Puedes reducir el tamaño de tu espalda si te lo propones