Portada » ¿Por qué es bueno beber agua?

¿Por qué es bueno beber agua?

hidratación

Todos sabemos que es muy importante tener una hidratación correcta y de la necesidad de beber agua pero ¿por qué es tan importante?  

La ingesta de agua nos ayuda a mantener las funciones físicas y cognitivas, a regular la temperatura corporal y a mejorar los procesos digestivos. Además el agua beneficia a la lubricación de articulaciones, cartílagos y tendones. También hace de soporte estructural del tejido muscular y facilita la eliminación de toxinas.

El agua tiene muchas funciones imprescindibles para mantener un buen estado de salud. El agua es el principal componente de nuestro organismo y es esencial para la vida ya que interviene en muchas funciones fisiológicas.

Durante el día vamos perdiendo agua de forma constante no sólo a través de la orina sino también con la respiración o el sudor. Tenemos que reponer este agua que perdemos si queremos tener un buen balance en nuestro organismo. Para conseguir este equilibrio tenemos que ir bebiendo de forma constante.

Se calcula que estamos perdiendo a lo largo del día unos dos litros y medio de líquidos. 

¿Qué cantidad de agua se debe tomar al día?

En el caso de las mujeres la ingesta total diaria de líquidos debería ser de 2 litros y en el caso de los hombres sería de 2 litros y medio. De este total se aconseja que más o menos el 80% proceda del agua y el 20% restante o bien de alimentos como pueden ser las frutas o las verduras o de otras bebidas como caldos o infusiones.

En ningún caso hablaríamos ni de bebidas alcohólicas ni bebidas azucaradas como refrescos. Debes tener en cuenta que estas recomendaciones son estándares pero luego hay variaciones en función de cada persona según su edad o incluso la temperatura que hay en el exterior.

Tabla de porcentaje de agua en los alimentos más comunes

Alimento Porcentaje de agua
Agua 100%

Leche descremada, melón, fresas, sandía, lechuga, col, apio, espinacas, pepinillos, calabaza (cocida)

 

90-99%
Jugo de frutas, yogurt, manzanas, uvas, naranjas, zanahorias, brócoli (cocido), peras, piña... 80-89%
Plátanos, aguacates, requesón, queso ricotta, patata (horneada), maíz (cocido), camarones… 70-79%
Pasta, legumbres, salmón, helado, pechuga de pollo 60-69%
Carne picada, perros calientes, queso feta, filete de lomo  50-59%
Pizza 40-49%
Queso Cheddar, bagels, pan 30-39%
Chorizo, pastel, galletas 20-29%
Margarina, mantequilla, pasas 10-19%
Nueces, cacahuetes (tostados secos), galletas con chispas de chocolate, galletas saladas, cereales, mantequilla de cacahuete 1-10%
Aceite, azúcares  0%

Fuente: The USDA National Nutrient Database

Infografía del contenido de agua en los alimentos más comunes

Te puede interesar “Los 22 mejores alimentos para nuestra salud según la ciencia“.

¿Cómo hago para beber más agua al día?

La mayoría de las personas beben cuando tienen sed pero hay que tener en cuenta que la sed es una señal de alerta que nos envía el organismo.

De hecho la sensación de sed aparece cuando hemos perdido un 1% de nuestros líquidos. Aunque nos pueda parecer poco este 1% ya disminuye nuestras capacidades cognitivas y nuestro rendimiento físico.

Por lo tanto, es mejor no esperar a tener sed para beber. Una adecuada frecuencia de ingesta de agua sería de 330 mililitros es decir una botellita de agua mineral cada dos horas.

Lo más aconsejable es beberla despacio, a pequeños sorbos y preferentemente fresca, como a unos 10-15 grados para que se asimile mejor. 

