Portada » Plaquetas Bajas ¿Cuándo preocuparse?

Plaquetas Bajas ¿Cuándo preocuparse?

Plaquetas bajas ¿Cuándo preocuparse?

¿Cuándo debo preocuparme por mi nivel de plaquetas? En algún examen médico te han salido las plaquetas bajas y no conoces el porque de este problema. En este post te daremos a conocer el motivo de su baja, cuales son los síntomas tratamientos, los niveles de plaquetas adecuados, entre otros. Aquí te explico todo:

El nivel bajo de plaquetas, o trombocitopenia, es motivo de preocupación cuando su número es inferior a 50.000 por mm3. Este número se conocerá a través de un análisis de sangre. Se debe estar alerta a esta cifra al aumentar el riesgo de sufrir una hemorragia interna por un traumatismo menor.

¡No dejes de leer este interesante tema que abordará todas tus dudas!.

Plaquetopenia [Plaquetas bajas]: qué son, síntomas y cuándo preocuparse

Las plaquetas o trombocitos son células sanguíneas que se forman en la médula ósea cuya función es la coagulación de la sangre, es muy pequeña y ovalada de aproximadamente unos 0.5× 3 0 ųm.

Normalmente, cuando se te rompe un vaso sanguíneo comienzas a sangrar, de una vez las plaquetas se concentran en el área afectada y te ayudan a sellar esta rotura para detener el sangrado. Una persona con cáncer puede tener niveles muy bajos de plaquetas.

La vida estimada de una plaqueta es de 10 días, entonces la médula ósea va creando nuevas plaquetas para cubrir las necesidades de hemostasia del organismo.

Síntomas:

El control de los síntomas es fundamental para la atención y tratamiento de las personas con cáncer. Un conteo bajo de plaquetas se puede dar por:

  • Predisposición a la formación espontánea de hematomas.
  • Sangrado nasal .
  • Aparición de petequias en la piel (hematomas diminutos)
  • Cansancio.
  • Menstruación muy abundante y por largo tiempo.
  • Hemorragia prolongadas en heridas pequeñas.
  • Aumento del tamaño del bazo en la cavidad abdominal.
  • Coloración amarilla de la piel (ictericia).
  • Movimientos intestinales con sangre o de color negro.
  • Orina de color rojiza.
  • Dolor en las articulaciones o músculos.
  • Mayor debilidad,
  • Vómitos con sangre.
  • Dificultad  para controlar el sangrado en las heridas.

En cualquier persona con un conteo de plaquetas bajas pueden ocurrir estos síntomas , pero son mas susceptibles en aquellas que padecen de un número de plaquetas muy bajas por debajo de 50.000 células/ mm3 o cuando se relacionan con otras enfermedades como el dengue o cirrosis hepática, donde el proceso de coagulación se encuentra afectado.

Un recuento de plaquetas por debajo de 50000 mm3 es motivo de preocupación , esto puede ser peligroso porque eleva el riesgo de sufrir una hemorragia tras un traumatismo leve, además es signo de alarma cuando se encuentran entre 10000 y 20000 mm3, puede haber una hemorragia espontánea.

El valor normal de las plaquetas se encuentra entre 150,000 y 450,000 plaquetas por microlitro de sangre. No obstante, hay condiciones que influyen en el proceso de producción de las plaquetas habiendo un aumento o reducción de su concentración en la sangre conocido como trombocitopenia.

Por qué bajan las plaquetas, consecuencias y cómo evitarlo.

Plaquetas

El bajo recuento en el número de plaquetas en las pacientes, suelen presentarte porque hay una menor producción de esas células en la médula ósea o hay una mayor destrucción del uso de ellas en el organismo.

Las causas de la disminución en la producción de plaquetas pueden ser muy diferentes, tanto por causas congénitas por procesos oncológicos de la médula ósea o el uso de ciertos medicamentos, podemos diferenciar entre los mecanismos que produce una trombopenia los siguientes:

Retención de plaquetas en el bazo:

Al presentar el bazo una elevación de tamaño por enfermedades como la cirrosis hepática, sarcoidosis y amiloidosis, causan la eliminación de plaquetas saludables por encima de lo normal.

