Portada » ¿Qué es el dolor y cuáles sos los tipos de dolor que hay?

¿Qué es el dolor y cuáles sos los tipos de dolor que hay?

¿Qué es el dolor y cuáles sos los tipos de dolor que hay?

¿Qué es el dolor y cuáles sos los tipos de dolor que hay? Este padecimiento se origina con la presencia de un estímulo nocivo.

Este dolor provoca una reacción inmediata de alarma en la persona y debe preservarse porque es fundamental para el mantenimiento de la vida.

Tipos de dolor

¿Cuáles son los tipos de dolor? En este artículo vamos a explicar los distintos tipos y clases de dolencias.

Al margen de todas las clasificaciones de los tratados de dolor hay dos tipos de dolencias básicamente:

  • El dolor neuropático. En este tipo de mal, las neuronas que codifican el dolor se estropean.
  • El dolor nociceptivo. Es la dolencia que tiene sentido, el dolor que obedece a un daño y tiene una lógica.

Dolor Neuropático

¿Qué es el dolor y cuáles sos los tipos de dolor que hay?

El término dolor neuropático es el que denomina a un tipo de dolor agudo que no se manifiesta en principio por un daño como un golpe o una fractura.

Este dolor es generado en nuestro propio sistema neurálgico central o periférico. Es un tipo de dolor que surge como consecuencia directa de una lesión o enfermedad que afecta a nuestro Sistema Somatosensorial.

El Neuropático es un dolor agudo ocasionado por un funcionamiento erróneo de nuestro sistema nervioso.

Este confunde estímulos como la temperatura o el tacto con estímulos dolorosos. El dolor neuropático en función de la localización de la lesión o de la enfermedad causante de este suplicio. Ahora te voy a hacer una clasificación segun sus tipos de dolores en cada paciente.

Periférico o central

El dolor Periférico o Central aparece en forma de dolor espontáneo sin una estimulación detectable. También aparece de forma continua constante y persistente en el tiempo.

Los pacientes al hablar de su sufrimiento suelen referirse a este tipo de sensaciones como:

  • Descarga eléctrica, como una ráfaga de corriente.
  • Quemazón, como calor ardiente.
  • Frío hormigueo.
  • Picazón o comezón.
  • Una zona dormida con entumecimiento.
  • Percepción de pinchazos agujetas.
  • Tirantez.

Dolor neuropático localizado

El dolor neuropático afecta del 7 al 10% de la población europea y el 60% de los casos se localiza en un área corporal específica. Este tipo de dolor se conoce como Neuropático Localizado.

La neuropatía periférica inducida por la quimioterapia en los pacientes con cáncer es un tipo de daño nervioso desagradable post quimioterapia. Los síntomas incluyen dolor, entumecimiento u hormigueo en pies y manos.

Dolor neuropático crónico

El dolor crónico llega un momento que se neuropatiza ese es un padecimiento no necesario. Por ejemplo, la causa es que me quitaron la muela, pasan tres meses y me sigue doliendo. Ese tipo de dolencia no tiene utilidad.

En el tipo de dolor neuropático la comunicación de esas neuronas se altera, amplifica y altera y ya es en parte aberrante. Se pueden comunicar con otras neuronas que se encargan de las emociones.

Por eso en esta dolencia neuropática ya tengo depresión porque la gente sensible al dolor, también lo es a las emociones.

Alodinia

Alodinia significa que un estímulo que normalmente no duele, nos va a doler con intensidad. Por ejemplo el estímulo del tacto suave no duele pero si vengo de la playa y me quemo, duele. 

Hiperalgesia

La Hiperalgesia es cuando un estímulo que normalmente duele, nos duele mucho más. Por ejemplo si yo te doy un pellizco, sabemos todos que es doloroso, pero debido a la Hiperalgesia duele más más. 

El dolor neuropático es difícil de reconocer debido a su diversidad de causas síntomas y mecanismos subyacentes.

Esta es la razón o motivo por el que se dice que está infradiagnosticado. Esto da lugar a importantes reducciones en la calidad de vida de los pacientes a largo plazo. 

