Portada » Aprende como quitar el hambre para perder peso en 18 sencillos pasos

Aprende como quitar el hambre para perder peso en 18 sencillos pasos

como reducir el hambre para perder peso

Artículo escrito por el Dr. Nataniel Josué Alvarez.  Médico, graduado en la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda. Área Ciencias de la Salud

¿Cómo quitar el hambre? Durante mucho tiempo se nos ha dicho que dejar de comer es una buena opción para adelgazar, pero, ¿Es eso cierto? ¿Qué dice la ciencia al respecto? En este artículo encontrarás a la respuesta a esta interrogante.

¿Es efectivo dejar de comer para perder peso y reducir el hambre? ¿Es bueno seguir una dieta? Seguramente alguna vez has escuchado o deducido que el método más evidente para rebajar es dejar de comer o ponerse a dieta.

¿Pero es cierto? ¿Es saludable para nuestro organismo dejar de comer? ¿Podemos seguir manteniendo una figura sana y deseada de esta manera? ¿Qué tan efectiva es la dieta?

¡Quédate y entérate de todo esto! En este nuevo artículo responderemos a estas inquietudes y te haremos saber la mejor forma de reducir el hambre y el consumo de calorías para bajar de peso y mejorar tu estilo de vida.

Al consumir más calorías de las que gastamos a través de nuestro metabolismo; engordamos. Esto ocurre por varias razones: Ingerimos alimentos en grandes cantidades, alimentos altos en azúcares, o comidas abundantes para saciarnos. De igual manera, puede ocurrir lo contrario: Cuando ingerimos menos calorías de las que procesamos, tendemos a bajar de peso.

A pesar de la creencia de que el peso es el mejor indicador para establecer si estamos o no llevando un estilo de vida saludable, esto no es del todo cierto: Existen muchos factores que influyen en el peso, y que pueden condicionar el aumento o disminución de este, sin que represente un exceso de ingesta de calorías.

Por ejemplo, si realizas entrenamiento muscular de alta potencia, tiendes a consumir más calorías a través de tu metabolismo basal, generalmente esto se traduce en pérdida de grasa y aumento de masa muscular. Por esto se dice que puedes lucir más delgada aun cuando mantengas los kilos que pesabas antes. Esto es debido a que la grasa ocupa 3 veces el volumen del músculo, por lo que 1 kg de músculo se verá y ocupará un espacio mucho menor al de uno de tejido adiposo.

Para lograr una dieta equilibrada, aumentar la asimilación de los nutrientes y disminuir las ganas de comer, debemos comenzar a entender nuestro cuerpo, y buscar conocerlo al igual que nuestro metabolismo. 

¡Cada persona es diferente! Ahora te daré toda la información que necesitas.

Como quitar el hambre para adelgazar

Para responder a la pregunta de ¿Cómo reducir las ganas de comer de forma normal? Tenemos que entender que el apetito es la necesidad de consumir alimento para mantener el equilibrio, mientras que el hambre que es un mecanismo de defensa que alerta al organismo cuando existe una carencia de nutrientes. Aunque no lo parezca, son conceptos distintos.

Para aprender a quitar el hambre debemos aprender ciertos consejos que te puedo enumerar a continuación:

Reduce las porciones

Debemos ir reduciendo la porción que ponemos en nuestro plato gradualmente (un poco cada día), es uno de los trucos que más funcionan para quitar el hambre. De este modo iremos dominando poco a poco la sensación de hambre hasta que desaparezca casi por completo.

Come más veces durante el día

Si, aunque no lo parezca, comer de 5 a 6 ocasiones durante el día ayudar a disminuir el apetito, acelerar el metabolismo y producir saciedad.

Usa platos más pequeños 

Usar platos mas pequeños es uno de los trucos de toda la vida (esto nos parecerá que comemos mayores cantidades de comida, y ayudará a saciarnos más fácilmente). Este consejo está directamente relacionado con la mente, cuanta menos comida vemos, menos comida nos apetece.

