¿Como pasar de gorda a flaca?

¡Si, conseguí ser chica playboy! Según la sabiduría convencional, las hermosas mujeres delgadas y jóvenes que son escogidas por la revista Playboy, como «Reinas del mes» son, simplemente, el producto de una buena genética.

Son como son, supone mucha gente, porque nacieron con la cara y el cuerpo perfectos. Su éxito es entonces, una especie de accidente de la naturaleza, un regalo más que un logro.

Sin embargo, el estereotipo es exacto en alguna ocasión. Una «Reina del año» me dijo una vez, durante una sesión fotográfica, que nunca había entrenado, que comía lo que quería y que no tenía ningún problema con el peso.

Así que buscando en las oficinas de Playboy de la Costa Oeste encontré informaciones sobre Susie Owens su «Reina del mes» de marzo de 1988, todos nos sentimos escépticos.

La señorita Owens, se nos dijo, era una enfermera graduada que tuvo una vez un grave problema de peso.

Ella usó sus conocimientos médicos y los adquiridos durante años de lecturas de blogs y libros de cuidado físico para desarrollar un programa de dieta y ejercicio que la transformó en cinco años de gorda a delgada.

Pero la cosa no se quedó ahí. Nos informaron que Susie, además de haber logrado su milagrosa autotransformaciónde gorda a flaca, compartió sus secretos de dieta y ejercicio con otras mujeres, mediante seminarios a lo largo de todos los Estádos Unidos durante años.

Puedes pasar de gorda a delgada si te lo propones

En Creatucuerpo.com siempre estamos buscando historias de éxito y transformaciones, pero ésta nos parecía demasiado buena para ser cierta.

No hay duda de que el entrenamiento con pesas al estiIo Fitness y la dieta adecuada pueden hacer maravillas a la hora de dar forma y firmeza ai cuerpo.

Pero coger a una mujer con exceso de peso y que nunca pensó que era «sexy» o excepcionalmente hermosa y convertirla en delgada y uno de los sueños de los lectores de Playboy, parece algo más propio del hada con la varita mágica que del Fitness y sus principios de entrenamiento.

Como dije antes, nos sentíamos escépticos. ¡Hasta que vimos las fotos del «antes y después»!

Si no lo sabéis, no podéis creeros que pertenecen a la misma persona. Susie, la enfermera, trabajadora, respetada por su competencia y seguridad por todos los médicos y pacientes.

Basando su aceptación y su autoridad en lo que hace  y no en su aspecto externo, que corresponde al de una mujer muy pasada de peso.

  Y luego aparece Susie, la «Reina del mes», con su aerodinámica y esbelta figura de largas y bien formadas piernas gracias al ejercicio, vientre plano y abdominales remarcados, largos cabellos rubios ondeando hasta la cintura y un rostro animado por una boca sensual, amplios ojos y pómulos salientes.

Y,aún más difícil de creer, la Susie Owens presentada en el Playboy como «Reina del mes» no era ninguna  adolescente. 

Tenía 32 A ños y una hija de 10 cuando fué chica Playboy. ¡ No es extraño entonces Playboy recomendara a Susie a nuestra redactora, como sujeto de una historia extraordinaria de éxito!

De gorda a modelo fitness, como lo conseguí

es posible pasar de gorda a delgada

«Sé que a la gente le cuesta creerlo — dice Susie—, cuando les digo que estaba gorda, se imaginan que también era atractiva, salvo que con un poco más de peso.

Pero cuando les enseño las fotos del “antes”, se llevan una sorpresa. En la época en que pesaba mucho no me preocupaba por mi aspecto y se me veía completamente distinta.

Estoy segura que hay muy pocas personas entre las que me conocieron que sabe que la chica de “antes” y la del Playboy son la misma persona. Es como si hubieran visto a un tractor convertirse en una mariposa».

Susie Owens no era gorda cuando creció. En su adolescencia estaba flaca y sus compañeras la llamaban «piernas de pájaro».

Nacida en Kansas City, pero criada en Oklahoma, se casó a los 17 años y trabajó como ayudante de dentista antes de estudiar y graduarse de enfermera.

Pero a la hora de graduarse, Susie estaba a punto de dar a luz. Siete días después vino al mundo su hija, Shauna.

«Cogí el peso durante el embarazo —afirma Susie — . Antes de quedarme embarazada pesaba 53 kilos, y llegué ¡a 81! Tuve una hija de poco más de tres kilos, pero volví a casa pesando cerca de 70 y ya no bajé de ahí.

Pero en esos momentos no me preocupaba demasiado. Como enfermera, era muy respetada y no se fijaban en mi aspecto.

Estaba gorda, tenía una mala dentadura y un trasero enorme, pero destacaba en el cuidado de los pacientes, y éstos y los médicos me querían mucho.»

En esa época, Susie dejó el hospital para trabajar como médico especializado en problemas de obesidad.

A los pocos días se dió cuenta ne que era un mal ejemplo para los pacientes que venían a adelgazar.

