un error que se comete frecuentemente es limar demasiado la capa superior de la uña. Con este proceso se desgasta, se afina su superficie y hace que se hace que se rompa con más facilidad.

Evita el esmalte semipermanente

Otro consejo que te doy es evitar pintar tus uñas durante un largo periodo con los esmaltes semipermanente. Estos productos son bastante corrosivos y tienden a dañarlas mucho. 

Te puede interesar “Como endurecer las uñas de las manos, 7 trucos

Alimentos para tener unas uñas sanas y fuertes

Carnes rojas

Las carnes rojas son ricas en proteínas y hierro. Este tipo de carne es muy recomendada para mantener los niveles de estos componentes tan esenciales para nuestro organismo. 

Frutos rojos

Los frutos rojos son ricos en vitamina C y antioxidantes, ayudan a fortalecer y evitar que las uñas se rompan. Quizá unos de los mejores frutos rojos son los arándanos.

Otros excelentes alimentos

  • Vitamina B y vitamina E. Son ideales para cuidar las uñas.
  • Vitamina de cerveza. Rica en proteínas y vitaminas B, también contiene buena composición en aminoácidos.
  • Semillas de lino y nueces.
  • Salmón.
  • Almendras.
  • Huevo.
  • Aguacate.
  • Verduras verdes como acelgas, espinacas.
  • Moluscos como mejillones y berberechos.
  •  Leche. Mantiene las uñas sanas y fuertes, debido al calcio y vitamina D que contiene.

Tratamientos caseros para las uñas débiles o quebradizas

  • Utiliza guantes de plástico desechables o guantes de goma forrados en algodón. Los guantes protegerán las manos del agua o productos químicos.
  • Aplica una crema hidratante antes de acostarte. Aplica una loción hidratante directamente en las uñas. Después cubre la mano con un guante o calcetín de algodón blanco. 
  • Para frenar la evaporación del agua de la uña, aplica esmalte de uñas, no lo retires y vuelve aplicarlo más de 1 vez a la semana. El esmalte puede evitar el agrietamiento y la rotura de la uña si es utilizado frecuentemente.
  • Si crees que el problema de fragilidad es causado por el barniz de uñas, esmaltes o adhesivos, no lo utilices.

Remedios caseros para fortalecer las uñas

¿Como tratar unas uñas débiles y quebradizas?

Aceite de rosa mosqueta

 Es uno de los mejores aceites hidratantes y reparadores. 

  1. Para usarlo aplícalo antes de ir a dormir.
  2. Coloca este aceite sobre la cutícula y en el resto de las manos una crema hidratante.
  3. Si ves que la cutícula está deshidratada cubre las manos con guantes de algodón o film transparente de cocina. De este modo conseguirás un extra de hidratación.

Esmalte fortalecedor casero

Cuando no tienes un esmalte fortalecedor de uñas puedes realizarlo en casa con uno normal. Coloca ajo machacado dentro del esmalte transparente puedes usarlo como base.

Aceite de oliva

El aceite de oliva es muy beneficioso para mantener la salud de la piel y las uñas. Esto es debido a su contenido de ácidos grasos esenciales y vitaminas que las nutre.

Ingrediente: 1/2 taza de aceite de oliva.

Procedimiento:

 Coloca la cantidad de aceite de oliva en un recipiente, remoja las uñas durante 15 minutos. Luego enjuaga las manos con abundante agua y seca muy bien.

Otra alternativa es que remojes las uñas en aceite de oliva un poco caliente para mantener la uña hidratada y evitar que se debilite o rompa.

Aceite de oliva y aloe vera:

Ingredientes:

  • 1 cucharada sopera de gel de aloe vera.
  • 3 gotas de aceite de oliva virgen.

Preparación: 

  1. En un recipiente mezcla el gel de aloe vera con las gotas de aceite de oliva virgen.
  2. Luego sumerge las uñas dejando que la mezcla se absorba por tu uña.

Aceite de oliva, huevo y miel

Ingredientes:

  • 1 cucharada grande de aceite de oliva.
  • 1 cucharada grande de miel.
  • Yema de huevo (solo una).

Preparación: 

  1. En un bol mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea.
  2. Aplica en las uñas y deja que actúe durante 30 minutos.
  3. Esta mezcla deberás aplicarla 2 o 3 veces a la semana.

Aceite de almendras y huevo

Con este remedio reparas y fortaleces las uñas, debido a que tiene un gran aporte de antioxidantes, vitaminas y proteínas.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de yema de huevo crudo.
  • 1/2 cucharadita de aceite de almendras.

Preparación: mezcla los ingredientes en un recipiente y remoja las uñas durante 30 minutos.

Cebolla cruda

  1. Corta una cebolla grande a la mitad y realiza un agujero.
  2. Allí adentro mete la uña por 15 minutos. 
  3. Luego lava las manos.
  4. Te aconsejo que lo hagas por las noches porque el olor puede quedar impregnado en las uñas.

