Portada » Orejas rojas e inflamadas, todas las causas y sus remedios

Orejas rojas e inflamadas, todas las causas y sus remedios

Orejas rojas e inflamadas, todas las causas y sus remedios

¿Por qué tengo las orejas rojas e inflamadas? Ciertamente nuestras orejas se ponen muy rojas cuando tenemos una reacción por causa de sentimientos de vergüenza, enojo e ira. También puede deberse a otras razones más serias. Aquí te voy a dar la respuesta a todas tus dudas:

Las orejas hinchadas y rojas se producen comúnmente por emociones fuertes como vergüenza, ira o enojo. También por causas más serias como: hipertensión, alergias a ciertos alimentos y tratamientos, exposición a situaciones estresantes, golpes y perforaciones en la orejas, enfermedades como la pericondritis o síndrome de oreja roja. (Fuentes confiables 1*2*3*)

La causa más común del enrojecimiento de la oreja es una subida del calor corporal debido al rubor. Una de las causas más comunes de este rubor es una respuesta emocional que provoca la dilatación de los vasos sanguíneos causada por una señal del sistema nervioso.

Dicho esto, ahora te explicaré mejor cuales son las causas que te producen la rojez e inflamación de la oreja tanto en adultos como en niños. También los síntomas, tratamientos y remedios para mejorarla. 

¿Qué es la oreja?

 La oreja es la estructura externa del oído que está formada por piel y cartílagos. La función de la oreja es percibir los sonidos a través de vibraciones, para luego conducirlos a la parte interna del sistema auditivo.

La oreja se compone de canal del hélix, fosa del hélix, antehélix, concha, trago, antitrago, lóbulo.

Orejas rojas e inflamadas, causas

Fotografía de una oreja roja e inflamada

 El motivo por el cual las orejas se ponen rojas e hinchadas tienen una explicación física. Los vasos sanguíneos se dilatan ocasionando así el aumento del flujo de sangre en la zonal debido a que aumenta temporalmente la temperatura. Mientras está vasodilatación se mantiene las orejas estarán de color rojo e hinchadas. También suelen presentarse junto a esta reacción las mejillas calientes y rojas.

Algunos de los motivos de porqué las orejas se ponen rojas o hinchadas son los siguientes;

Infección al oído

 Cuando entra una bacteria o virus a la parte interna del oído, además de verse afectado también aparecen síntomas como enrojecimiento en el oído externo. Es común cuando se presenta este infeccion en el oído que surgan estos síntomas: dolores de cabeza, disminución de la capacidad auditiva, problemas de equilibrio, fiebre y poco apetito.

Alergias y afecciones inflamatorias

 Problemas como los eccemas o la psoriasis pueden causar las orejas rojas así como también las reacciones alérgicas. Por lo tanto, en estos casos se deben tratar con tratamientos específicos siempre y cuando se mantenga una supervisión médica. (4*)

Golpe en el oído externo

Cuando la oreja sufre un trauma, este puede causar ardor e hinchazón. Traumas como un rasguño, corte accidental, picadura de insecto o una perforación en la oreja, pueden causar que la oreja se torne hinchada y roja. Siempre es importante consultar al médico si la herida causada no se cura, o aparece sangrado en exceso o pus.

Emociones fuertes

Cuando te encuentras con emociones de alta intensidad te sonrojas y la oreja te comienza a arder. Este tipo de enrojecimiento se debe porque los vasos sanguíneos de la cara y del cuello se dilatan al sentir emociones fuertes. Lo más susceptible a enrojecerse son las orejas ya que la piel que cubre la aurícula es muy delgada, cuando la emoción cesa el ardor desaparece.

Cambios hormonales

 La menopausia, el embarazo, problemas de tiroides o glándula suprema madre, son cambios hormonales que causan los enrojecimientos. (5*)

Poca protección solar

Al exponernos al sol así siempre se nos suele olvidar colocar protector solar en algunas partes del cuerpo como: los labios, las manos, los pies y las orejas. No obstante, estas quemaduras solares producen enrojecimiento y descamación de la piel de las orejas. Para eliminar el enrojecimiento se recomienda que utilices crema protectora y bajes el tiempo de exposición solar.

Tratamientos médicos

La ingesta de medicamentos para la diabetes, la circulación sanguínea, el cáncer, la angina de pecho, pueden causar efectos secundarios en tu organismo, entre ellos las orejas rojas.

Eccema seborreico

El eccema conocido también como dermatitis, es una enfermedad que causa enrojecimiento en algunas partes del cuerpo como en las orejas. También produce escamas en el cuero cabelludo, esta dermatitis produce picazón y un color rojo en las orejas. (6*)

El estrés y la ansiedad

 Estos factores hacen que la cara se ponga roja, más que todo cuando sufres de ansiedad.

Alergia a los alimentos

Algunos tipos de productos alimenticios y bebidas pueden causar una reacción alérgica como las comidas muy condimentadas, picantes o cafeína.

