¿Terapia de conducta? Quieres perder peso, lo has intentado e incluso has logrado algunos éxitos, pero el resultado a largo plazo ha sido inútil.

La investigación ha demostrado que el control real del peso depende de una serie de factores físicos, psicológicos o de conducta.

La terapia de conducta es una disciplina médica que puede ayudarte a lograr ese control.

Con la terapia de la conducta adelgazarás eficazmente

Durante las pasadas décadas, la terapia de conducta se ha convertido en un proceso efectivo para conseguir pérdidas de hasta 15 kilos, y cambiar tus actitudes, hábitos y estilo de vida.

Si necesitas perder más peso, podría ser necesario el uso de métodos auxiliares.

La terapia de conducta será habitual en muchos centros médicos, también en programas comerciales de pérdida de peso.

Pero no se trata de una solución superrápida, aunque puede ayudarte a controlar tu peso y a desarrollar un modelo perpetuo de existencia sana.

EL PROGRAMA DE LOS TRES PASOS

Terapia de la conducta

 La terapia de conducta se apoya en tres elementos básicos:

  • Hábitos alimenticios. AI seleccionar los alimentos nutritivos, en cantidades apropiadas, podemos controlar el peso.
  • Ejercicio. Si entrenamos habitualmente junto con la modificación de nuestra dieta, podremos mantener mejor el nuevo peso que si sólo nos basamos en la dieta.
  • Apoyo social. Todos necesitamos el apoyo de otras personas que se preocupan por lo que intentamos hacer. Contrariamente, siempre habrá gentes que ridiculicen nuestros esfuerzos o que traten de forzarnos a comer más de lo que resulta saludable. Los programas de terapia de conducta nos ayudan a confrontar  a los detractores y a sacar fuerza de quienes nos apoyan.

Muchos de estos programas ofrecen un trabajo en equipo, cuyos miembros clave son un médico, un dietista, un psicólogo y un fisiólogo del ejercicio.

Los programas de apoyo social y ejercicio deben jugar un papel idéntico al de la dieta.

PREPARAR LA MENTE PARA ADELGAZAR

mantén la alegría

La terapia de conducta combina evaluaciones amplias con consejos prácticos para la vida cotidiana.

Estos son algunos de los conceptos clave de la terapia de conducta:

Fijación de objetivos realistas

Los objetivos vagos o excesivos conducen a las acciones inútiles y al descorazonamiento final.

En su lugar, debemos fijarnos unos objetivos específicos y realistas (me tomaré un bollo de harina integral en el desayuno, en vez de saltarme éste y acompañar el descanso de media mañana con un donut).

A medida que vayamos lográndolo, debemos fijarnos unos nuevos y más ambiciosos.

Mantén la alegría

Las mejores intenciones no ayudan a lograr objetivos que percibimos como imposibles.

Recuerda que hay muchos caminos para llevar una vida sana. Es posible que no te guste demasiado caminar pero si la danza o el “aeróbic“.

Te damos más consejos de como mantener la alegría en nuestro artículo “Como Mejorar tu estado de Ánimo (técnicas para sentirse bien)”.

Entiende bien lo que estás haciendo

Es esencial que mantengas un recuerdo escrito de lo que comes y el tipo de ejercicio que estés haciendo.

Un diario te ayudará a progresar en pos de tu objetivo.

En términos de modificación dietética, podrás analizar lo que comes, cuánto, la hora del día, el lugar, las presencias a tu alrededor y el sentimiento respecto a la experiencia.

Por ejemplo, podrás descubrir que comes en exceso para soportar el aburrimiento o la depresión, o para celebrar las ocasiones de felicidad.

Recordar tus acciones es el primer paso para descubrir otras fórmulas que te permitan controlar tus emociones.

Fallos pero no abandonos

come tu plato favorito con moderación

Nadie es una superwoman. Una comilona ocasional o saltarse unas cuantas sesiones de entrenamiento, es un fallo comprensible.

Sin embargo, el abandono supondría, por ejemplo, dejar definitivamente nuestros esfuerzos en pos del objetivo que nos marcamos y sobre todo, creer que hemos fracasado y que la lucha es inútil.

Hay que erradicar de nuestro vocabulario las palabras “éxito” y “fracaso”. Pensar nada más en los pasos que conducen hacia el objetivo, que siempre pueden ser renovados y ajustados.

Mantén la moderación

¿Significa el control de peso que nunca podrás volver a tomar tu plato favorito?

De ninguna manera. Simplemente se trata de llevar una disciplina y aceptar los límites que supone.

LOS BENEFICIOS DE LA TERAPIA DE CONDUCTA

terapia de la conducta para adelgazar

Antes de apuntarte a un programa de terapia de conducta debes pasar una evaluación médica para saber si ésa es la alternativa adecuada.

Cuando se selecciona a los individuos adecuados para un programa de conducta, la tasa de abandonos es de un 10 por 100 o menos (en contraste con el 25 al 75 por 100 de otro tipo de programas de pérdida de peso).

La mitad de todas las personas que buscan ayuda médica para controlar el peso experimenta ansiedad, depresión e irritabilidad.

Los programas de terapia de conducta anticipan esas reacciones y ayudan a que sus participantes puedan superarlas.

Los programas de terapia de conducta suelen durar varios meses, aparte del asentamiento final.

El objetivo último es, por supuesto, conseguir que la persona sea independiente, capaz de mantener un estilo de vida sano ante los retos de cada día.

Las ventajas de la terapia de la conducta es que los programas están hechos a medida de las fuerzas y necesidades de cada persona.

Esos programas deben ayudarnos a comprender que somos capaces de controlar nuestra vida, y que podemos tomar decisiones sanas que poseerán una validez durante el resto de nuestra existencia.

¡¡100.000 Personas no pueden estar equivocadas!! Déjanos enviarte cada mes nuestros artículos más leídos

Solamente mandamos un correo al mes, ¡¡por favor, no nos pidas más!!

¡¡TE AVISO PRONTO!!