Disminución de plaquetas en la médula ósea:

  • Causada por la Hepatitis C, leucemia, algunos tipos de anemia, infección por VIH, consumo excesivo de alcohol, algunos quimioterápicos.
  • Aumento de la destrucción de las plaquetas: provocada por el embarazo. artritis reumatoide, lupus, púrpura trombocitopénica idiopática, síndrome hemolítico urémico, shock séptico; algunos fármacos como sulfamidas, anticonvulsivos, heparina, antiinflamatorios, antihipertensivos.
  • Infecciones por virus: entre ellos; el dengue, VIH, zika o por bacterias que intervienen en la supervivencia de las plaquetas por las alteraciones que causan en el sistema inmunológico.
  • Enfermedades autoinmunes: debido a la reacción de estas enfermedades atacan y eliminan las bacterias como por ejemplo: púrpura trombocitopénica, lupus, síndrome hemolítico urémico y el hipotiroidismo.

Carencia de acido fólico o vitamina B12 :

Estos elementos son indispensables para la creación de las células sanguíneas. No obstante, pueden reducir los glóbulos blancos, hematíes y las plaquetas. Esta deficiencia por lo general se presenta en personas veganas, desnutridas , alcohólicas, y personas con derrame sanguíneo a nivel gástrico o intestinal.

Alteraciones de la médula ósea: 

  • Infecciones de la médula ósea por virus de Epstein- Barr, varicela, VIH.
  • Enfermedades de la médula ósea que provocan la disminución en la creación equivocada sanguínea como la anemia aplásica o mielodisplasia.
  • Cáncer en la médula ósea como Leucemia, linfoma o metástasis
  • Quimioterapia, radioterapia, o exposición a sustancias toxicas que afectan la medula como el plomo y el aluminio y reducen la producción de plaquetas.

Otras causas:

  • Alcoholismo: el alcohol resulta toxico para las células de la sangre , pero también para la producción por la medula ósea; lo que provoca la reducción de las plaquetas.
  • Embarazo;: se da la plaquetopenia fisiológica a causa de la disolución de la sangre por retención de líquidos , esta suele ser moderado y desaparece inmediatamente luego del parto.
  • Covid-19: se ha reportado que hay una disminución de estas por el Covid-19 o como reacción secundaria de la vacuna que incluye adenovirus; en especial la AstraZeneca y la Johnson& Johnson, relacionándose en estos casos a trombosis.

Qué debe hacer en caso de tener las plaquetas bajas

Es muy importante evitar aquellos esfuerzos intensos por deportes de contacto para reducir el riesgo de sangrado, así como también evitar el consumo de alcohol, no utilizar medicamentos que afecten el funcionamiento de las plaquetas o aumenten el derrame sanguíneo entre ellos:

  • antiinflamatorio ,
  • Aspirina,
  • anticoagulante,
  • ginkgo biloba.

Si están por debajo de 50.000 células/mm3 los cuidados deben esforzarse, siendo preocupante cuando están por debajo de 15.000 celular sobre mm3, pudiendo ser necesario la hospitalización de la persona para su respectiva observación.

La alimentación debe ser equilibrada con alto contenido de frutas, verduras, cereales y carnes magras, para ayudar en la formación de la sangre.

La persona con los respectivos cuidados y tratamiento puede vivir bien y recuperarse sin necesidad de la transfundir plaquetas. No obstante, cuando hay situaciones de hemorragia puede realizarse una cirugía o cuando están por debajo de 10,000 células mm3, también cuando es necesario realizar una quimioterapia.

