Portada » ¿Existe el destino en el amor? ¡No Creas en la Casualidad!

¿Existe el destino en el amor? ¡No Creas en la Casualidad!

¿Existe el destino en el amor?

¿Existe el destino en el amor? Muchas veces, estando en casa nos hemos hecho esa pregunta. Por todas partes hay historias increíbles que nos hacen creer en la existencia de las almas gemelas.

Según los expertos, si es posible que estemos predestinados con nuestras posibles parejas que tienen una inclinación similar a la nuestra, basándose en rasgos de personalidad como la inteligencia o el humor. Pero eso no siempre garantiza que la relación vaya a ir viento en popa.

¿Es casualidad haber conocido ese chico? ¿Valió la pena? ¿No tuve que haberlo conocido? No es fácil pensar tanto. La pregunta que nunca falta, por supuesto la típica frase cliché “estábamos destinados a conocernos”.

Es normal esa frase o este tipo de preguntas a quienes les gusta pensar que su relación. Las relaciones en ocasiones apartando el hecho de ser casual, es todo por obra del destino. Muchas veces el conocer a alguien y estar enamorados nos lleva a pensar en este tipo de dimensiones mágicas 

Esto en muchas veces es cierto, nada pasa por casualidad todo tiene un propósito en esta vida. La realidad es que todo tiene un por qué, y el por qué tiene que ver con una construcción más analítica

Todos somos conscientes de esa unión especial con nuestra pareja, es cierto que todos tenemos un destino, de esa no hay duda. Pero nunca hay que olvidar que nosotros somos responsables de nuestras propias elecciones y decisiones. Es por esta razón que el destino lo marcamos de acuerdo a como elegimos 

Tú tanto si eres chico como chica, siempre tendrás el poder de decidir qué hacer con tu vida, a quien amar, con quien deseas compartir la vida y a quien dejar si no eres feliz. Debes hacer todo sin olvidar que lo que elegimos es lo que tenía que pasar, y tenía que ser así. Existen teorías que hablan sobre el destino del amor, te explicare.

¿Qué es el destino en el amor?

El destino en el amor puede ser tan imprevisible como inevitable. El giro del destino se produce cuando ocurre algo inesperado pero destinado, y esto puede ocurrir en la vida romántica o no tanto. El destino a menudo interviene en la búsqueda del amor. Los afortunados son los que confían en su instinto para encontrar a la pareja para la que estaban destinados desde el principio.

El amor que sientes por tu novio o novia es una fuerza más fuerte que cualquier otra, no importan las circunstancias que te rodean. Emana de lo más profundo de nuestro ser, surgiendo a través de la energía y las vidas pasadas que se deciden para estar juntos en esta tierra como una entidad, un cuerpo.

El hilo mágico del destino

Existe el destino en el amor

En muchas ocasiones debes haber escuchado de ese hilo mágico del destino, mucho más si te haces preguntas de tu destino respecto al amor. Pero, se puede referir a que es el propio destino quien echa las cartas del amor por ti. Tú eres quien decide cómo y cuándo poner en tu vida a esa persona. Creer en el hilo mágico del no es negativo, pero hay que ser prudentes.

No podemos pretender dejarle al destino algo tan valioso e importante como las relaciones afectivas. Se quita el efecto de que podemos nosotros mismos tener ese poder de decisión en tu vida. Se necesita equilibrio para la balanza y que todo fluya perfecto, es el destino quien te seduce, pero eres tu quien escoge y quien decide, déjalo 

Teoría de la sincronicidad

Es común que escuches esta teoría, pero tal vez aquí no existe la casualidad sino la sincronicidad. Esta teoría proviene del famoso psiquiatra y psicólogo Carl Gustav Jung.

Esta teoría habla de una conexión íntima y especial que sucede alrededor del personaje y el entorno. Se puede formar a menudo situaciones coincidentes atraídas por el sujeto mismo. Un ejemplo común es que estés pensando, en una palabra y al rato ves esa palabra en un lado.

Es un hecho que para él las coincidencias no existían, pero las personas debemos ser muy receptivas en el mundo. Esto es imprescindible para sentir todo que está relacionado con nosotros mismos.

Este enfoque fue aplicado años después para relacionarse con algunas de la física cuántica. Todo esto nos llevó a la conclusión de que las personas no se conocen en un acto casual. Es entonces el entorno a nuestro alrededor que se predispone para que estas situaciones sucedan. 

Teoría del hilo rojo del destino 

Esta teoría del hilo rojo, es bastante conocida y resulta muy interesante, esta viene desde Asia oriental. Consiste en la creencia de que las personas al nacer ya están predeterminadas con la que sería tu pareja. Además tiene la fantasía de que se establece por un hilo rojo invisible.

