Seleccionar página

¿Pescado?. En la antigüedad llevábamos una dieta que incluía caza, frutos salvajes y pescado. Todos esos alimentos contenían dosis adecuadas de aceite Omega-3.

En la actualidad, el pescado es la única fuente disponible a gran escala de alimentos “salvajes”. La razón de los grandes valores del Omega-3 se basa en que afecta a funciones como la coagulación de la sangre y las inflamaciones y provoca una serie de procesos que van desde las respuestas inmunológicas al desarrollo del binomio ojo/cerebro.

A pesar de que hoy creamos mayoritariamente que el colesterol es el culpable de las enfermedades cardíacas, los investigadores empiezan a creer que sólo es un factor secundario.

Ya conocemos otros factores que contribuyen a esos problemas: Falta de ejercicio, obesidad, exceso de grasa en la dieta, hipertensión, tabaco, alcohol y drogas.

El pescado es un superalimento

Por ejemplo, la presión arterial elevada unida al colesterol puede dañar las paredes arteriales.

Para tratar de repararla, el material celular y el colesterol unen sus fuerzas para cerrar el interior de la arteria.

Esta sustancia combinada, llamada placa, estrecha el pasaje y disminuye el flujo sanguíneo, lo que produce enfermedad cardíaca.

Las áreas dañadas también estimulan los coágulos sanguíneos, abriendo el camino para el infarto o ataque cardíaco.

BENEFICIOS DEL PESCADO

  • Es un anticoagulante natural.
  • Ayuda a bajar los niveles de colesterol.
  • Ayuda a prevenir el cancer.
  • Es muy alto en ácidos Omega-3.
  • Nos ayuda a adelgazar.
  • Es un protector cardíaco.
  • Ayuda a bajar los triglicéridos.
  • Es muy bajo en calorías.
  • Ayuda a fortalecer los huesos por su alto contenido en calcio.
  • Es un alimento alto en proteínas.
  • Es de muy fácil digestión, por eso se recomienda en las dietas de los enfermos.
  • Tiene un alto contenido en vitaminas y minerales.

VALOR NUTRICIONAL DE LOS PESCADOS MÁS COMUNES

Valor nutricional de los pescados más comunes

Como podrás observar no hemos incluido los hidratos de carbono porque las cantidades que contienen los pescados son residuales.

Si quieres más información de los mejores alimentos lee nuestro artículo “Los mejores 22 alimentos para tu salud según la ciencia”.

EL PESCADO Y LAS ENFERMEDADES CARDÍACAS

Los ácidos Omega-3 inhiben los coágulos sanguíneos y, de hecho, amplias el diámetro de las arterias, incrementando el flujo de la sangre.

Hace dos décadas se reveló que muy pocos esquimales morían de ataque cardíaco a pesar de sus dietas con gran contenido en colesterol y grasa.

Sin embargo, la mitad de las muertes de los occidentales en aquella época se debían a fallos cardiovasculares.

Los estudios actuales apoyan la idea de que el pescado protege el corazón. Los pescadores japoneses padecen menos del corazón que los granjeros japoneses, que comen menos pescado.

Un estudio holandés ha demostrado que las personas que toman pescado un par de veces por semana tienen una tasa de fallecimientos cardiacos inferior a la mitad de los que no lo toman.

Un estudio reciente ha obtenido resultados extraordinarios. Un grupo de personas con niveles elevados de triglicéridos siguió tres dietas diferentes: Una con mucho pescado y aceite de pescado. Otra sin pescado pero con bajísimo contenido en grasa y colesterol. La tercera, con aceites vegetales, y conteniendo un 30 por 100 de grasa y 325 miligramos diarios de colesterol.

El pescado es un gran alimento para cuidar tu corazón

El resultado fue que la dieta con gran contenido en pescado y aceite de pescado produjo la mayor bajada del colesterol y los triglicéridos, a pesar de su gran contenido en grasa y colesterol.

