Seleccionar página

Artículo revisado y aprobado por el Dr. Nataniel Josué Alvarez.  

¿Como combatir la retención de líquidos?. Nuestro cuerpo se mantiene en constante cambio todo el tiempo, pues a medida que pasan los años empezamos notar cómo el organismo va manifestando ciertas señales a través síntomas que nos permiten identificar esas variaciones, que en muchas ocasiones tienden a ser normales por la edad.

Para combatir la retención de agua o edema debemos reducir el consumo de sal, empezar una dieta rica en frutas, verduras y hortalizas e hidratar el cuerpo con gran cantidad de agua (excepto si se padece un problema renal) . Todo esto se debe acompañar con un ejercicio moderado y constante.

En muchas ocasiones nuestro cuerpo puede comenzar a manifestar importantes cambios que incluso podrían poner en riesgo la salud. También nuestra piel sufrirá cambios críticos. Aquí aprenderás como combatir la retención de líquidos y solucionarlo.

Es muy común la aparición de enfermedades de cualquier tipo cuando, de cierto modo, nos excedemos con lo que nuestro cuerpo está dispuesto a recibir o asimilar.

También, simplemente cuando ignoramos lo que necesita para hacer posible que nuestro organismo funcione de manera óptima y poder combatir esta retención de líquidos.

Que puede incluir el hecho de comer demasiado, ingerir constantemente un mismo alimento (incluyendo aquellos muy sanos).

Comer frituras, harinas o grasas en exceso, hasta saltar comidas, no proporcionarle los alimentos necesarios a tu cuerpo o preferir no comer para bajar de peso, entre otras decisiones, puede ser el detonante de muchos cambios en nuestro organismo.

Asimismo, el estrés, el exceso de consumo de alcohol o cigarro y un estilo de vida constantemente atropellado pueden llegar a generar daños en nuestra salud, incluso si llevamos una buena alimentación.

Nuestro cuerpo puede verse sometido a diversos cambios, bien sea por enfermedades, estados de ánimo, cambios en el metabolismo, etc…

La retención de líquidos es quizás uno de los problemas más comunes que se puede presentar, la cual puede ser afectar a cualquier persona sin hacer distinción de edad ni género.


¿Qué es la retención de líquidos?

retención de líquidos

La retención de líquidos o edema se produce cuando se almacena demasiado líquido fuera de las células, es decir en el tejido intersticial. Siempre hay líquido en esta zona pero cuando hay más de lo normal, algunas personas pueden notar sobre todo en mujeres una subida de peso.

Por ejemplo esto puede suceder justo antes de tener la regla cuando están en estado premenstrual. Yo he visto que pueden subir hasta tres kilos de líquido, no es que hayan engordado pero el peso ha subido y al bajar la menstruación los vuelven a perder.


La retención de líquidos, también llamada edema o hidropesía, es la acumulación excesiva de agua u otros líquidos en los tejidos del organismo (sobre todo en el intersticio), la cual produce hinchazón en la piel, especialmente en los tobillos, piernas, muñecas y abdomen.

Aunque la retención de líquidos no es una enfermedad en sí, sus causas pueden estar vinculadas a diversas razones y enfermedades, como daños hepáticos, problemas con los riñones, el corazón, la digestión, entre otros.


Algunas causas de la retención de líquidos y cómo combatirlos


Existen muchas razones por las que podemos presentar retención de líquidos en el cuerpo, incluyendo patológicas como la deficiencia renal, las dificultades cardiacas, problemas de tiroides, entre otros.

Sin embargo, para conocer la causa específica de su aparición cuando no existe una razón patológica, en primer lugar, es fundamental prestar atención a las señales que manda el organismo.

Es decir, debemos aprender a conocer nuestro cuerpo y saber qué cosas, situaciones o alimentos pueden estar haciéndonos daño. De esta manera, comenzamos a entender las razones de las alteraciones que padece nuestro cuerpo.