Consumo de alcohol

Consumir licor es también uno de los factores que ponen las orejas rojas debido a que este es un vasodilatador. Esta vasodilatación sucede cuando el alcohol entra al cuerpo se transforma en acetaldehído, para luego convertirse en acetato y ser expulsado por el cuerpo.

Cuando esto sucede, el hígado reacciona de una manera brusca, haciendo que los vasos sanguíneos se dilaten y produzca hinchazón y color rojo en las orejas.

Problemas de tensión

 Cuando se presenta enrojecimiento de orejas, dolor de cabeza, calor en la cara es porque estas sufriendo de hipertensión. Se recomienda estar pendiente con las cifras tensionales.

Síndrome de orejas rojas (SOR)

El síndrome de orejas rojas tiene que ver con episodios de enrojecimiento de la piel de la oreja. Este enrojecimiento es causado por el aumento de la sangre que se encuentran en los capilares, junto con dolor y sensación de quemazón. (7*)

Las consecuencias del SOR son el enrojecimiento y dolor ardiente que tiende a afectar solamente uno de los pabellones auditivos, en especial al lóbulo. Estos episodios pueden durar estos entre 2 minutos y 4 horas, aunque lo usual es que dure de 30 minutos a 1 hora. A pesar de que se suele sufrir un episodio al día, hay casos en donde se han llegado a dar 20 episodios diarios.

El síndrome de orejas rojas se puede clasificar en primarios y secundarios:

  • Primario: Ocurre en jóvenes, tiende a ser combinado o aislado de una migraña.
  • Secundario: Surge en adultos y se asocia frecuentemente con enfermedades cervicales, de la articulación temporomandibular o neuralgias craneales y cervicales.

El rango de personas que presentan este síndrome se encuentra en edades comprendidas entre 4 y 92 años, siendo el síndrome de orejas rojas más común en las mujeres.

Causas y tratamiento del síndrome de la oreja roja

Los episodios son casi espontáneos y no se producen por una causa determinada. En otras ocasiones los episodios son inducidos por factores como:

  • Frío.
  • Calor.
  • Movimiento del cuello.
  • Tocarse las orejas.
  • Masticar chicle.
  • Realizar algún deporte.
  • Cepillarse el pelo.
  • Bruxismo.
  • Alimentos.
  • Estrés.

 El tratamiento de este síndrome no está muy definido debido a los pocos casos que se han presentado y por no saber bien que lo produce. Si tienes estos síntomas acude a tu otorrinolaringólogo. Para eliminar esa sensación de quemazón en las orejas enfría la zona levemente para calmar el dolor.

Alergia a algunos alimentos

Hay alimentos y bebidas que causan una reacción alérgica leve que producen las orejas rojas e hinchadas. Por tal motivo, evita los siguientes alimentos

  • Azúcares y grasas saturadas.
  • Bebidas estimulantes como las bebidas alcohólicas, el té o café.
  • Comidas muy procesadas.
  • Picante o muy especiadas que contengan clavo, pimienta, curry o comino.
  • Embutidos.
  • Alimentos encurtidos.
  • Quesos curados.

Pericondritis

La pericondritis es una infección del tejido que rodea al cartílago capaz de frenar la circulación sanguínea del oído conocido como el pabellón auricular. Esta infección tiende a desarrollarse por quemaduras, heridas, picaduras de insectos, perforaciones de la oreja (piercing) a través del cartílago, cirugías del oído o forúnculo.

También tiende a desarrollarse en personas que tengan un trastorno antiinflamatorio como la granulomatosis con poliangitis, donde se encuentra debilitado el sistema inmunitario o aquellas personas que tienen diabetes. La pericondritis puede ser destructiva, recurrente y duradera. (8*)

Síntomas de la pericondritis: 

  • Dolor, enrojecimiento e inflamación de la oreja. 
  • Fiebre. 
  • Acumulación de pus en el cartílago y la capa del tejido conjuntivo que lo rodea (pericondrio).
  • En ocasiones puede interrumpir el aporte de sangre al cartílago, lo que provoca su destrucción y deformación de la oreja.

Tratamientos:

  • Analgésicos. 
  • Antibióticos y corticosteroides. El antibiótico se administra bien sea de forma oral o directamente en el torrente sanguíneo, por medio de una vía intravenosa.
  • Compresas tibias, incisión y drenaje de los abscesos. 
  • Extracción de objetos extraños especialmente cuando hubo una perforación el oído, a través del cartílago de la oreja.

Si hay una acumulación de pus el médico realizará una incisión para drenar y permitir que la sangre llegue nuevamente al cartílago, se deja un pequeño drenaje en un tiempo de 24 y 72 horas, después los antibióticos se administran por vía oral, las compresas frías pueden ayudar. 

Los médicos pueden hacer una saturación del pericondrio del cartílago para cerciorarse de que se cure correctamente y evitar así una deformación en la oreja.

¿Cómo quitar las orejas hinchadas y rojas?