Esta creencia está relacionada y se identifica con la idea de que existe una vena que va desde nuestro meñique hasta el corazón. Esta vena va atada también a un hilo rojo con esa persona que será tu pareja.

La creencia dice que es un vínculo que siempre existirá, no importa cuánto tiempo pasara hasta que se encuentren esas dos personas. Siempre permanecerá ahí el hijo hasta dicho momento de la vida, sea pronto o tarde. Cuando dicho momento llegue nunca podrán separarse, el vínculo será más fuerte y estará tensado y si se alejan sentirán un dolor insoportable.

Todos somos dueños de nuestro propio destino

Todas las teorías te ponen a dudar ya que tiene un poco de encanto que te envuelve y te hace creer en ellas. Las teorías te hacen creer que el destino es algo mágico y especial, pero sin olvidar algunas cosas. Creer en el destino de modo aferrado hace que pierdas un poco el control de tu vida.

Eso es un riesgo, nunca pierdas tu punto de vista de tu vida y tus relaciones o parejas, no culpes a factores externos por tus problemas del presente. Pero sobre todo no dejes en manos del destino situaciones que dependen de ti o tengan que ver contigo.

Si quieres tener y mantener una relación estable madura y feliz, debes ser responsable de tus propias acciones, debe existir una base de equilibrio. Recuerda que tú fuiste quien eligió a esa pareja que formara parte de tu vida y quien decide cuándo ser feliz.  

En el momento que ya no seas feliz toma acciones respecto a eso y decide que elegirás. Nunca debes dar por vencido o rendirte y dejarlo en manos de algo invisible, las elecciones que debes tú mismo tomar.

Es bueno creer en estas ideas desde un punto de vista cultural, y también curioso, pero el amor y las relaciones interpersonales son un aspecto muy importante. Tan importantes como para no permitirte perder el control sobre lo que te ocurre y lo que sientas.

Es inevitable, siempre habrá encuentros casuales y sucederán cosas que se te escaparan de tus manos. Principalmente porque la vida tiene muchos trucos, pero recuerda que tú eres el dueño y quien decide. Tú tienes el poder de elección y elige lo que de verdad haga feliz tu corazón. 

Para muchas personas el enamorarse conlleva un proceso de detalles, química y sobre tener cosas en común con tu pareja además de compartir experiencias. Algunas ocasiones esta conexión con esa persona llega a tener tanta química que piensas que definitivamente estaban destinadas e estar juntas.

Cuando se cree que dos personas estén destinadas a estar juntas no quiere decir que todo terminara bien. No puedes comparar las relaciones, porque todas son diferentes, algunos prefieren ir poco a poco y otros avanzan muy rápido. 

Simples señales que te ayudan a saber si esa persona es la correcta

Señales para saber si es amor realmente

Esa persona te ayuda a crecer

Si es la correcta, te ayuda a crecer, este punto es muy valioso e importante. Tu relación no tiene que ser perfecta, no existen las relaciones perfectas, debes tener eso muy claro. Lo perfecto e ideal es que puedan superar cualquier problema grande o pequeño y esto hace que cada uno aprenda. Todo esto es lo que fortalece la confianza y crecer para mejorar y perdonar. 

Es fácil notar la química tan grande entre los dos 

Una clara señal de que tu relación va por buen camino y en buen estado y sentir esa sensación de comodidad que proyectan juntos para ambos. Esto no solo lo sientes también es percibida por las otras personas, es decir los ven juntos y la gente siente eso.

No hay engaños, eres tú mismo con tu pareja

Esto es muy importante, que no finjas ser alguien más con esa persona, si ambos podéis ser vosotros mismos cuando están juntos es lo ideal. Es difícil ser autentico cuando recién has conocido a esa persona, pero no es imposible. El punto esta cuando no te importa que te vea vulnerable y puedes expresarle tus emociones más profundas. Cuando puedes expresarte sin que te sientas juzgada o rechazada, es buen indicativo que es la persona correcta.

Cuando es esa persona sientes mucha conexión 

Si crees de verdad en el destino, algunas veces te pasara que cuando conoces a alguien sientes esa conexión que no habías tenido ni sentido con nadie más. Es algo que no se puede explicar, pero sabes que es, casi como si la conocieras o quisieras saber todo de esa persona. Ese puede ser tu instinto interno que te hace saber que es la correcta.

Cuando veo su foto se me escapa un suspiro

Cuando ves la foto de tu enamorado, es capaz de hacer que el aire salga de tus pulmones y te lo devuelva. Tu corazón se acelera por lo rápido que te hace sentir su existencia.