Pasta de cebolla

  1. Escoge una cebolla pequeña y pica en cuadros pequeños, para luego triturar hasta que consigas un puré con ella.
  2. Aplica en las uñas y deja que actúe por lo menos 10 minutos hasta que se seque la pasta. 
  3. Este tratamiento debes repetirlo un par de veces a la semana.

Aceite de ricino:

El aceite de ricino es una fuente de vitaminas ideales para las uñas. Con su uso diario combate la resequedad y debilidad para que crezcan sanamente.

Ingredientes:

  • 1/4 de taza de aceite ricino.
  • 1 trozo de algodón.

Procedimiento: impregna un disco de algodón en el aceite de ricino y aplica sobre las uñas con un ligero masaje.

Limón y bicarbonato

El bicarbonato es un producto que ayuda a crecer las uñas naturalmente. Realiza una mezcla de jugo de limón y bicarbonato, remójalas por lo menos unas 2 veces al día. Si quieres hidratar los dedos y las uñas añade 1 cucharada de aceite de oliva. El bicarbonato te ayudará también a blanquear las que están amarillas y debilitadas. 

Vinagre de sidra de manzana

 Es uno de los remedios caseros que tiene muchos beneficios para las uñas quebradizas y débiles. El vinagre de sidra de manzana contiene muchos nutrientes, hierro y vitaminas, que evitan las infecciones en las uñas. Remojarlas las uñas por 5 o 10 minutos en el vinagre de sidra y tendrás grandes resultados.

Endurecedor de uñas casero: 

Con este endurecedor casero le aportarás diversos beneficios a las uñas. La vitamina E que contiene ofrece salud y fortaleza a la uña, protege el cuerpo de los radicales libres causantes de la degeneración de los tejidos. El ajo es un ingrediente natural para fortalecer la uña, combate la fragilidad, bacterias y micosis. El limón va restaurando poco a poco la uña.

Ingredientes:

  • 3 dientes de ajo pelados.
  • Vitamina E. 
  • Esmalte de uñas (brillo natural).

Preparación: 

  1. Pincha con una aguja la cápsula de vitamina E.
  2. Introduce el líquido en el frasco de esmalte de uñas.
  3. Luego pones a remojar los dientes de ajo durante 15 minutos en agua caliente.
  4. Cuando se enfríe tritura hasta obtener una pasta homogénea.
  5. A continuación introduces en el frasco de esmalte y agrega las gotas de jugo de limón en la mezcla.
  6. Cada vez que vayas a utilizarlo hazlo por 3 días y para, dejando que respire la uña 1 día.

Te puede interesar “¿Cómo hacer que se vean las uñas bonitas? 10 Consejos

Aceites naturales para fortalecer las uñas.

Aceite de aguacate

Este aceite equilibra el pH de las uñas y mejora su textura a la vez que provee gran cantidad de vitaminas y minerales. Para aplicarlo impregna un disco de algodón en este aceite sobre las uñas cuando vayas a acostarte. Al aplicarlo antes de dormir promoverá la respiración celular nocturna. Esta aplicación deberás hacerla diariamente.

Aceite de germen de trigo

Este aceite contiene una gran fuente de vitaminas que fortalecen las uñas. Al combinarlo con el aceite de ricino será muy beneficioso para tratar el quiebre y ruptura de la uña.

Mezcla ambos aceites en un frasco con algodón y frotalo en las uñas antes de dormir.

Aceite de Romero

El aceite de romero es beneficioso para endurecer la uña, aportarle brillo y quitarle el color amarillo. Además, gracias a sus propiedades combate las bacterias y hongos. Combina este aceite con un poco de aceite de oliva y coloca diariamente sobre tus uñas.

Aceite de almendras

El aceite de almendras es ideal para eliminar las uñas frágiles y hacerlas crecer. Gracias a su capacidad nutritiva ayuda a fortalecer la uña y hacerla más suave. Lo que debes hacer es humedecer un algodón con este aceite y aplicarlo alrededor de la uña. 

Aceite de jojoba

Acondiciona la uña debido a su alto contenido de ácido linoleico, vitaminas y ceramidas. Aplica todos los días sobre la cutícula sensible y reseca.

Te puede interesar “¿Qué tipos de manicura existen? Guía fácil y bien explicada

Conclusión

Para cambiar la estructura de tus uñas sigue firmemente los cuidados y consejos que se han desarrollado en este artículo. En consecuencia lograrás conseguir unas uñas fuertes y sanas. 

Finalmente quiero decirte que tienes que ser constante en cada cuidado para obtener buenos resultados. 

Nota informativa. Para la realización e investigación para este artículo solamente se han utilizado fuentes de confianza.