Hipersensibilidad

La hipersensibilidad es una mayor sensibilidad al dolor, que suele afectar a quienes han sufrido algún tipo de lesión. Además del aumento de las terminaciones nerviosas nociceptoras en esta región.

Las personas hipersensibles también pueden experimentar alteraciones a un nivel aún más fundamental dentro de su centro neurálgico central que procesa y responde a las señales de dolor.

Hiperpatía

La hiperpatía es una reacción dolorosa anormal a los estímulos, sobre todo si son repetitivos. Tiene un umbral de dolor más elevado y puede considerarse como la disestesia sumativa.

Hipoestesia

La hipoestesia es el trastorno de la percepción que consiste en una distorsión sensorial debida a una disminución de la intensidad de las sensaciones. De este modo los estímulos se perciben de forma anormalmente atenuada.

Parestesia

La parestesia es una sensación de dolor desagradable, aunque inofensiva, causada por una serie de afecciones. Puede experimentarse en la piel en forma de hormigueo o frialdad y, a veces, calor. La mejor manera de afrontarla es no reaccionar en absoluto, ya que reaccionar de forma exagerada sólo empeorará las cosas.

Disestesia

La disestesia es un raro trastorno de la sensibilidad. Las personas que padecen este problema manifiestan una exageración o una disminución de la sensación provocada por estímulos normales, lo que provoca dolor e incluso asco en ocasiones.

Radiculalgia

Para los que sufren de dolor crónico, puede parecer que nunca hay un final a la vista.

La radiculalgia es una afección que provoca repetidos ataques de dolor en las raíces nerviosas del enfermo. Suelen ser muy violentos e imprevisibles, pero para algunas personas que sufren esta dolencia pueden encontrar alivio cuando son tratadas por profesionales cualificados o por terapias alternativas.

Neuralgia

La neuralgia es un dolor agudo de gran intensidad e insoportable que sigue el recorrido del nervio y que se debe a una irritación o daño. Las neuralgias más comunes son Neuralgia postherpética (un dolor que continúa después de problemas como un brote de herpes zóster).

Anestesia dolorosa

La anestesia dolorosa es la sensación de dolor en una zona insensibilizada por una administración local o regional de fármacos anestésicos.

Dolor Nociceptivo

El dolor nociceptivo corresponde y va por los mecanismos racionales normales de las vías nerviosos del dolor. No hay aberración entre la comunicación de las neuronas.

El dolor nociceptivo es aquel dolor que sentimos cuyo origen es una lesión un golpe u otros procesos inflamatorios.

Es la forma más común de dolor. Cada persona puede padecer esta patología por ejemplo:

  • Cuando nos torcemos un tobillo.
  • Sufrimos una quemadura.
  • Nos golpeamos en un dedo entre otros.

Es una sensación de dolor intenso que normalmente podremos controlar si eliminamos la causa de la irritación o lo tratamos médicamente.

También este dolor puede presentarse de forma crónica cuando su origen está derivado de una enfermedad como podría ser la artritis. Este padecimiento suele responder a los analgésicos comunes.

Funcionamiento de los Nociceptores

funcionamiento de los noniceptores

En respuesta de una persona a un estímulo nocivo ya sea químico, térmico de presión o de cualquier otra característica que pueda provocar dolor en el paciente, se activan unas terminaciones nerviosas libres llamadas nociceptores.

Estos van a actuar como receptores de esta información activa y la van a transmitir al sistema nervioso central a través de fibras nerviosas de tipo A-delta y C.

En la membrana celular de estas neuronas existen unos receptores. Su clasificación es la siguiente:

  • Canales iónicos esto es que modifican el tránsito de iones dentro y fuera de la neurona.
  • Receptores metabotropicos, es decir que provocan cambios en la síntesis de proteínas plasmáticas que codifican información relacionada con cambios de presión de temperatura.

Propagación del dolor por los Nociceptores

Una vez estimulados los nociceptores, éstos provocarán cambios en la carga eléctrica de la membrana neuronal.