Necesitas más oxígeno para «expandirte a través de tu cerebro», así que nuestro cuerpo como seres humanos es capaz de responder formando automáticamente un suspiro.

Este suspiro al mirar sus fotos no se puede controlar conscientemente ni es posible darse cuenta de lo que estamos haciendo.

Intentas seguirle en las redes sociales, no importa si está en tu ciudad o en Estados Unidos, será siempre interesante para ti.

Sus palabras son música para tus oídos

Cada vez que le oyes hablar, es como si el mundo dejara de girar. Sus palabras son tan relajantes y tranquilizadoras para tus oídos que se sienten más cómodas que una nana en los cuentos para dormir. Das importancia a todas sus palabras y sientes pasión y notas un misterio en casi cada cosa que dice.

Eres capaz de luchar hasta el fin por la relación 

Es fácil decir que se acabó, es fácil retirarse y no continuar más, lo difícil es quedarse y hacer que funcione para estar juntos. Aquí no importa si a tu mamá no le gusta, la química la conexión o destino una relación.

La relación debe estar basada en esfuerzo compromiso, quiere decir que prospere tanto las personas como la relación. Esto depende de los dos, no de uno solo, que juntos fortalezcan lo que tienen y luchar contra cualquier adversidad y obstáculo. 

Hablar del destino puede ser común hoy en día, pero realmente no sabemos muy bien lo que significa o lo que quiere decir. Lo decimos tan natural esta palabra acerca de los momentos y sucesos de nuestras vidas que se han logrado y otros que no se han logrado. 

Cuando decimos “no estaba en tu destino” y lo involucramos. Estamos afirmando internamente que existe un mapa con un punto de llegada y una meta en específico que llegara a nosotros elijamos el camino que tomemos.

¿Es bueno creer en el destino?

Poder explicar lo que es, es complicado y no cualquiera lo entenderá, debemos aclarar que todas las personas creemos en algo y nos aferramos a eso. Hacen que veamos y aceptemos lo que es el destino de una manera, por lo que se necesita mente abierta. 

Es fácil tenerlo cuando a todos nos ha pasado alguna vez en un momento de nuestras vidas. Todos hemos pasado por una decisión o el estar en un lugar específico, incluso estar en el momento específico nos lleva a una serie de acontecimientos que no se puede explicar o asegurar. Esto quiere decir que eso habría pasado de haberlo hecho de una manera u otra.

Algunos dicen que eso es casualidad, pero en otro caso cuando tomas todos los posibles caminos por evitar algo, siempre terminaremos de frente a eso. Muchas personas definen el destino como una fuerza desconocida, meta o punto de llegada. 

El destino es una fuerza que desconocemos obvio mucho más grande de lo que imaginamos. El destino es aquel que actúa sobre la vida de las personas en el mundo y nos lleva por eventos que son inevitables. 

Esto depende de tus creencias, como se dijo anteriormente desde algunas religiones el destino es llamado un plan de dios para tu vida. Esto es para explicarte que aun sin conocer a ciencia cierta lo que es esa fuerza desconocida que se llama destino, está presente siempre en todo momento. La realidad es que de una manera u otra en las creencias siempre hablaran del destino que guía nuestra vida. 

Hay que hablar del destino, casualidad o causalidad:

La casualidad en el amor es un suceso casual en el que se coinciden dos situaciones o momentos imprevistos. Esta se da debido a una fuerza externa que no conocemos y que es la casualidad. 

Es bastante similar a la del destino, pero la casualidad no es más que otro pensamiento y otro tipo de creencia. Al final buscan lo mismo, que quienes creen en el destino, tengan una respuesta lógica a sucesos inesperados.

Una diferencia entre estos dos: Cuando se dice destino es porque es nuestra historia y los sucesos están escritos que no conocemos desde el primer momento. Mientras que a la casualidad se le dice sucesos inesperados que son al azar. 

 Si se le agrega a esto de los acontecimientos inesperados de nuestra vida un integrante más que sería la causalidad. Esta no es más que otro tipo de pensamiento en el que todos los sucesos pasan por causa y efecto.

Quiere decir que con cada situación de nuestras vidas es por decisiones y acciones antes previas que tomamos. La causalidad nos hace completamente responsables de todo lo que nos sucede y nos pasa.

Conclusión

En resumen el destino en el amor puede existir desde el punto de vista de cada persona y depende de qué tipo de creencias tenga cada persona.

Podemos decir que una persona es la indicada para nosotros cuando sentimos un montón de cosas por el, cuando nos hace crecer, cuando nos hace creer en el amor, cuando nos hace ser nosotras mismas, sin vergüenza, sin ningún tipo de mascara o ningún pero. Sabemos que es el destino cuando de verdad nos sentimos únicas amando a esa persona.