Artículo revisado y aprobado por el Dr. Nataniel Josué Alvarez.  Médico, graduado en la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda. Área Ciencias de la Salud

La causa más habitual de los talones agrietados es la falta de hidratación. También existen otros factores que favorecen estas grietas como algunas enfermedades como: diabetes, hipotiroidismo, psoriasis. Ademas del uso de calzados inadecuados, mala alimentación y estar de pie mucho tiempo.

La imagen que dan los talones agrietados o resecos nos causan inconformidad, inseguridad, casi siempre este problema es causado por la resequedad en la piel, pero también puede ser alerta de enfermedades como psoriasis, de la diabetes o hipotiroidismo. Los talones agrietados se pueden identificar cuando la piel está más gruesa y muy seca, además que aparecen callos alrededor del borde del talón. 

 Para evitar que se agrietan los talones encontrarás en este artículo las causas de este problema, como solucionarlo, aprenderás sobre el diagnostico de unos talones agrietados.

¿Qué son los talones agrietados o rajados?

Los talones agrietados son una alteración de la dermis causada por una excesiva sequedad de la piel de los pies, por lo tanto, se empieza a desgarrar o fracturar de manera perpendicular. Esta deshidratación y falta de elasticidad en la piel, causa dolor, que los talones se agrieten e incluso en algunas ocasiones hasta sangrado.

La piel de los pies no es la misma que el resto del cuerpo, porque es mucho más gruesa, puede ser 50 veces más gruesa que la piel de la cara, además es una piel que es pobre en grasa.

Síntomas de los pies agrietados. 

Cuando hay falta de hidratación en los talones del pie, se puede presentar de diversas formas, algunas de ellas son las siguientes: 

  • Enrojecimiento.
  • Picor.
  • Descamación. 
  • Rugosidad, y esto sucede cuando hay casos más extremos.

Talones agrietados, causas mas comunes

causas mas comunes de los talones agrietados

El principal síntoma de los talones agrietados es cuando la suela del pie se encuentra muy seca y dura. Esta es una condición que afecta tanto a hombres como a mujeres, esto puede aparecer durante todo el año. Cuando llega a una situación extrema puede causar dolor o sangrado.

Si esto llega lo aconsejable es visitar a un podólogo que te enseñará los pasos a seguir para que el talón recupere su hidratación y elasticidad. Las causas por la que aparece en nuestros agrietado pueden ser:

Falta de hidratación

Casi siempre nos olvidamos de cuidar la piel de los pies, de la misma manera que lo hacemos con el resto del cuerpo.

¿Qué enfermedad produce resequedad en los pies? Algunas de las mas comunes son:

Diabetes

La diabetes puede ser un doble problema para los pies, en primer lugar, es una enfermedad que reduce el flujo sanguíneo hacia el tronco inferior.

Esto produce en la piel una deficiencia de oxígeno y de nutrientes, por lo tanto, un corte o una herida son muy difíciles de curar cuando ocurre en los pies y también esto implica la resequedad en esa zona.

 Por otro lado, la diabetes puede provocar entumecimiento en los pies debido al daño que ocurre en los nervios. Esto trae como consecuencia que las personas diabéticas no se den cuenta de las heridas que tienen los pies y se puede empeorar.

Psoriasis

Cuando se presenta esta enfermedad las heridas en los pies se convierten en una enfermedad, debido a que es una condición autoinmune y dolorosa. Esta zona del cuerpo que es especialmente sensible porque está en contacto con los zapatos y además debe cargar el peso de tu cuerpo. Por ende, si no tiene cura esta enfermedad se puede tratar con cremas y medicamentos para aliviar los síntomas.

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es una condición que sucede cuando la tiroides no funciona correctamente. Esto causa una incorrecta renovación en las células de la piel, resultando así que en la capa exterior de la epidermis que muere se queda por más tiempo sin caerse, causando la resequedad en los pies.

Zapatos inadecuados

Utilizar un tipo de calzado incorrecto, de mala calidad, que no tenga un buen apoyo o que no se ajuste bien, contribuye que los talones se pongan duros y con fisuras. Lo ideal es utilizar un calzado con buena amortiguación y que no tengan tacón, para evitar que en la zona tenga presión y se reseque en exceso.

No llevar una dieta equilibrada

Llevar una dieta equilibrada y rica en todos los nutrientes conlleva a tener una piel hidratada y elástica. También el sobrepeso puede causar que los talones sufran más presión y se resequen con facilidad.

Estar descalza

Cuando andas descalza, la zona del talón tiene más roce con la superficie en donde se apoya, causando resequedad.

La edad

A medida que vamos envejeciendo la piel va perdiendo elasticidad y reaccionan negativamente a los cambios del entorno y de las temperaturas.

El agua muy caliente y los baños largos

Cuando te bañas por más de 15 minutos y usas agua muy caliente, hace que la piel pierda su hidratación natural produciendo así la sequedad.

El cloro y el salitre

Cuando vamos a la playa o a la piscina, el cloro y el salitre que contiene el agua le causa resequedad a la piel, para esto es aconsejable darle una ducha después para eliminar estos agentes que están en la piel.