Puedes dejar de ser gorda

«El médico me recomendó una dieta y me dijo que me pusiera al tiempo a hacer ejercicio.»

Empecé usando las escaleras en vez del ascensor. Eso suponía subir seis pisos tres veces al día. No parece mucho, pero para mí suponia tanto que acababa con las piernas y el trasero doloridos. Nunca habia tenido agujetas musculares”. 

¡Casi ni siquiera sabía que tenía músculos! Y el hecho de que sintiera molestias en ellos y luego firmeza me dio ánimos para seguir. Empecé a ser estricta con mi dieta y dejé de tomar alimentos “basura”. Pronto bajé a 67 kilos y luego a 63. »

A medida que vio surgir una nueva figura, Susie se sintió más motivada a entrenar. Se apuntó en un gimnasio. Empezó a usar la bicicleta estática y luego las máquinas de ejercicio. Pero a las pocas semanas se dio cuenta de que ese programa no iba a producirle el tipo de resultados deseados.

«Mi entrenamiento de enfermera me había dicho que era necesario trabajar específicamente cada parte del cuerpo.»

A ver a la gente trabajar, Susie se dio cuenta de que había bastantes hombres que progresaban, pero menos mujeres.

Estas hacían un entrenamiento menos intenso, que no permitía que sus cuerpos cambiasen demasiado.

«Trabajaban relativamente duro con la bicicleta, pero cuando llegaban a las pesas usaban las más pequeñas y ni siquiera rompían a sudar. ¡Por eso no les valía para nada!»

Susie Owens paso de gorda a delgada

Luego empezó a salir con un culturista, que la llevó a un gimnasio serio y la introdujo en el mundo del Fitness.

«Allí — dice Susie —, vi por primera vez chicas Fitness y aunque tenían un aspecto más musculado del que yo deseaba obtener. Me di cuenta de que sabían algo que los demás ignorábamos. Indudablemente, lo que hacían era válido. Tras de unos pocos entrenamientos Fitness me di cuenta de que había encontrado lo que buscaba. »

Al tiempo que transformaba su cuerpo, Susie empezó a cuidarse más de su aspecto general. Experimentó con diversos estilos de peinado, aprendió a usar el maquillaje y empezó a comprar un nuevo guardarropa para mostrar su figura de reciente adquisición. Cuando bajó a 59 kilos, se decidió a enviar su foto al editor de Playboy,¡y fue aceptada !

«Playboy—afirma Susie — , era muy importante para mí porque ofrecía el atractivo y el “sexy” de los que yo había carecido como adolescente y como joven mujer obesa. Esa revista era mi sueño, lo mismo que el “Vogue” para aprender estilos de peinado y maquillaje y revistas de Fitness para saber cómo desarrollar una buena cintura.»

La revista Playboy planeaba un artículo gráfico sobre las enfermeras. Susie vio publicada su foto allí, pero, con 59 kilos, no pudo conseguir el título de «Reina del mes».

Pero Susie no podía bajar de 59 kilos. Finalmente, después de muchas pruebas, descubrió que la combinación del entrenamiento con pesas y el «squash» suponían la diferencia: pesaba ¡52 kilos!, uno menos que antes de quedarse embarazada, pero su cuerpo había cambiado por completo. Donde antes estaba flaca, se la veía firme, apretada. Otra vez volvió a enviar su foto a Playboy y ahora no se quedó decepcionada.

Jeff Cohen, director fotográfico, me dijo que cogiera el siguiente avión para Chicago. Finalmente, me convertí en “La Reina del mes”. Todas las horas de gimnasio habian merecido la pena.

El Playboy sacó a la luz la historia de Susie, describiendo su transformación y, para su asombro, empezó a recibir muchas cartas de hombres y mujeres.

Las cartas le dieron a Susie la idea de crear unos seminarios de dieta y puesta en forma para mujeres.

Enseguida empezó a trabajar con ellas, a pesar de que sus muchos cometidos con Playboy y otros trabajos como modelo hacian que casi no tuviera tiempo para dedicarlo a los seminarios.

Susie Owens, el ejemplo a seguir si quieres dejar de estar gorda

Creo que soy un buen ejemplo para las demás mujeres porque no nací bella. Ponerme bien me costó años de esfuerzo, de dieta y ejercicio combinados“.

Mi ejemplo puede demostrar plenamente la dificultad de esa transformación de gorda a delgada, pero también que vale la pena el esfuerzo.

Muchas actrices y modelos han publicado libros sobre el ejercicio, la dieta y la belleza, pero la mayoría eran hermosas desde siempre y no sirven como ejemplo.

Cuando me ven a mí, dicen: «Es una madre. Estaba gorda y ha conseguido ponerse tan bien como para ser elegida “Reina del mes”».

«Creo —afirma convencida —, que el Fitness proporciona el aspecto físico ideal que buscamos, además de ser sumamente útil para prevenirnos contra la pérdida ósea y de masa muscular que viene por sí sola con la edad.»