Cada persona del estudio presentó una disminución del colesterol y los triglicéridos. La mitad de ellos -con problemas referidos a los líquidos- presentaron una bajada del 45 por 100 de su colesterol total y del 79 por 100 en los triglicéridos.

Sin embargo, una dieta normal de dos o tres tomas semanales de pescado, produce resultados satisfactorios sin riesgo de sobredosis.

Los aceites de pescado hacen menos densa la sangre, lo que disminuye el dolor y las molestias inherentes a un ataque cardíaco mediante el incremento del flujo sanguíneo hacia el corazón, proporcionando el imprescindible oxígeno.

La prevención de las enfermedades cardíacas no es el único papel del aceite de pescado. El Omega-3 también afecta  a la inmunidad y  la  inflamación. Unido a la medicación habitual, alivia los síntomas de la artritis da forma muy significativa

¿DEBO INCLUIR PESCADO EN MI DIETA?

Incluye pescado en tu dieta

Con la introducción de la agricultura, hace unos 10.000 años, nuestras dietas empezaron a tener como base las semillas y los granos, que son muy ricos en aceites como el Omega-3. Po día ser un cambio positivo pero, ¿lo era en realidad? Los científicos creen que los alimentos naturales no procesados, como los que contienen Omega-3 y Omega-6, producen un beneficio nutritivo. Pero con la introducción de la agricultura y la tecnología ultima, hemos sido capaces de extraer el aceite de se millas y granos. Las personas se van alejando de las grasas animales y vuelven a los aceites vegetales no saturados, destruyendo el equilibrio natural entre los dos tipos de ácidos grasos. Se ha demostrado que los tejidos que rodean las articulaciones afligidas con reumatismo artrítico contienen grandes cantidades de una sustancia derivada del Omega-6 y que suele encontrarse en los aceites vegetales.

Algunos estudios sugieren que el Omega-3 puede ser útil para controlar ciertos problemas crónicos de la piel como el eczema y la psoriasis. Su uso para esta última enfermedad es muy prometedor. El dermatólogo Vincent Zboh, descubrió que al tratar a los pacientes de psoriasis con grandes cantidades de dietas bajas en grasa y en Omega-6. se reducían los padecimientos.

Si quieres más información de dietas y alimentos visita nuestra sección de nutrición.

EL PESCADO Y EL CANCER

El pescado ayuda a prevenir el cáncer

El pescado parece ser excelente para prevenir ra prevenir ciertos tipos de cáncer. Los animales que seguían una dieta rica en Omega-3 sufrían menos tumores que los que tomaban mucho Omega-6. El aceite de pescado demostró poseer un posible beneficio para combatir cánceres de colon y próstata.

Parece ser que el aceite de pescado incrementa la respuesta de las células T, componente clave de la inmunidad, mientras que el aceite de maíz no lo hace. Aparentemente, los ácidos grasos Omega-6 producen una sustancia que puede suprimir la capacidad del sistema inmunológico para destruir las células tumorales. Desgraciadamente, los  estudios  sólo  han  utilizado animales  de  laboratorio,  no personas.

La hipótesis de protección contra el cáncer dimana del hecho de que los japoneses y los esquimales tienen unas tasas muy bajas de cáncer de pecho, y ambos toman mucho pescado.

Por ello, la Investigación llega a sugerir que puede que nuestros cuerpos precisen del Omega-3 para funcionar adecuadamente.

Un tipo de Omega-3, DHA, aparece en grandes concentraciones en el cerebro y la retina del ojo durante el estadio fetal y en el período tras el nacimiento.

También está contenido en el semen. Aparentemente, las señales electroquímicas pasan a través de las membranas celulares más deprisa, permitiéndonos quizás pensar y ver mejor. La investigación ha demostrado que los monos “resus” alimentados con dietas bajas en Omega-3 producían crias con vista deficiente. Una deficiencia de Omega-3 en las ratas de laboratorio trastorna su capacidad de aprender y recordar. La investigación también ha demostrado que los niños prematuros que no reciben pecho se crían mejor física y mentalmente cuando se añade Omega-3 a sus dietas. Los ácidos grasos altamente polinsaturados, Omega-3, se encuentran en la leche humana. Todo lo que aparece en la leche humana tiene un propósito. Los expertos aconsejan que las lactantes o las embarazadas tomen pescado varias veces por semana.

