Saber el cómo cuidar los pies en verano, es una de las mejores cosas que debes saber si quieres mantener tu pedicura o tus pies en perfecto estado.

Cada vez que llega el verano, las temperaturas empiezan a aumentar y por ello, mantenemos nuestros pies en completa libertad y exposición tanto a los rayos solares, como a la suciedad o la intemperie.

Debemos tener especial cuidado si viajamos a la playa, en donde caminamos sobre la arena y en ocasiones, sobre el pavimento. En este nuevo post, te diremos ¿Cómo cuidar tus pies en verano?

Consejos básicos para cuidar tus pies en verano

El pie es una extremidad muy delicada y si nos le cuidas correctamente, se irá dañando y desgastando con el tiempo, tienes que evita eso. Para conseguirlo te vamos a dar una serie de consejos que funcionan.

Como cuidar los pies en verano

Vigila tus talones

En primer lugar tienes que ver el estado de tus pies, los tienes agrietados, normalmente una buena crema puede solucionar este problema. Pero si la situación está fuera de control debes acudir al dermatólogo. Este te prescribirá el tratamiento más adecuado.

Si tienes problemas serios de callos o de juanetes, debes acudir al podólogo, este te solucionará estos problemas tan incómodos.

Evita andar con tus pies descalzos.

Lo primero que debes tener en consideración es el constante uso de sandalias, zapatillas y similares, si estarás en la playa o en la piscina.

Tal vez no lo notes rápidamente, pero tus pies sufrirán las consecuencias de este cambio de superficie tan repentino ( sobre todo si tienes la piel seca).

El utilizar calzado (preferentemente abierto), ayudará a que tus pies eviten contraer hongos, suciedad, mugre y demás elementos del suelo.

Estos elementos influyen negativamente en la piel y estructura de estos, haciendo que se desgarren o en el peor de los casos, que con el tiempo se vuelvan feos.

  • Prevenir esto es muy sencillo, simplemente deberás dejar de tocar el suelo directamente con tus pies, utiliza algunas sandalias para esto. Si utilizarás algunas de estas, intentan que sean abiertas y permitan que tus pies respiren y no estén encerrados todo el tiempo.
  • Utiliza calcetines por la noche. Sí, sé que puede parecerte extraño, pero al utilizar calcetines (procura que sean de algodón) tus pies notarán la diferencia.

Exfolia tus pies.

¿Quieres unos pies bonitos, verdad? Entonces tienes que intentar tratar su piel casi tan bien como la de tu rostro.

  • Utiliza piedra pómez. Tiene un efecto mágico en los pies a la hora de eliminar irregularidades y células muertas.
  • Frota la piedra pómez con tus pies húmedos, de esta manera actuará de una manera más efectiva.

Hidrátalos 

¿Quieres tener unos pies suaves en verano? Entonces debes hidratarlos correctamente, no debes utilizar la misma crema humectante que en nuestras extremidades que en el resto del cuerpo.

La cutícula de nuestros pies es mucho más gruesa que la del resto del cuerpo, por lo tanto la crema hidratante también debe ser más gruesa. Sabiendo esto te recomiendo una de estas opciones:

  • Usa una crema que nutra a tus pies con vitamina E y contengan beta-hidroxilo o alfa-hidroxiacidos.
  • Hidratarlos con aceite de coco, es maravilloso el efecto que tiene sobre la piel.
  • Puedes usar manteca de cacao, es casi tan buena como el aceite de coco.

Córtate tus uñas lo más recto posible.

Cortarse las uñas en forma recta es casi que obligatorio si lo que deseas es seguir manteniendo tus pies en buen estado y que sigan siendo igual de bellos.

Para tener unos pies perfectos en verano y durante todo el año, una buena pedicura te ayudará.

Lava y seca tus pies diariamente.

Tus pies son una de las partes que más pueden sufrir en verano si no las cuidas adecuadamente, ya que pueden contraer diversos tipos de patógenos que los pueden dañar.

Procura darlos un baño en agua y sal de vez en cuando, este paso ayuda a eliminar las células muertas de la piel. Para un baño mas placentero puedes añadir un aceite perfumado.

Después debes secarles de tal manera que estén lo suficientemente limpios y libres de humedad.

Utiliza un buen antitranspirante.

Los antitranspirantes son muy buenos para tus pies en verano, ya que previenen que transpiren cuando sientan temperaturas realmente altas.

Ademas de esto, evita que tus pies lleguen a desprender ciertos olores producto del constante calor, intenta lavarlos con frecuencia y luego, utilizar antitranspirante.

Utiliza el jabón constantemente.

El jabón es un fuerte aliado de los pies, manos y casi todas las partes de nuestro cuerpo, procura enjuagar bien tus pies cuando sientas que se acaloran.

¡¡100.000 Personas no pueden estar equivocadas!! Déjanos enviarte cada mes nuestros artículos más leídos

Solamente mandamos un correo al mes, ¡¡por favor, no nos pidas más!!

¡¡TE AVISO PRONTO!!