Esto resultará en la propagación del estímulo nervioso hasta el “asta dorsal” de la médula.

Liberación de glutamato

Allí se libera glutamato, un aminoácido excitador cuya función es unirse a un receptor localizado en una neurona postsináptica

Esta neurona transmitirá la información hacia los centros superiores del centro neurálgico central llegando al tálamo y a la corteza cerebral.

Desde estos mismos núcleos superiores se ponen en marcha vías descendentes que llegarán de nuevo al “asta dorsal” de la médula.

Liberación de sustancias endógenas

Allí liberarán sustancias endógenas inhibidoras que actuarán modulando la transmisión del estímulo, es decir la cantidad de información que será transmitida desde la médula espinal hacia los centros superiores.

Respuesta inflamatoria

Cuando la señal nociva es lo suficientemente intensa o duradera, se desencadenan una serie de mecanismos cuya función es preservar y defender al organismo de esa agresión externa es la llamada “respuesta inflamatoria”.

Cuando el organismo recibe señales de la existencia de una agresión externa, una infección, un traumatismo o un daño se produce la activación de células relacionadas con el proceso inflamatorio como son:

Estos emigrarán hasta la zona de lesión, esto causa la liberación de sustancias proinflamatorias como: 

Liberación del ácido arquidónico

Estas citoquinas interactúan con la enzima fospolipasa activándola, esto causa la secuencia de liberación del ácido araquidónico.

La respuesta más importante relacionada con la inflamación se produce con la activación de la llamada cascada del ácido araquidónico.

El ácido araquidónico es un elemento constitutivo en parte de la membrana celular de todas las células del cuerpohumano.

Cuando se produce una activación del sistema inmune, este ácido se desprende de la membrana celular.

Al estar libre en el citoplasma, es atacado por unas enzimas denominadas ciclooxigenasas

Unión del ácido arquidónico con las cilooxigenasas

Al unirse el ácido araquidónico a estas ciclooxigenasa sufrirán modificaciones de su estructura química.

Esto causa la formación de una amplia familia de sustancias denominadas Eicosainoides. Estas están divididas en tres familias:

Las prostaglandinas liberadas en respuesta a esta activación del ácido araquidónico provocan una respuesta inflamatoria generalizada.

Esta respuesta afecta a distintos sistemas del organismo:

  • Sistema cardiovascular.
  • Musculatura.
  • Sistema inmune.
  • Sistema autónomo.

En último término provocarán la clásica respuesta de hipertermia extravasación edema y dolor que ya conocían los romanos:

  • Calor.
  • Rubor.
  • Tumor.
  • Dolor.

Dolor crónico

En ciertas ocasiones el dolor y la inflamación se transforma en un proceso patológico. En este caso este problema o padecimiento crónico ha perdido su función de defensa para convertirse en una entidad que no aporta nada al proceso curativo.

Generalmente, al contrario, suele ser un freno que empeora la calidad de vida y aumenta el sufrimiento del paciente.

Desde 1992 se conocen la existencia de al menos dos formas de la enzima ciclooxigenasa las llamadas cox 1 y cox 2. 

Ambas participan en la regulación del homeostasis con papeles bastante repartidos.

Cox-1

La cox-1 es responsable de la síntesis de prostaglandinas determinantes en la función cardiovascular. Fundamentalmente antiplaquetaria antitrombótica y en el tejido intestinal.

Cox-2

La cox-2 participa en funciones relacionadas con:

  • La miostasis en el riñón.
  • El sistema nervioso central.
  • El endotelio vascular.
  • Estómago.
  • La próstata y los ovarios.

También juega un papel crítico en la respuesta al dolor ya que se ha visto que se sobreexpresa aumentando su expresión hasta 20 veces.

¿Dónde se produce el dolor?

¿Qué es el dolor y cuáles sos los tipos de dolor que hay?

Sabemos que este mal es una experiencia humana universal. Ahora sabemos que el dolor se produce 100% en el cerebro.