Practica el ayuno intermitente

Ayuno intermitente (muy importante). Empezando a practicar esta pauta de alimentación (algunos lo califican como dieta) nos ayudará a ir reduciendo el apetito poco a poco. Esta técnica básicamente consiste en dejar de comer durante períodos de tiempo y alimentarnos solamente fuera de estos. Estos espacios donde podemos comer se llaman “ventanas”.

Según un estudio realizado por la doctora Monique Tello y publicado en la revista Harvard Health, el ayuno intermitente no solo es efectivo para adelgazar, también ayuda a prevenir enfermedades como la diabetes.

Te puede interesar “¿Qé es el ayuno intermitente?“.

https://youtu.be/jQ9c8LoOqAg

No compres con el estomago vacío 

Este es quizá de los trucos definitivos, no debes ir a la tienda con el estomago vacío (comer siempre antes ya que aumenta nuestro apetito). Si acudimos a realizar las compras del hogar con hambre, esto nos incitará a adquirir alimentos que no requerimos, comunmente altos en calorías y azúcares, que harán entorpecer nuestra meta de tener una alimentación equilibrada.

¡Recuerda mantener el estómago lleno e ir a comprar después de haber comido!

Bebe mucha agua

Necesitas una hidratación adecuada: Bebe durante todo el día, ya que la sed se confundirá de vez en cuando con el hambre, y producirá ansiedad. Evita beber jugos o líquidos ricos en calorías, y recuerda tomar al menos 2 litros de agua al día.

Según un estudio realizado por el doctor Simon N. Thornton para la revista Frontiers of Nutrition concluyó que el aumento de ingesta de líquido facilita una pérdida de volumen clara y consistente en el tiempo.

Mastica los alimentos

Si, así como lo lees, masticar los alimentos de manera adecuada ayuda a disminuir el hambre. Debido a que nuestro sistema nervioso tarda más en asimilar que nuestro estómago se ha llenado, además, al masticar bien, la comida se mantiene en contacto con las papilas gustativas durante más tiempo, lo que promoverá la sensación de plenitud y enviará el mismo mensaje al centro de saciedad en el cerebro.

Se consciente de lo que comes

Si practicas una alimentación o dieta consciente ayudarás a disminuir la sensación de hambre y aumentar la de saciedad. Al estar consciente de lo que comes, aprenderás a conocer tu cuerpo y obtendrás los resultados acordes a tu meta.

Haz ejercicio

Los estudios han demostrado que el ejercicio aeróbico, como correr, montar en bicicleta o nadar, disminuye el apetito al cambiar los niveles de las hormonas que afectan al hambre.

Toma jengibre

¿Cómo quitar el hambre? El jengibre es uno de los mejores productos represores del apetito: Aunque se han hecho muchos estudios para confirmar el efecto, un estudio realizado por los doctores M. S. MansourYu-Ming NiA. L. RobertsM. KellemanA. RoyChoudhury y Marie-Pierre St-Onge encontró que el gengibre aumenta la termogénesis y reduce la sensación de hambre y que beber agua caliente (en infusión) con 2 gramos de polvo de jengibre después de las comidas ayudaba a quitar el hambre posterior a la comida.

 Te puede interesar “20 beneficios y propiedades del jengibre que pocos conocen”.

Duerme al menos 7 horas

Si duermes al menos siete horas evitarás sentir hambre todo el día: Si no se duerme adecuadamente durante al menos siete horas al día, la sensación de hambre aumenta en un 25%.

Si no duermes lo suficiente, tu estómago producirá más grelina. La grelina es una hormona que controla la energía que utilizamos y cuándo se nos abre el apetito por la mañana o durante el día.

Evita el estrés 

El estrés es un enorme estimulante del apetito: El organismo secreta cortisol en exceso en condiciones de estrés, lo que aumenta el hambre y los antojos de comida. Además disminuye la secreción del péptido de la hormona de la plenitud.