El tabaco

Cuando fumas la nicotina que contiene el tabaco reseca la piel, ya que reduce el flujo sanguíneo y provoca la falta de nutrientes y oxígeno en el torrente sanguíneo.

Beber poca agua

La mejor manera de hidratarte es consumir entre 1,5 y 2 litros de agua diario por lo contrario si no lo haces la piel es más fácil que se deshidrate y se reseque.

Permanecer de pie en exceso 

Estar de pie por muchas horas, puede llegar a dañar las glándulas sudoríparas y traer como consecuencia la sequedad de los pies. 

¿Cómo diagnosticar la aparición de talones agrietados o rajados?

 Las grietas que están en los talones pueden tardar varios días o semanas en aparecer, por eso, debes estar pendiente cuando en los pies comienzan a ocurrir algunos cambios como: 

Parches rojos

Cuando vemos el tono rojizo no se le suele hacer mucho caso. Pero el problema a partir de ahí comienza a empeorar porque cuando la piel se descama está seca y es más vulnerable a infecciones.

Piel agrietada, sequedad y descamación

Cuando tengas estos síntomas debes comenzar a prevenir esta situación. Para hacerlo no debes quitar la piel muerta ya que puede dañar la que esta por debajo que es la nueva. El podólogo será quién te ayude a eliminar lo que sea conveniente y realizando un tratamiento más efectivo.

Sangrado o secreción

Esto sucede sobre todo cuando existe un problema más grave. Estos síntomas nos indican que las grietas están afectando las capas más profundas de la piel.

Lesiones

Cuando hay lesiones en forma de surcos alrededor del talón hay dolor y extrema sensibilidad. Además cuando hay un cambio de color de amarillo o marrón en esta zona es importante que sepas que pueden ocurrir varias complicaciones.

Si no te tratas el problema inmediatamente llegará la capa más profunda del pie como la dermis, generara un dolor fuerte e incluso puede haber sangrado. Si esta herida no es cuidada puede llegar a infectarse y no podrás hacer actividades simples, como estar de pie o caminar.

¿Qué es bueno para los talones agrietados?

tendrás unos pies bonitos

Tratamiento para los talones agrietados.

Visitar a un podólogo

Si la resequedad en los talones te causa molestias o sangrado, es de suma importancia que acudas a un podólogo ya que estas grietas pueden causar entrada a los microorganismos y causar infecciones. Este especialista te ayudará a buscar el tratamiento más adecuado en los casos que sean más grave.

Buen secado

Ten mucho cuidado al secar los pies, prestando atención a la piel que se encuentra entre los dedos. Si no secas bien los pies puede ser causante de bacterias e infecciones. Lo recomendable es secar esta zona suavemente, frotándolos si ejercer fuerza, para no producir daños en la piel.

Realizar una cura de hidratación

Si tienes tiempo que no has utilizado crema hidratante, busca cremas en especial las que contengan vitaminas E, manteca de karité, y aloe. Aplica una crema específica en la zona para los pies agrietados, y cubre el pie con un film de plástico durante toda la noche para que actúe.

 No se recomienda usar ungüento compuestos de alcohol, perfume o aceite. 

Bebe agua y lleva una dieta equilibrada

Una dieta equilibrada rica en todo tipo de nutrientes y consume 2 litros de agua al día, es lo más ideal para hidratar la piel y darle más elasticidad.

Toma vitamina A

Mantén una dieta rica en vitamina A que se encuentra presente en los siguientes alimentos: 

  • Zanahoria.
  • Camotes o boniatos.
  • Brócoli.
  • Espinacas. 
  • Calabaza o Zapallo.

Hidrata tus pies a diario

Utiliza cremas específica para los pies que tengan en su composición Urea como componente principal, ya que es un ingrediente que impide la pérdida de agua. Se recomienda realizar la hidratación por las noches.

Remedios caseros para reparar los talones agrietados.

Antes de comenzar a aplicar cualquier producto lo principal es que coloques los pies en remojo con agua tibia, aproximadamente durante 15 minutos, puede ser agua pura o jabonosa, con el fin de ablandar la piel.

Luego frota las zonas agrietadas con una piedra pómez con mucho cuidado de no maltratar y dañar más la piel, a continuación enjuaga los pies, sécalos muy bien y ya estarás lista para colocar el producto que desees.

Aceite de oliva

Si notas tus pies secos y se están comenzando a agrietar, aplica el aceite de oliva con masajes en los pies. Esto te permitirá que logres una mayor absorción y que nutra la piel en profundidad.

Bicarbonato

El bicarbonato es un exfoliante que remueve las células muertas y tiene propiedades antiinflamatorias.

 Para preparar la mezcla de bicarbonato necesitarás:

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio.
  • Agua tibia.

Preparación:

  • Coloca en un recipiente grande las 3 cucharadas de bicarbonato con un poco de agua tibia.
  • Mezcla muy bien hasta que se disuelva el bicarbonato. 
  • Luego sumerge los pies en esta mezcla por 15 minutos aproximadamente.
  • Retira los pies del agua y frótalos con una piedra pómez, enjuaga con agua fresca y con una toalla seca sécalos. 
  • Este proceso lo debes realizar 2 veces por semana.