Esto incluye todo tipo de dolor, no importa cómo se sienta punzante, sordo, fuerte o suave y sin importar la duración.

Dolor agudo

Se puede sentir durante semanas o meses es el dolor agudo y es común en:

  • Lesiones tisulares.
  • Problemas de espalda.
  • Esguinces de tobillo.

Generalmente te animarán a permanecer activo y a volver gradualmente a tus actividades incluyendo el trabajo.

Dolor crónico

Si has tenido un dolor durante tres meses o más es el llamado persistente o crónico. Para más información sobre la salud de tu cuerpo y mente no dudes en visitar nuestra sección de salud.

¿Cómo interactua el sistema nervioso cuando sientes dolor?

El cerebro no siempre nos dice cuándo nuestro cuerpo está en peligro, pero nos avisa de que algo malo ha ocurrido. Cada vez que tocamos una estufa caliente o nos cortamos con un cristal, los receptores nerviosos envían mensajes a nuestra médula espinal y luego van directamente al cerebro. Una vez allí, un impulso eléctrico avisa a la zona del dolor en la parte superior de cada lado de la cabeza y, con la repetición, puede provocar dolores de cabeza por sobreestimulación

Cuando se experimenta un dolor crónico, nuestro centro neurálgico empieza a aferrarse o interpretar como intensamente dolorosas las sensaciones inofensivas que transmiten los nervios. Esta amplificación de la percepción puede hacer que, para algunas personas que padecen afecciones crónicas, incluso un ligero contacto resulte insoportable y terriblemente doloroso. Este fenómeno se ha acuñado como hiperalgesia.

Los médicos suelen escuchar a los pacientes decir que tienen una alta tolerancia al dolor cuando, en realidad, sus receptores sensoriales pueden estar sobrecompensando. Esto es debido a la amplificación de las señales enviadas a través de un mayor número de fibras nerviosas por centímetro cuadrado que las personas promedio que no sufren lesiones graves.

¿Cuál es el tratamiento del dolor?

El tratamiento del dolor es el arte de aliviar el dolor crónico sin violar la calidad de vida de su paciente. El dolor puede ser aliviado por un solo médico o por todo un equipo dedicado a este fin, pero necesitarán poderosos aliados para que el tratamiento funcione: a menudo se utilizan conjuntamente tratamientos farmacológicos y psicológicos con gran éxito.

Tratamiento con fármacos

Se utiliza una amplia gama de medicamentos para aliviar el dolor. Algunas opciones son los medicamentos de venta libre y los que se venden con receta, como los opioides, que pueden ser muy adictivos si no se toman según las indicaciones del médico.

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno, el naproxeno o la aspirina, también pueden ayudar a reducir la duración del dolor, la hinchazón y la inflamación para que te sientas mejor más rápido. Pero siempre deben combinarse con otros tratamientos, como la fisioterapia o la cirugía, cuando sea necesario

Tratamiento psicológico

Los tratamientos psicológicos, como la TCC y la hipnosis, se utilizan para tratar el dolor, pero con resultados inconsistentes. Algunos estudios han mostrado una ligera mejoría del estado de ánimo tras una sesión de TCC, pero no hay suficientes pruebas de que este método pueda aliviar el dolor que sientes en este momento.

Tratamiento físico (en el sitio específico)

Los tratamientos físicos para el dolor pueden ir desde la aplicación de calor y/o hielo hasta la acupuntura. Los pacientes pueden encontrar diferentes métodos que alivien su dolor, como el masaje terapéutico, que tiene un elemento psicológico conocido como efecto placebo.

Conclusión

Si no has podido encontrar alivio para tu dolor, vale la pena explorar otros tipos de tratamientos y medicamentos para tu enfermedad. Te mereces el mejor resultado posible, por lo que te animamos a que hables con un médico sobre cualquier duda o pregunta que te surja a raíz de este artículo. Esperamos que nuestra información haya servido para informarte y educarte sobre cómo se pueden tratar las diferentes formas de dolor.