En relación con la alimentación, la retención de líquidos en nuestra piel puede estar ocasionada por:

  • Problemas circulatorios
  • Medicamentos. Si estás tomando algún medicamento que notes que no te viene bien, consúltalo con tu médico para ver qué efectos secundarios tiene y si puede haber alguna relación con la retención.
  • Alguna enfermedad o patología. Te aconsejo que te hagas un chequeo general y una analítica de sangre para ver que los riñones y el hígado están funcionando bien y en definitiva que esta retención de líquidos no sea causa de alguna enfermedad o patología que no tengas diagnosticada. 
  • Sobrepeso y la obesidad. Estos dos factores pueden ser causa de retención de líquidos y también hacer
  • Una mala alimentación.Una alimentación demasiada rica en sal, en sodio y pobre en potasio y magnesio y agua en general. 
  • Excesivo consumo de sal.
  • Excesivo consumo de azúcar.

El embarazo y el ciclo menstrual en cada mujer es diferente, y ambos están sujetos a cambios hormonales. Existen tratamientos que pueden ayudar a disminuir la retención de líquidos por esta causa, como el magnesio. Sin embargo, lo más oportuno es acudir al ginecólogo y que sea nuestro propio médico quien nos indique si debemos iniciar algún tratamiento o no.

Para conseguir eliminar la retención de líquidos debido a una mala alimentación debes:

  • Empezar una dieta basada en vegetales es decir, que haya mucha fruta y muchos alimentos de origen vegetal como son verduras y hortalizas. 
  • Intenta incorporar también cereales integrales.
  • Evita los alimentos procesados o incluso alimentos que no se consideran procesados pero que sí que vienen envasados. 
  • Limitar o evitar todo lo que viene en tarro todo y en lata. 
  • Evitar los productos que que están precocinados, todo esto va a tener mucha cantidad de sal.

He encontrado que muchas personas que suelen retener líquido evitan tomar agua porque creen que al tomar agua se van a hinchar más. Esto no debería ser así.

Si la retención de líquidos viene por un problema renal pues por supuesto habrá una restricción hídrica porque al beber agua te hinchas. Pero si la retención de líquidos no tiene nada que ver con este tipo de problemas médicos la solución recae justamente al contrario, te recomiendo tomar cuanta más agua mejor para ayudar a eliminar esta retención de líquidos.


¿Qué hacer si retienes líquidos?

como combatir el edema

Si presentas síntomas como hinchazón en las piernas o en el abdomen los días previos a la menstruación o durante el embarazo tienes que evitar el consumo de sal para ayudar a tu cuerpo a eliminar el exceso de líquidos que se acumula en él durante ese período.

Si después de varios ciclos menstruales o durante la gestación continúas presentando los mismos síntomas, entonces será recomendable que acudas a tu especialista.

Vigilar tu consumo de sal

El consumo de sodio es esencial para nuestro cuerpo, ya que permite mantener la presión arterial y es necesario para que los tejidos funcionen adecuadamente.

No obstante, su alto consumo también puede ser perjudicial, ocasionando el efecto contrario en la presión arterial (elevarla) y afectando el organismo, especialmente los riñones.

Cuando nuestro cuerpo no logra liberar el exceso de sodio, entonces comenzará a trabajar el doble y empezará a retener líquidos.

Para combatir la retención de líquidos por esta causa, si eres de las personas que come muy salado constantemente o consumes alimentos que contengan altos niveles de sal.

Tales como lácteos, embutidos, frutos secos, entre otros, y estás sintiendo hinchazón en la piel o mucha sed. Entonces deberías probar por bajar el consumo de sodio y tomar las cantidades de agua indispensables por día.

Verifica los niveles de sodio en alimentos como bebidas, quesos, enlatados, galletas, etc; y evita aquellos que contengan sodio como pescados en conserva como el bacalao, el maní empaquetado con sal, entre otros.

Tener una actividad física suave

A una persona con retención de líquidos yo no lo recomendaría por lo menos de inicio una actividad física muy intensa. Debe tener una actividad física suave más prolongada y sobre todo frecuente.

Es importante dar a todo ese sistema linfático movilidad. Sabrás perfectamente que si te sientas en una silla, si te quedas de pie, si das un paseo o vas de tiendas tiendes a caminar un rato y parar, camino un poco y me paro. Si hacemos esto, la tendencia a la retención de líquidos se dispara.

Utilizar medias de compresión ocasionalmente

Se deben utilizar medias de presión desde mi punto de vista sólo en días señalados. Yo no soy favorable a usarlas siempre a no ser que tengas un problema importante como un linfedema primario. 