Si eres de los que se te olvida normalmente beber de agua de forma constante, puedes tener una pauta más marcada a lo largo del día. Por ejemplo, proponte:

  • Beber al despertar uno o dos vasos de agua también a pequeños sorbos. Esto activará un poquito el organismo, tanto los intestinos, la circulación como el flujo sanguíneo.
  • Durante las comidas principales de mediodía y noche uno o dos vasos más. Esto además te ayudará a mejorar la digestión y la asimilación de los alimentos. 
  • Al finalizar el día antes de acostarnos el último vaso de agua que te ayudará a regular mejor la presión sanguínea y evitar la rigidez muscular. 

Muchas personas suelen llevar encima siempre una botellita de agua mineral para ir bebiendo a lo largo del día. Esta es una gran costumbre para conseguir una hidratación óptima.

El agua mineral embotellada que podemos encontrar en casi cualquier establecimiento es agua con muchas cualidades. Además está protegida de toda contaminación se embasa en el manantial conservando su pureza y propiedades. También mantiene una composición de minerales y oligoelementos constante.

¿Por qué es bueno tomar agua?

¿Sabías que cerca del 60% de todo tu peso corporal es agua? No el 5, el 10 o el 20% sino el 60%. Este dato extremadamente fascinante pero aún así existe gente que no considera que el agua sea importante.

Estudios científicos han demostrado de que el agua tiene vida propia y lo crean o no esto es cierto. Luc Montagnier un científico francés que ganó el premio nobel por sus descubrimientos sobre el vih/sida también realizó impresionantes experimentos con el agua. 

Este científico demostró al mundo de que el agua si tiene vida propia el demostrar una serie de experimentos científicos bien detallados que el agua puede retener información y que nos puede beneficiar o deteriorar.

En estos experimentos Luc Montagnier pudo demostrar por ejemplo que la homeopatía puede usarse como ciencia médica. 

El agua tiene la capacidad de transportar propiedades curativas impresionantes y este es solamente uno de los motivos por el que beber agua saludable a diario es tan importante para mantenernos sanos.

Ayuda a prevenir muchas enfermedades

El agua previene muchas enfermedades, si no bebes entre 4 y 8 vasos de agua al día, corres el riesgo de sufrir muchos problemas de salud. Nuestro cuerpo necesita de agua poder satisfacer sus demandas diarias porque la está perdiendo constantemente.

Cada minuto perdemos agua y no nos damos cuenta, por ejemplo sale del cuerpo en forma de sudor, de vapor, durante la respiración, en la orina, etcétera.

  • Estreñimiento. Por ejemplo, un problema de salud muy común que se da por deshidratación es el estreñimiento. Las personas que no beben suficiente agua tienen problemas para ir al baño porque el cuerpo necesita agua para poder mover esos alimentos por el aparato digestivo.
  • Cancer. Otro problema de salud que puede aparecer por el poco consumo de agua es el cáncer. Algunos estudios han demostrado de que el poco consumo de agua puede ser un factor de riesgo para sufrir cáncer de vejiga y de colon.
  • Cálculos renales. Los cálculos renales son otro problema de salud muy común que se puede desarrollar por una ingesta deficiente de agua. Existe un mayor riesgo de poder formar piedras en los riñones si no bebes suficiente agua. 

Te puede interesar “¿Cómo combatir la retención de líquidos? 13 consejos que funcionan“.

Ayuda a perder peso

El agua nos ayuda a perder peso, esto es algo que todas las mujeres conocemos. Beber agua nos ayuda a adelgazar porque el beber agua puede ayudar a acelerar el metabolismo y al mismo tiempo también reducir el apetito.

Según un estudio realizado por el doctor Simon N. Thornton, para la revista Frontiers of Nutrition demostró el aumento de la ingesta de agua puede aumentar nuestro metabolismo significativamente. 

Otro estudio publicado en el The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, estimó que beber dos litros de agua por día puede también aumentar el consumo de energía en casi 400 calorías diarias. 

Además, beber agua fría obliga que el cuerpo pueda gastar más calorías para calentar el agua y adecuarla a nuestra temperatura corporal. 

Finalmente, si bebemos agua antes de las comidas podríamos incluso experimentar una pérdida de peso muy rápida la combinamos con una dieta saludable.

