¿Agua oxigenada?. Un átomo extra de oxígeno hace una gran diferencia.

Aunque su preparación no fue tan sencilla como su fórmula haría sospechar, Louis Jacques Thénard no podía haber imaginado que su arduo trabajo a principios del siglo 19 derivaría en uno de los líquidos más útiles que existen en el mundo de la ciencia.

El agua oxigenada, también conocida como peróxido de hidrógeno u óxido de agua, fue descrita en 1818 por el científico francés, aunque no se obtuvo de forma pura hasta casi 80 años después cuando el químico alemán Richard Wolffenstein la produjo por destilación al vacío.

Mujer analizando el agua oxigenada

Su fórmula molecular H2O2 fue demostrada en 1892 y luego reconfirmada en 1934, después de descartar numerosas hipótesis.

El agua oxigenada tiene muchísimas utilidades, que van desde el uso industrial hasta el uso médico.

A estas alturas, la mayoría de nosotros sabemos que el peróxido es un desinfectante muy eficaz que puede evitar que nos infectemos con el virus Covid-19 activo en nuestras manos porque “quema” la capa lipídica de ese desagradable bicho.

Pero también se utiliza para blanquear los dientes, desinfectar heridas menores, blanquear raíces de pelo oscuro, e incluso es utilizado por la NASA para accionar pequeños motores de cohetes en la ISS y otros.

Una curiosidad es que si se concentra y se usa como oxidante con queroseno, podría potencialmente lanzar una persona al espacio.

La mayor parte de sus funciones se basa en la gran capacidad oxidante que tiene, la cual se manifiesta al entrar en contacto tanto con metales como con materia orgánica.

A continuación, comentaremos algunas de sus aplicaciones y ventajas.

¿Para que sirve el agua oxigenada? Usos terapéuticos y estéticos

Usos terapéuticos y estéticos del agua oxigenada

El agua oxigenada ha sido utilizada en el mundo de la medicina por un largo periodo de tiempo.

Tiene funciones antisépticas, desinfectantes, oxidantes y antimicrobianas, lo cual le otorga una amplia gama de posibles tareas sanitarias.

Cura de heridas

El gran poder oxidante del peróxido de hidrógeno a bajas concentraciones (entre 6% y 9%) genera una gran cantidad de radicales libres al entrar en contacto con el tejido orgánico de las heridas.

Estos radicales libres descomponen la membrana celular de las bacterias, ocasionando que se llenen de líquido y estallen o que se deshidraten hasta colapsar.

El efecto dependerá del medio en el que se hallen.

Por otra parte, la degradación del peróxido de hidrógeno por la acción de ciertas enzimas produce oxígeno, el cual es letal para los gérmenes anaerobios.

Parece irónico, pues el oxígeno es vital para el ser humano, pero un importante número de bacterias funciona en ambientes sin oxígeno y la forma de eliminarlas es incrementando la presencia de este elemento a su alrededor.

Otro uso frecuente del agua oxigenada en la salud es como antihemorrágico.

Su reacción al contacto con la sangre es inmediato y no solo limpia la sangre presente en cualquier herida, sea esta accidental o quirúrgica, sino que causa una respuesta procoagulante que detiene o disminuye el sangrado activamente.

Blanqueamiento dental

El agua oxigenada se puede usar para blanquear los dientes

Aunque puede ser controversial, el uso del agua oxigenada para aclarar los dientes está muy popularizado.

El esmalte dental se mancha con el tiempo debido a ciertos alimentos, bebidas o vicios como el cigarrillo.

Estas manchas pueden deshacerse por la acción del peróxido de hidrógeno gracias a su efecto oxidante, dejando los dientes libres de esta capa oscura.

Sin embargo, la corrosión puede ser más profunda y no solo eliminar las manchas sino deteriorar el esmalte.

Muchos usuarios del agua oxigenada reportan que, efectivamente, aclara los dientes, pero a la vez produce sensibilidad dental a las temperaturas y dolor.

Además, los efectos dañinos no se limitan solo a la dentadura, el resto de las estructuras de la boca se pueden ver afectadas.

Aseo de la boca y encías

Los enjuagues y gargarismos con agua oxigenada se practican de forma habitual por ser efectivos y económicos.

Suelen prepararse mezclando el peróxido de hidrógeno con agua pura hasta alcanzar concentraciones por debajo del 50% y no debe ingerirse porque causa irritación de la mucosa gastrointestinal.

Hay que ser cuidadosos cuando hay presencia de aftas o lesiones en la mucosa oral. Si bien el agua oxigenada ayuda a desinfectarlas, cuando la dilución del producto no es suficiente, el efecto abrasivo puede ser contraproducente.

Si se producen quemaduras sobre las lesiones preexistentes, estas se pueden perpetuar en el tiempo y agravarse.