Rosa de mosqueta

La rosa de mosqueta tiene muchos efectos reparadores, además que es de gran absorción por lo que de inmediato notarás los pies más hidratados y suaves.

Aguacate

El aguacate es una fruta muy rica en ácidos grasos, y por lo tanto, muy beneficiosa para la piel especialmente en la piel seca. El tratamiento con aguacate hidrata tus pies en profundidad y además de estimular la formación del colágeno.

Banana

La banana es una fruta también muy nutritiva y proporciona elasticidad a la piel. Para preparar este remedio casero tan efectivo deberás:

  • Mezclar una banana madura y un aguacate.
  • Luego aplicar en los pies y tendrás un resultado extremadamente suave.
  • Repite este tratamiento cada noche antes de acostarte, por 2 semanas o hasta que estés satisfecha con los resultados.

Limón

Para las grietas o rajas de los pies el limón es el tratamiento natural más conocido porque ayuda a ablandar la piel del talón y a la misma vez reduce la sequedad.

Preparación

  • Aplica el jugo de limón durante 10 minutos
  • Ten cuidado que las grietas que se encuentran en tus pies no sean demasiado profundas, ya que el limón puedes cocer; con este tratamiento tendrás unos talones más suaves.

Gel de aloe vera

El aloe vera contiene vitamina C y E que tienen propiedades antioxidantes, además dell lupeol que contiene el antiséptico y analgésico; también las auxinas y las giberelinas que están presente ayudan a sanar las heridas.

 Como prepararla:

  • Humedece tus pies con agua tibia y frota usando una piedra pómez para remover la piel muerta.
  • Luego seca con pequeños golpecitos y aplica una capa gruesa de aloe vera en los pies.
  • Colócate unos calcetines de algodón y duerme con ellos puestos.
  • A la mañana siguiente enjuaga con agua tibia. 
  • Este tratamiento lo repetirás cada noche por 15 días.

Exfoliante de azúcar y limón

 Para eliminar los pies rugosos exfólialos con: 

  • 1/2 taza de azúcar.
  • 1/4 taza de jugo de limón.

Preparación:

  • Para hacerlo revuelve bien los ingredientes y remoja los pies en esta mezcla por 10 minutos. 
  • Luego masajea con movimientos circulares la piel seca y enjuágala bien. 
  • Lo recomendable es repetir este procedimiento diariamente.

Exfoliante de harina de arroz, miel y vinagre

 La harina de arroz purifica y remineraliza la piel, mientras que la miel es un antiséptico natural que cura los pies agrietados. Por su parte el vinagre es un ácido suave que suaviza y seca la piel muerta, haciendo que sea más fácil exfoliar. 

  • Realiza un exfoliante mezclando tres cucharadas de harina de arroz, una cucharada de miel y dos o tres gotas de vinagre manzana, mezclando bien hasta formar una pasta homogénea. 
  • Luego remoja tus pies en agua tibia por 10 minutos y frota suavemente usando la pasta para remover las células muertas, este proceso lo repetirás dos o tres veces a la semana.

Cómo prevenir unos talones secos y rajados

Bebe mucha agua

 Se recomienda beber alrededor de 1,5 a 2 litros de agua diariamente, para evitar la resequedad y tirantez de la piel por falta de agua, agregado a esto deberás aportarle una hidratación extra a los talones con cremas hidratantes específica para pies.

Exfoliate

Aplica exfoliante de vez en cuando para eliminar los residuos que quedan en la piel. Los pies están expuestos a muchas bacterias, porque son la parte del cuerpo que se encuentran más cerca del suelo.

Utiliza calzado que cubra el pie

 Los zapatos cubiertos son muy importantes que se utilicen, porque evitan el contacto con los agentes externos, y así los talones sufrirán menos ya que no están expuestos al aire, y nunca camines descalza.

4 pasos nocturno para tener un pie suave y sin grietas.

Paso 1 

 Realiza una exfoliación en los pies con un jabón exfoliante o un remedio casero como: la mezcla de miel y azúcar negra, o de yogurt y fubá.

Paso 2

 Coloca una cantidad abundante de crema a base de vaselina en las zonas más secas de los pies.

Paso 3

 Envuelve los pies con plástico, sin que queden muy apretados, porque impediría la circulación.

Paso 4

 Por último, colócale unas medias a los pies por encima del plástico, para potenciar más la absorción de la crema.

Aquí abajo te dejo un video con un remedio casero parecido a base de llema de huevo, glicerina, aceite de oliva y aceite de caléndula.

Conclusión 

 Los talones agrietados pueden cambiar su apariencia si le pones dedicación sigues los pasos que te hemos enseñado. Debes hidratarlos muy bien, darles siempre mucho cariño y cuidarlos como cuidas las demás partes de tu cuerpo.

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

¡Únase a nuestra lista de correo para recibir más libros!

You have Successfully Subscribed!