¿QUE VARIEDAD DE PESCADO DEBO COMER?

Variedad de pescados

Lo mejor es tomar una variedad de pescados, de agua salada y agua dulce. Las truchas son excelentes, pero el pescado de agua salada contiene más Omega-3. Sus mejores fuentes son los pescados grasos como el salmón y las sardinas.

Si sólo disponéis de una lata de atún para comer, no os desesperéis. Los investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts dicen que el pescado enlatado retiene casi todo su Omega-3. Las sardinas en lata también son excelentes y además contienen mucho calcio.

El año pasado, los americanos consumieron seis kilos de pescado, uno y cuarto más que hace siete anos.

 El pescado es una de las proteínas más magras que podemos consumir. Incluso los más grasientos lo son menos que las llamadas carnes magras. Lo que lo suele hacer inaceptable es la forma de preparación. 

Hay que evitar los pescados muy fritos junto con las salsas y cremas. El jugo de limón es lo mejor. Antiguamente, se comía pescado porque era barato — o sólo los viernes, por razones religiosas-. Los mariscos carecían de importancia e incluso se les desestimaba.

LOS SUPLEMENTOS DE ACEITE DE PESCADO

¿Son útiles les suplementos de aceite de pescado? ¿Son sanos? Merece la pena gastarse el dinero en ellos? La asociación Cardiaca Americana no los recomienda actualmente porque no está convencida de que sean útiles a la larga. Todavía no se  conocen las posibles dosis que puedan ayudar favorablemente, de hecho, no todos los científicos están convencidos de que el Omega-3 actúe como protector cardiaco. Podría ser un componente distinto o una combinación de componentes la que funcione. Los aceites de pescado en forma de suplementos pueden licuar tanto la sangre que lleguen a producirse hemorragias en caso de lesiones o cuando se combinan con otros fármacos como la aspirina.

Los suplementos de aceite de pescado pueden ayudar a ciertas personas que no consumen pescado. Los expertos médicos aseguran que un exceso de ese suplemento puede producirnos una deficiencia en vitamina E, el controvertido antioxidante. De hecho, las sobredosis de aceite de hígado de bacalao pueden sobrecargarnos de vitaminas A y D lo que supone ya una toxicidad.

El aceite de pescado es grasa. La mayor parte de las cápsulas contienen un gramo, equivalente a 9 calorías. Si tomamos de 3 a 6 diarias conseguiremos un exceso de 54 calorías diarias y 2 kilos de grasa en un año.

Toma pescado de diversas fuentes, pero no del que se pesca en zonas fuertemente contaminadas. Ahora el pescado es caro y hay que buscar especies asequibles al bolsillo.

Precisamente, las especies menos populares son mucho más baratas y contienen las mismas proteínas y, a veces, menos grasa. Su tipo de grasa es, fundamentalmente, polinsaturada.

La cantidad de grasa de un pescado debe determinar su forma de preparación. Los más grasos, como el salmón, pez espada, trucha o atún, son mejores cocidos o a la plancha. Los magros mejor al vapor o escalfados.

si comes pescado vivirás más y mejor

Si reemplazas un filete de cuarto de kilo con un pescado de idéntica equivalencia de Omega-3 te habrás ahorrado calorías. A lo largo de un año y comiendo pescado un par de veces por semana, bajarás tres kilos o necesitarás hacer menos ejercicio. Y además tu salud conseguirá muchos beneficios.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

[pt_view id=”dbe92aatng”]

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

¡Únase a nuestra lista de correo para recibir más libros!

You have Successfully Subscribed!