Eliminar hongos de los pies

Algunos de los gérmenes anaerobios más diseminados son los dermatofitos. Estos hongos son los responsables de la mayoría de las infecciones en los pies del ser humano. Estas pueden ser muy molestas y embarazosas.

Lamentablemente, deshacerse de estos hongos es muy difícil y casi siempre se requieren tratamientos prolongados y costosos para lograrlo.

Remojar los pies en una solución de agua oxigenada puede ser la respuesta. El oxígeno que se libera después del contacto entre el peróxido de hidrógeno y el área afectada de la piel hace que los hongos se desvitalicen y la infección disminuya.

Antes de realizar este procedimiento, se recomienda visitar a un médico para que este determine si otro tratamiento no es necesario.

Aclaramiento axilar

Las axilas pueden oscurecerse debido al uso del desodorante o como consecuencia de las continuas depilaciones.

No es nada agradable para la vista y la persona afectada puede sentirse deprimida o dejar de vestirse como quisiera para no avergonzarse.

Pero hay una alternativa económica y efectiva que se puede intentar.

Al igual que ocurre con los dientes, el agua oxigenada puede ayudar a desmanchar las axilas gracias a su efecto oxidante y abrasivo.

Después de dos semanas de uso, los efectos son positivos en la mayoría de los casos.

Además, existe un beneficio extra: el peróxido de hidrógeno elimina las bacterias que causan el mal olor en las axilas, logrando entonces un resultado desodorante. 

Enemas

Desde hace más de 60 años el agua oxigenada se ha utilizado para la realización de enemas evacuantes.

Esto se logra gracias a su capacidad para formar gases después de su metabolización y su efecto estimulante del tránsito intestinal para evacuar este gas.

El enema se prepara diluyendo peróxido de hidrógeno al 3% en un litro de agua tibia y se aplica lentamente a través del recto.

Existen reportes de colitis química por el efecto cáustico del agua oxigenada. Esta se caracteriza por evacuaciones con sangre, dolor abdominal difuso y meteorismo o abundantes gases.

Al parecer esto se debe a que en ocasiones las personas utilizan el producto a muy altas concentraciones.

Teñir el cabello

El agua oxigenada es muy utilizada para teñir el cabello

Algunos tintes para el cabello tienen agua oxigenada en su fórmula para complementar sus funciones. También se puede utilizar solo para lograr algunos reflejos o luces para el cabello.

Para prepararlo se mezcla peróxido de hidrógeno al 3% con agua en proporciones iguales y se aplica utilizando un aerosol o una botella de champú.

Las cantidades por utilizar son pequeñas y los resultados se verán poco a poco, pero estarán allí.

Si se usan cantidades mayores y en cabello seco, los resultados pueden ser poco agradables, así que se debe ser cuidadoso con la aplicación.

No dudes en visitar nuestra sección de belleza si estás interesada en mejorar tu aspecto y vida.

Limpiar los oidos

Otro uso del agua oxigenada es quitar la cera de los oídos. Acuéstate de lado, y usa un gotero o pajita para verter unas gotas de peróxido en el oído.

El peróxido empieza a burbujear en el canal auditivo, proporcionando así una sensación extraña pero extrañamente agradable.

Después de unos segundos, inclina la cabeza para dejar que el líquido se escurra, para finalizar limpia cuidadosamente.  

Usos domésticos

Agua oxigenada para limpiar

Por su naturaleza química y bajo costo, así como sus múltiples efectos, el agua oxigenada es muy útil para el cuidado del hogar. Algunos de los usos domésticos más comunes incluyen:

Aseo del baño

Uno de los sitios donde se acumula más suciedad en la casa es el baño.

Cientos de bacterias y hongos pululan a sus anchas allí gracias a la humedad y a la presencia de caños y sistemas de drenaje que ofrecen un cálido hogar para los gérmenes.

Para evitar la proliferación microbiana, es necesaria una limpieza profunda y regular del baño.

Existen muchos productos de limpieza que se pueden utilizar en el baño, incluyendo el agua oxigenada, que es económica y efectiva.

Esto debemos agradecérselo a su poder antiséptico y oxidante. Mezclada con agua tibia en altas concentraciones es capaz de eliminar las bacterias y hongos que se reproducen en la ducha, cortina de baño, griferías, inodoro y azulejos.

El olor puede no ser muy agradable, pero sin duda es eficaz.

Lavavajillas

El peróxido de hidrógeno mezclado con vinagre elimina prácticamente todas las bacterias que puedan estar presentes en la vajilla, juegos de cubiertos y tablas para picar.

La acción antimicrobiana del agua oxigenada ya se ha explicado antes y es debido a esta que resulta tan efectiva como producto de limpieza.

Otra alternativa es mezclar tu producto lavavajillas tradicional con un poco de agua oxigenada.

De esta manera aumentas su eficacia como limpiador y además disimulas el ácido olor que suele dejar el peróxido de hidrógeno cuando se utiliza y que puede hacer del su uso un poco desagradable.