Tratamientos para quitar las orejas rojas e hinchadas

Controla los cambios bruscos de temperatura

Las orejas se ponen rojas cuando hay una vasodilatación, para evitarlo procura no someterte a cambios bruscos de temperaturas frías, calientes o baños de vapor.

Examina tu presión arterial

Cuando se eleva la presión arterial puede causar enrojecimiento en las orejas, para evitarlo controla tu tensión arterial de la siguiente manera:

Reduce el consumo de sal

Disminuye el consumo de sal, procurando ingerir menos de 2,3 gramos al día. También debes consumir por lo menos 2 litros de agua al día.

Aléjate del estrés

El estrés es una de las causas que te pueden causar enrojecimiento en las orejas. Para aliviarlo libera endorfina a través de la práctica de cualquier actividad física, el ejercicio mejora tu estado de ánimo y cambia cualquier ira, enojo o disgusto.

También realiza posturas y ejercicios de yoga. A través de estas disciplinas mentales y físicas el cuerpo y la mente se mantienen en una tranquilidad, reduciendo los niveles de ansiedad y estrés.

Ten cuidado con las bebidas calientes

No ingieras alimentos o bebidas que estén muy calientes, ya que al consumirlas eleva la temperatura del cuerpo a todos los niveles y contribuyes a la vasodilatación del pabellón auricular.

Vigila tu peso

Controla tu peso corporal y mantén el peso adecuado. Si en tu caso necesitas bajar de peso encuentra un programa para bajarlo o asesoría de un especialista.

Disminuye el consumo de alcohol, para las mujeres se recomienda máximo tomar una copa. Si fumas procura dejar o limitar el consumo de cigarros y el tabaco.

Duerme bien

Trata de mantener un correcto descanso, por lo menos duerme 8 horas diarias ininterrumpida por las noches.

Alimentos que evitan las orejas hinchadas y rojas

  • Pescados ricos en Omega como el salmón, la sardina y el atún.
  • Verduras y hortalizas como el apio, la judías verdes, espárragos.
  • Cereales integrales y nueces.
  • Carnes blancas como el pollo, el pavo o cordero.
  • Para condimentar tus preparaciones hazlo con especias suaves como: el cilantro, hinojo, cúrcuma, azafrán, cardamomo.
  • Consume frutas como: el melón, la pera, las uvas, la manzana, frutos rojos, mango, evitando aquellas frutas que sean cítricas.

Remedios caseros para quitar las orejas rojas e inflamadas.

Manzanilla

La manzanilla contiene muchas propiedades antiinflamatorias y calmantes que alivian la inflamación de la piel. También te ayudará a que desaparezca el enrojecimiento en ellas. Puedes aplicarla tópicamente o tomarla.

 Para preparar el remedio de manzanilla utiliza varias bolsitas de manzanilla y ponlas a remojar en agua hirviendo, aproximadamente durante 10 minutos. Luego deja que se enfríe este líquido, empapa un disco de algodón y haz presión sobre la oreja durante unos minutos. Tepite este proceso 2 veces al día.

Crema de avena, miel y leche

 La avena es ideal para eliminar el enrojecimiento de la piel, debido a su efecto hidratante es muy beneficiosa para calmar y desinflamar. Para preparar esta crema necesitas los siguientes ingredientes:

  • 1/2 vaso de leche fría.
  • 1 cucharada de avena en polvo.
  • Una cucharadita de miel.

 Preparación:

 En un recipiente vierte todos los ingredientes y mezclamos bien hasta que logres conseguir una pasta homogénea. Luego aplícala sobre las orejas dejando que actúe durante 15 minutos y después enjuaga con agua tibia o fría.

Pepino

El pepino es un alimento muy efectivo para combatir enrojecimientos e inflamación de la piel. Para realizar este remedio corta un pepino en rodajas que esté bien frío o congelado y lleva a licuar hasta que se forme una mezcla homogénea. Luego aplicas esta crema directamente sobre las orejas, deja que actúe durante 20 minutos y retirar con agua tibia o fría.

Agua de rosas

 El agua de rosa contiene propiedades calmantes, antiinflamatorias y tonificantes. Al aplicarla sobre tus orejas sentirás un alivio que te ayudará a eliminar las rojeces de la oreja. Para usarla coloca unas gotas de agua de rosas sobre un disco de algodón y aplica sobre las zonas más afectadas de la oreja. Deja que la piel absorba el agua de rosas.

El hielo

El hielo es excelente para disminuir la inflamación y el dolor. Coloca compresas de hielo o pon hielo triturado una bolsa de plástico, cúbrela con una toalla y aplica directamente en las orejas de 15 a 20 minutos cada hora.

Conclusión

 Para minimizar las molestias que causan las orejas rojas e hinchadas te recomendamos que controles tu presión arterial, alejarte del estrés, mantén un correcto descanso y cuidar mucho tu alimentación. Procura siempre estar segura de cuales son las verdaderas causas que te producen este problema y si persisten acude a un especialista.

Síguenos en Instagram