Si tienes una retención de líquidos más o menos ligera más o menos llevadera más o menos variable yo no te recomendaría llevar siempre medias de presión. Deberías de darle la oportunidad a tu sistema de que funcione. Ponerse las medidas de presión de forma definitiva todos los días es asumir un fracaso.

Si ya lo quieres asumir y no intentar otras cosas y no darle a tu cuerpo una oportunidad de hacer su trabajo póntelas. Si todavía crees que tu cuerpo puede hacerlo yo preferiría ponérmelas solo cuando sepas que vas a meterte una jornada de paseo o de tiendas en las que sepas que se te van a hinchar.

Evitar el agua excesivamente caliente

Debes evitar además los baños con duchas con agua demasiado caliente provocan mucha dilatación y disminuyen la capacidad de los tejidos de presionarse para eliminar hacia.

Evitar la ropa muy ajustada

Debes también evitar la ropa ajustada, no como las medias de presión sino ajustada de forma que:

  • Haga presión en la ingle.
  • Que los pliegues hagan presión en la rodilla.
  • Calcetines que aprietan mucho, etc.

Este tipo de compresiones puntuales en zonas concretas dificultan el ascenso en el sistema linfático.

Elevar los pies

Una gran medida para combatir la retención de líquidos o edema es elevar los pies siempre que se pueda sobre todo después de trabajar. Si se está mucho tiempo sentado o de pie debes llegar a casa y tener un rato para colocar los pies por encima del nivel del corazón.

Lo podemos hacer incluso en la cama y levantar un poco la zona de los pies para favorecer durante la noche este retorno.

Filoterapia

La fitoterapia es tu gran aliado contra el edema. Haz 4 o 5 semanas de tratamiento de infusiones con estas hierbas para ayudar a tu sistema circulatorio y tu sistema hídrico. Te voy a dar un listado de hierbas pero hay más que puedes encontrar.

  • Té verde.
  • Alcachofera.
  • Ortiga verde.
  • Cola de caballo.
  • Diente de león.
  • La vid roja.
  • El grosollero.

Insisto, estas son algunas de las que puedes encontrar para mejorar para ayudar a estos problemas de retención de líquidos. Probablemente en tu zona o en tu país haya otras. Busca qué hierbas son las adecuadas para la retención de líquidos y sobre todo varía, no uses siempre las mismas.

Incluye más frutas y verduras

Si sufrimos el problema de la retención de líquidos o edema, debemos llevar una dieta rica en fruta y verdura. Además debemos reducir al máximo los alimentos que por decirlo de alguna forma engordan la sangre. Por supuesto las frutas y las verduras son los que menos lo provocan.

Incluye en tu dieta diaria más frutas y verduras, pues la mayoría de ellos son alimentos diuréticos que te permitirán eliminar el sodio y el agua a través de la orina o las heces.

Entre algunos de ellos están el apio, la remolacha, la piña, el pepino, el calabacín, el melón, la patilla, los espárragos, la pera, etc.

Evita el consumo excesivo de azúcar


Al igual que la sal, el alto consumo de azúcar puede ser perjudicial para tu salud.

Los postres son una gran tentación y darse un gusto de vez en cuando no está mal, pero cuando el consumo de azúcar se hace de manera constante los daños pueden ser importantes e incluso irreversibles.

Enfermedades como la diabetes pueden presentar síntomas como la retención de líquidos.


Consejos para evitar retención de líquidos por consumo excesivo de azúcar

  • Puedes sustituir el consumo de azúcar por edulcorantes. Sin embargo, su consumo debe ser controlado para evitar daños en el organismo.
  • Evita el consumo de postres, comidas que contengan azúcar o carbohidratos en horas de la noche, ya que el cuerpo tarda más en procesarlos y, por lo tanto, pueden producir retención de líquidos.

Evita las bebidas azucaradas 


Es probable que tu cuerpo pueda estar deshidratado si en ocasiones donde tienes sed, evitas el consumo de agua y la sustituyes por otro tipo de líquidos.

Si quieres saber la cantidad de agua diaria que necesitas para una correcta hidratación de tu cuerpo, haz clic aquí.