Diagnóstico y tratamiento

Diagnóstico:

Para diagnosticar si sufres de trombocitopenia , puedes hacer los siguientes análisis de sangre para determinar el número de células sanguíneas, conocido como recuento de plaquetas:

  • Realiza un hemograma completo sanguíneo.
  • Otro examen es la exploración física que incluya los antecedentes médicos, el médico buscará en tu cuerpo signo de derrame sanguíneo debajo de la piel y analizara tu abdomen palpándolo para notar si el bazo está agrandado.
  • También, explorará sobre las enfermedades que has tenido, los medicamentos y suplementos que recientemente consumiste.
  • Para las personas que padecen de ciertos tipo de cáncer o quiénes están recibiendo tratamiento para el cáncer que se conoce que produce trombocitopenia, regularmente son sometidas a análisis sanguíneo para buscar la presencia de complicaciones relacionadas con la sangre.

Tratamiento:

Las personas con este padecimiento pueden durar días o años, aquellas que tienen trombocitopenia leve no necesitan algún tratamiento; pero en aquellas que si necesitan tratamiento este va a depender de las causas y la gravedad de la afección, algunos de los tratamientos pueden ser los siguientes:

  • Transfusiones de sangre o de plaqueta; cuando el nivel este bajo y el médico reemplaza la pérdida sanguínea con transfusiones ricas en glóbulo rojo o plaquetas.
  • Medicamentos: si la afección viene dada por un problema de sistema inmunitario, se te indicará el medicamento para aumentar la cantidad de plasma, este puede estar basado un corticosteroide. Sin embargo, si no funciona se colocará medicamentos más fuertes para inhibir el sistema inmunitario que no tenga efecto secundario.
  • Recambio plasmático; la púrpura trombocitopénica trombótica puede llegar a provocar urgencia médica, para lo que se necesitará un recambio de plasma.

Si los otros tratamientos previsto no funcionan, se optaría por una cirugía para extirpar el bazo (esplenectomía).

Para personas que reciben quimioterapia:

Si la persona tiene recuento plaquetario bajo se pueden pasar a una quimioterapia menos fuerte o también puede alargar el tiempo entre los ciclos de tratamiento, algunas pacientes se puede tratan con un fármaco llamado OPREVELKINA (Neumega) para prevenir la trombocitopenia grave.

Para personas que se someten a una cirugía para el cáncer:

Se tiene que retrasar la cirugía hasta que los recuentos de plaquetas se estabilicen, con el fin de reducir el peligro de derrame sanguíneo intenso.

Consecuencias y problemas de las plaquetas

Puedes tener diferentes consecuencias con tus plaquetas bajas o trombocitopenia, que se refiere al número bajo de plaquetas en la sangre, trayendo como consecuencia:

Un riesgo de hemorragia leve a grave, este puede ser interno o externo. Si el problema es leve no necesitarás tratamiento, pero en caso más grave es posible el uso de medicamentos o transfusiones sanguíneas o plaquetas.

Cuando hay demasiadas plaquetas en la sangre puede haber un mayor riesgo de coágulos sanguíneos, si la causa no es conocida se le llama trombocitemia, es poco común y es posible que no necesites tratamiento.

Si no presenta signos o síntomas es posible que no necesites tratamiento. Asimismo, en otros casos si vas a necesitarlo como medicamentos o procedimientos médicos.

Por otra parte un número demasiado alto puede ocasionar trombosis, que obstruyen los vasos sanguíneos y provocan: un accidente cerebrovascular, embolismo pulmonar, infarto agudo de miocardio, bloqueo de estos vasos en cualquier otras zonas del cuerpo.

Otro problema, puede ser que las plaquetas no trabajen como deberían entre ellos está la enfermedad de Von willebrand, en el cual las plaquetas no se pega o adhieren a las paredes de los vasos sanguíneos causando un sangrado excesivo.

Cualquier anormalidad o enfermedad producida en las plaquetas se conoce como: trombocitopenia que tiene un número reducido de plaquetas, un déficit en la función trombastenia, un alza en el número trombocitosis, que puede tener una relación muy pequeña con algunos tipos de cáncer.

Transfusión de plaquetas en pacientes con nivel bajo de plaquetas

En paciente con cáncer que tengan niveles bajos de plaquetas es necesario hacerle transfusiones de plaquetas, con el fin de prevenir hemorragias o si la paciente tiene sangrado inusuales para ayudar a detenerlos.