Limpiar cristales

H2O2 + H2O = limpiador de cristales. Así de sencillo. El mercado está inundado de productos, algunos muy costosos, que prometen dejar tus ventanas y espejos como nuevos.

Esto podrías lograrlo con una mezcla de peróxido de hidrógeno y agua a partes iguales, sin necesidad de gastar mucho dinero.

Esta combinación se aplica con un trapo de algodón y se remueve con una goma limpiavidrios después de unos minutos, lo cual dejará tus cristales relucientes.

Esta también funciona con los espejos o gafas, aunque en este caso solo necesitaremos el trapo de algodón.

Jardinería

El agua oxigenada ayuda a eliminar los hongos de las plantas, y no la de nuestros pies sino las del jardín.

Lo cierto es que la presencia de estos hongos en nuestro cuerpo y en el patio trasero se debe a la misma razón: la humedad.

Los ambientes húmedos son ideales para el desarrollo de gérmenes que pueden causar enfermedades, tanto en humanos como en la vegetación del hogar.

Una preparación para los jardines se puede aplicar tanto en las hojas, para un resultado inmediato, como en las raíces, para un efecto prolongado en el tiempo.

Lo mejor de todo es que no hay problema en que se sigan utilizando otros productos para el cuidado del jardín. Su combinación no es deletérea y puede incluso llegar a ser simbiótica.

Desinfectante

El agua oxigenada es un gran desinfectante

El agua oxigenada funciona para eliminar esos pequeños arácnidos responsables de muchas de nuestras alergias: los ácaros.

Estos microscópicos insectos se acumulan en nuestros muebles o ropas y sus desechos son sumamente alérgenos.

De hecho, se creen que son responsables de la mayoría de los procesos atópicos en los niños.

Rociar agua oxigenada en estas prendas espanta o elimina los ácaros, disminuyendo de forma dramática la aparición de alergias asociadas a ellos.

Además, el resultado puede mejorar la calidad de vida de la persona de forma sostenida, recordando que todas las enfermedades de origen inmunológico tienden a ser crónicas y sus tratamientos son largos y molestos.

El rol desinfectante del peróxido de hidrógeno también ayuda a eliminar los malos olores y no solo escondiéndolos, sino deshaciéndose de la causa.

Recordemos que los malos olores provienen, en su mayor parte, de la descomposición orgánica mediada por bacterias.

Si eliminas las bacterias, eliminas el mal olor. Igual funciona en las axilas, como se explicó anteriormente.

Uso industrial

El agua oxigenada también tiene utilidad a gran escala. Dejando atrás los usos personales y domésticos, varias industrias utilizan el peróxido de hidrógeno en la generación de productos, bines y servicio de uso masivo.

Industria alimentaria

No resulta demasiado apetecible saberlo, pero el agua oxigenada se utiliza con regularidad para blanquear muchos alimentos como los quesos y las carnes de res o aves.

También se usa en la producción de aceites vegetales, facilitando la extracción oléica del maíz, la soja, la canola y las olivas.

Industria química

El peróxido de hidrógeno es un producto farmacéutico reconocido, pero también ayuda en la elaboración de otros fármacos. Ya sea como reactivo o como agente para evitar la contaminación de las preparaciones.

Hemos leído ya que el agua oxigenada actúa como un blanqueador casi universal. Por ello es utilizado en la industria del papel para blanquear la pulpa o en la del algodón con el mismo objetivo.

Para la limpieza industrial también funciona pues, aunque no ayuda a eliminar la grasa, si es desinfectante. De hecho, se considera como un buen sustituto del cloro cuando es necesario.

Industria aeroespacial

Aunque este uso es poco conocido, el peróxido de hidrógeno es utilizado como combustible en motores espaciales de propela única y como aportador de oxígeno en otros motores de propelas múltiples que no usan combustibles fósiles tradicionales ni energía nuclear.

Otros usos

Los trabajos de restauración de obras de artes se llevan a cabo muchas veces utilizando agua oxigenada.

Esta ayuda a recuperar los colores blancos que se originan gracias a la acción del carbonato de plomo existente en muchas pinturas.

En definitiva, el agua oxigenada es sumamente útil en nuestra vida diaria e incluso nos beneficiamos de su uso aún cuando no nos demos cuenta.

Sin embargo, su utilización no está exenta de riesgos, por lo que debemos siempre ser cuidadosos y seguir las instrucciones al pie de la letra.

Ante cualquier duda, solicitar ayuda a un experto debe ser la norma. No dudes en visitar nuestra sección de salud.

 

¡¡100.000 Personas no pueden estar equivocadas!! Déjanos enviarte cada mes nuestros artículos más leídos

Solamente mandamos un correo al mes, ¡¡por favor, no nos pidas más!!

¡¡TE AVISO PRONTO!!