Susie Owens es un ejemplo vivo de lo que puede hacerse con un cuerpo normal, tapado por la grasa, y tiene la intención de volver a aparecer en el Playboy durante muchos años.

Si quieres mas información de como tener un físico espectacular lee nuestro artículo “como tener un cuerpo bonito”.

Si quieres conseguirlo lo harás. Estamos seguros de que así será.

Como pasar de gorda a fitness

Las calorías cuentan

Representan la energía adquirida por el cuerpo mediante su dieta diaria. Si comemos demasiado, acumularemos el exceso de calorías como grasa.

Para perder peso y dejar de estar gorda, hay que establecer un equilibrio negativo, donde el cuerpo utiliza más calorías de las que consume.

Podemos hacerlo reduciendo la ingestión calórica incrementando el nivel de ejercicio o haciendo ambas cosas al tiempo.

Evitar las dietas de pasar hambre


No se puede privar el cuerpo hasta el punto de matarlo de hambre. Cuando lo hacemos así suceden todas estas cosas negativas:

  • El cuerpo empieza a metabolizar proteínas como combustible, de forma que perdemos músculo en vez de grasa.
  • El metabolismo basal disminuye para que el cuerpo gaste menos calorías.

La calidad de la comida es tan importante como la cantidad

Por ejemplo, la grasa no sólo contiene más del doble de calorías que las proteínas o los carbohidratos.

Tiende a acumularse con más facilidad que el exceso de proteína o carbohidratos. Comer grasa nos pone más obesas.

Si quieres saber los mejores alimentos para pasar de gordita a delgada lee “Los mejores 22 alimentos para tu salud según la ciencia”.

Estimular el metabolismo con el ejercicio

Este incrementa el número de calorías gastadas y la velocidad a la que se consumen. Porque para muchas personas es más importante la aceleración del metabolismo basal, porque hace que puedan consumir muchas calorías a lo largo del día aun estando en descanso.

Esto es especialmente cierto para las personas que hacen dieta, cuyos metabolismos, decaen tan deprisa que se les hace difícil bajar de peso.

Reducir la grasa en nuestra dieta

El primer paso para dejar de estar gorda y luchar contra el exceso de peso es reducir la cantidad de grasa de la dieta. Se acumula enseguida y además contribuye a una serie de problemas médicos como el cancer de pecho y de colon.

La grasa debe proporcionar menos del 30 por 100 del titán calórico. Hay que tener en cuenta que está oculta en muchos sitios, en cosas como la leche, la mantequilla, el queso, las almendras o los cacahuetes, incluso en las aceitunas.

También en algunos pescados, y en el pollo si no le quitamos la piel.

¿Que podemos comer entonces, si nos olvidamos de la grasa?. Las chicas Fitness suelen optar por una dieta alta en proteínas, pero nosotros solemos recomendar una con bastantes hidratos para las chicas moderadamente activas.

Moderar las proteínas

Si entrenas para competir en algún deporte o tratas de ganar masa muscular, necesitas comer proteína extra.

La mayoría de las personas no tienen ese tipo de demandas. Y si tomamos proteína en exceso podemos terminar convirtiéndola en grasa.

Las chicas que buscan un cuerpo Fitness requieren cerca de dos gramos de proteína por cada kilo de peso corporal.

Las personas sedentarias les vale con menos de la mitad. ¿Como pasar de gorda a flaca?. Cuando entrenamos para ponernos en forma necesitamos algo más de proteínas pero no tanto como una chica Fitness.

Comer carbohidratos complejos

En lugar de tanta proteína, recomendamos carbohidratos, especialmente complejos. Vegetales verdes, semillas y frutas.

Idealmente estos deben constituir más del 50 por 100 del total calórico de una chica sana y activa.

Los alimentos como la leche entera y las yemas de huevo tienen demasiada grasa para que puedan consumirse con regularidad. La leche desnatada y las claras de huevo son excelentes.

Por ejemplo las calorías de la leche desnatada son 50 por 100 carbohidratos y 50 por 100 proteína de calidad.

Tomar algún suplemento

Los suplementos pueden ser muy útiles para las personas que sigan dietas estrictas. La nutrición básica debe provenir de los alimentos, aunque sigamos una dieta baja en calorías.

Pero cuando estamos así, los suplementos nos aseguran que no vamos a padecer ninguna deficiencia vitamínico-mineral.

Además, tomar algo de la proteína diaria en forma de proteína en polvo o de aminoácidos que no contienen grasa, nos permite cumplimentar los requerimientos proteicos diarios al tiempo que ingerimos pocas calorías.

Tu lograrás dejar de estar gorda si te lo propones, así lo hizo Susie Owens

Finalmente te diré que tu también puedes lograrlo, en este artículo te hemos dejado los secretos de Susie Owens.

Pero tienes muchos más con los que serás aun mas bella en Creatucuerpo.com.