Evita el embotamiento de la piel