Antes de hacer la transfusión de plaquetas, se busca la compatibilidad del donante con la paciente y estas son analizadas minuciosamente para determinar que sean seguras.

No obstante, estas transfusiones pueden tener algunos signos como reacción a la transfusión, lesión pulmonar relacionada con la transfusión, quedar expuesta a determinados gérmenes como la hepatitis C, hepatitis B y VIH.

Cómo mantener unos adecuados niveles de plaquetas

La trombocitopenia se puede prevenir manteniendo un estilo de vida saludable, evitando las medicinas que no te haya prescrito el médico y eliminando el consumo de alcohol para mejorar tu salud .

Asimismo, te ayudan a mantener los niveles adecuados de plaquetas la inclusión en tu dieta de aquellos alimentos que te proporcionen ácido fólico, vitaminas y minerales muy beneficioso para la salud como la leche, el yogur y otros productos lácteos, debido a su gran contenido de calcio.

Las hortalizas de hojas verdes como las coles, lechugas, espinacas, legumbres como la judía y habas, que son ricas en ácido fólico.

Consume frutos secos que te aportan grasas saludable.

Come pescados y carnes magra, debido a su contenido de zinc y vitamina B12, las proteínas de los alimentos te ayudan a elevar las plaquetas.

Cuándo debes consultar a un médico

Si tienes signo de trombocitopenia alarmante, también si el sangrado no se detiene al utilizar las técnicas de primeros auxilios habituales como aplicar presión en la zona afectada, pues esto será alarma para una atención médica.

Complicaciones en el recuento de plaqueta inferior a 10,000 plaquetas por ml, puede ocurrir un sangrado interno peligroso. Aunque, es poco frecuente la trombocitopenia grave puede causar un sangrado dentro del cerebro que puede ser mortal.

¿Qué significa tener las plaquetas bajas en adultos?

Se le conoce como trombocitopenia, que significa que los niveles de las plaquetas que están más bajos de lo normal. Por lo tanto, en la trombocitopenia la sangre no puede coagularse como tiene que hacerlo, entonces hay un mayor riesgo de sangrado excesivo, cuanto mucho menor es el nivel mayor será el riesgo de sangrado en el adulto.

Es posible aumentar el conteo de las plaquetas

En casos de enfermedades infecciosas o bacterianas, el tratamiento debe ser específico para cada caso con el fin de aumentar los niveles plaquetarios y eliminar la trombocitopenia.

Si la baja de plaquetas se debe a una deficiencia de vitamina B12 o ácido fólico, tendrás que hacer cambios en tu alimentación para evitar la trombocitopenia.

En los cambios de la médula ósea algunas medicinas para la leucemia, trastornos, cirrosis hepática, se deben seguir al piedra letra las recomendaciones que se han hecho por el especialista.

Alimentos que suben las plaquetas los niveles de plaquetas

  • Espinacas porque contiene hierro y vitamina, además es excelente para la construcción de la hemoglobina.
  • Zanahoria, remolacha, apio, pimiento rojo, son ricos en vitaminas y propiedades antioxidantes.
  • Las frutas cítricas como la piña son ideales para elevar el nivel de las plaquetas, sobre todo que son consumidas en ayunas así como también el kiwi, limón, guayaba.
  • El agua de coco por su contenido de potasio y por ser rico en electrolito, para equilibrar los nutrientes y fortalece tu sistema inmunológico.
  • Los huevos son fuentes de minerales que también eleva el nivel plaquetario en el cuerpo.
  • Los frutos secos como las almendras, las nueces y los cacahuates son capaces de elevar las plaquetas en el organismo.

Conclusión

Para concluir, los niveles bajos de plaquetas se deben tratar con cuidado ya que pueden causar un mayor riesgo de pérdida sanguínea , que traen muchos efectos secundarios a tu salud. Las personas que necesitan mas cuidados y atención son aquellas que sufren de ciertos tipos de cáncer. (Fuentes de confianza 1*, 2*, 3*)

Artículo revisado y aprobado por el Dr. Nataniel Josué Alvarez.