Evita bebidas tales como refrescos o gaseosas, bebidas con edulcorantes artificiales, café, zumos naturales con alto contenido de azúcar u otras infusiones con efecto diurético.

Al sustituir el agua por otras bebidas menos saludables estás poniendo en riesgo tu salud.  Además aumentas las probabilidades de sufrir retención de líquidos.

El agua es fundamental para tu cuerpo, así que su consumo no debería ser una alternativa cuando tu cuerpo te lo pida.

Hidrátate 

Una persona con retención de líquidos debe tener una correcta hidratación para renovar estos líquidos y para ayudar a la eliminación
de toxinas.

  • Si te mantienes activa(o) físicamente lo más recomendable es acompañar tus actividades o rutinas de ejercicios con agua.
  • Bebe al menos ocho vasos de agua al día. Al menos dos de estos vasos los puedes consumir uno en la mañana antes del desayuno y otro al finalizar la cena.
  • Durante el verano nuestro cuerpo pierde grandes cantidades de líquido a través del sudor.

Es probable que esto no sea una razón para tener sed constantemente, ya que cada persona y cada cuerpo es diferente.


Sin embargo, el consumo de agua es fundamental para mantener tu cuerpo hidratado durante aquellas épocas donde aumentan las temperaturas.

Deshidratarse por esta causa es muy común, así que no olvides beber suficiente agua cada vez que puedas.

El consumo de alcohol en exceso es altamente perjudicial para nuestro cuerpo, pues además de intoxicar el hígado puede deshidratar tu cuerpo y, a la vez, producir retención de líquidos.

Esto se debe a que el alcohol produce un efecto diurético y por esa razón las ganas de orinar son más frecuentes.


Al suceder esto eliminas mayor cantidad de líquido de tu cuerpo y, por lo tanto, de minerales, dejando solamente en él los efectos negativos que produce el alcohol.

Esto genera malestar y sed después de su alto consumo.


Si eres de las personas que ingiere mucho alcohol y de manera constante es probable que con el tiempo puedas apreciar los cambios que su consumo ha dejado en tu piel, pues la deshidrata y la reseca notablemente.

Báñate con agua fría


Ducharnos es uno de los momentos más placenteros del día, especialmente cuando deseamos relajarnos y despojarnos de toda la carga de actividades que realizamos durante el día.

En estos casos, el agua tibia o caliente ayuda a relajar nuestros músculos, pero, ¿realmente es beneficiosa para la salud?.

Si lo hacemos de manera adecuada sí, es decir, ducharnos con agua tibia esporádicamente no tiene efectos negativos sobre el organismo.

Si estamos reteniendo líquidos o están apareciendo várices en nuestras piernas, el agua caliente es la peor opción para combatirlos.

Lo mejor en estos casos es ducharse con agua fría para mejorar la circulación en el cuerpo.


Evita pasar mucho tiempo de pie o sentada


Si nos excedemos con este tipo de detalles, bien sea porque trabajamos todo día o frente a un ordenador, o porque tengamos que estar muchas horas de para cumplir con todas nuestras actividades diarias. Esto puede hacer que nuestra circulación se vea altamente afectada.

Siempre será necesario levantarse un rato si pasamos mucho tiempo en el asiento o descansar si pasamos mucho tiempo de pie.

Una recomendación para mejorar la circulación es colocar los pies en alto por, al menos, 20 minutos.

Artículo revisado y aprobado por el Dr. Nataniel Josué Álvarez. Médico, graduado en la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda. Área Ciencias de la Salud. -Ganador de la IV Feria Científica de Metodología de la Investigación – abril 2012 -Beneficiario de la Beca Institucional Asesor Estudiantil -Tesis: Relación entre Parasitosis, Anemia y Hábitos Higiénicos en pacientes de 20 a 70 años de edad en Amuay, municipio de Los Taques, Estado Falcón, Venezuela -Tesis: Plan de Intervención en Salud Rural en los sectores Monte Verde y La Puntica, de la Comunidad de Amuay, parroquia Los Taques, municipio Los Taques, del estado Falcón, Venezuela. Durante el período marzo 2018 – Julio 2018
Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

¡Únase a nuestra lista de correo para recibir más libros!

You have Successfully Subscribed!