Te puede interesar “¿Cuántas calorías debo comer al día para adelgazar o engordar? (Con calculadora y menús)

Previene el dolor de cabeza

Beber agua también previene y ayuda a tratar los dolores de cabeza. Si aún no lo sabes, puedes beber agua también para prevenir y tratar el dolor de cabeza.

Muchísimas personas que sufren de migrañas y dolores de cabeza también sufren una deshidratación. Varios estudios han demostrado de que beber agua puede aliviar los dolores de cabeza en aquellos que lo están sufriendo o están deshidratados constantemente.

Un estudio realizado por las doctoras Amy Price, y Amanda Burls descubrió que beber agua con frecuencia puede reducir la frecuencia y la duración de un dolor de cabeza o de una migraña.

Aumenta nuestros niveles de energía

Aunque no lo creas, beber agua aumenta nuestros niveles de energía. Un estudio científico publicado en la revista Nutrition Reviews demostró que nuestro cuerpo y nuestro cerebro está fuertemente influenciado por el estado de hidratación del cuerpo.

Si estamos deshidratados, esto puede afectar muchos aspectos de nuestros niveles de energía y nuestra función cerebral. 

Las mujeres que tienen una mayor pérdida de líquidos después de un ejercicio tienen mayor facilidad para alterar su estado de ánimo, su concentración y la frecuencia de sus dolores de cabeza.

La deshidratación leve puede disminuir también el estado de ánimo, la memoria y el rendimiento cerebral. Esto sucede sin importar la edad, desde niños hasta ancianos.

 ¿Hidratación?. Parece cada día más claro que la ecuación “salud + normalidad sin excesos=belleza + felicidad” es el algoritmo adecuado para conseguir lo que, al fin y al cabo, todos y cada uno de nosotros  estamos buscando.

Sucede pues, que nadie a estas alturas le puede sorprender demasiado, si aquí y ahora, canto mi particular a las virtudes que una correcta hidratación tiene sobre nuestra salud.

Beneficios de la hidratación

  • Mejora el estado de las articulaciones.
  • También el de las mucosas.
  • Permite una correcta eliminación de toxinas.  
  • Tiene beneficios directos en nuestra piel y en la apariencia de la misma, manteniendo su elasticidad, su tono y su suavidad. Si quieres saber más sobre la hidratación de la piel tienes toda la información aquí.

Bebe lo que tu cuerpo te pida

Sin embargo, lo que me propongo desde estas líneas no es tanto reivindicar lo evidente, sino desmontar algunos falsos mitos que rodean a la ingesta de líquidos y a la hidratación en si.

Además empiezo a estar un poco harto de escuchar o leer en medios de comunicación variados.

Ya sabéis, la típica modelo cuyo único secreto de belleza parece consistir siempre en comer de todo y beber 4 litros, mínimo, de agua mineral diaria.

Creo que es muy interesante saber que, si bien es cierto que un ser humano adulto, que no realice actividad física ninguna, necesita alrededor de dos litros de liquido diario para mantener sus niveles de hidratación en un margen correcto.

Tampoco es menos cierto que la mayor parte de los alimentos que comemos tienen en su composición altos porcentajes de agua.

Además, con una dieta equilibrada no es necesario beber tanta agua  y si, finalmente lo hacemos, podríamos incurrir en un problema de sobre hidratación.

Te dejo más información sobre los peligros de la sobrehidratación aquí.

En la mayoría de los casos no tendrá mayor consecuencia que la de visitar el baño más a menudo de lo habitual pero, y según en cuanto nos pasemos, podría desencadenar en afecciones más graves, especialmente para aquellas personas que retienen líquidos.

Conclusión

 Lo dicho, utilizar el sentido común y cumplid la máxima de nuestro algoritmo: “normalidad sin excesos”. Recordad que una persona sana que tenga los riñones bien, el corazón bien y que el hipotálamo (que es donde está en el cerebro el centro de la sed) le funcione correctamente no debería beber mucho más que cuando tiene sed.