Si aprendes a disminuirlo, te protegerás contra los antojos de comida y los efectos dañinos del cortisol.

Utiliza la digitopuntura

Antiguo secreto de la digitopuntura: presionarse la nariz o cierta parte de la boca utilizando los puntos de presión en esta zona ayuda a frenar los antojos (te dejo un vide explicativo abajo)

Come en un lugar muy iluminado

Tienes que asegúrarte de que el comedor esté bien iluminado con una luz brillante, ya que la luz tenue te hace proclive a comer mucho más.

Utiliza platos azules

¿Cómo quitar el hambre? Prueba a cambiar el tamaño de los cubiertos y usar un plato de color azul: una investigación reciente muestra que el color azul es un supresor natural del apetito, ya que es muy difícil encontrar alimentos en la naturaleza de este color.

Los colores naranja, amarillo y rojo rojo estimulan el apetito y te harán comer mucho más.

Espera

La espera hace que el apetito se vaya desvaneciendo: No te precipites a comer si quieres quitar el hambre que empiezas a notar. En vez de eso distráete con algo durante 15 minutos, como por ejemplo, dar un paseo.

Según profesores de la Universidad de Utah (EE UU), hay un lapso o desfase de tiempo entre el momento en que se ha comido lo suficiente y el momento en que el estómago se siente lleno. Esto significa que si alguien come demasiado, su deseo de comer más será mayor que el de aquellos que no han ingerido tantas calorías porque aún sienten hambre.

Evita el aburrimiento

El aburrimiento es un gran enemigo. Cuando estamos aburridos, es fácil recurrir a la comida como fuente de consuelo. Pero lo que muchos no entienden es que comer en exceso puede crear una adicción. Si esto continúa sin control, nuestro cerebro acabará deseando comer por encima de otras actividades porque es donde experimenta su mayor placer, ¡incluso si está lleno y no tiene hambre!

Esto también puede reforzar costumbres poco saludables al crear nuevas vías neuronales en el cerebro que determinan que ciertos comportamientos son más gratificantes que otros, lo que significa que los antojos son más fuertes cuando no hay nada más para satisfacerlos (lo que nos lleva de nuevo al problema).

Bebe café

El café es un gran enemigo del antojo: Un vaso o taza de café descafeinado puede quitar el hambre y ayudar a producir saciedad.

Las investigaciones más recientes aún no han confirmado el mecanismo de acción de este para reducir el hambre. Se ha demostrado que si tomas café aumentas la liberación de serotonina y de la hormona peptídica YY en el intestino.

Esta hormona se asocia con la saciedad y tiene un papel importante en la determinación de cuánto se desea comer.

Estos pequeños pasos serán un gran avance en nuestra meta de quitar el hambre para adelgazar. Pero en este artículo vamos a hacer un análisis más profundo sobre como empezar de una manera efectiva a reducir nuestra sensación de hambre y de esta manera disminuir nuestro apetito.

¿Cómo conocer el metabolismo que tengo para saber cómo saciar mi apetito en un tiempo rápido?

Como ya dijimos anteriormente, nuestro metabolismo se encuentra regulador según tres (3) biotipos: Endomorfo, Ectomorfo y Mesomorfo, cada uno de ellos nos dirá qué consideraciones debemos seguir para lograr conseguir nuestra figura deseado.

Ectomorfa

Si eres Ectomorfa, significa que eres delgada; o tiendes a ser de una figura delgada y casi no presentas volumen en tu estómago y tiendes a tener un metabolismo acelerado, es por ello que la cantidad de alimento que consumas probablemente no influirá en tu peso, asimismo,  tu hambre estará siempre bajo control. No importa cuánto comas, seguirás manteniendo tu figura. No obstante, ganar musculatura te será complicado, dado a que tu cuerpo no está acostumbrado a la hipertrofia muscular.

Endomorfa

Si eres Endomorfa, te será fácil visualizarlo. Este tipo de metabolismo se caracteriza por acumulación de grasa en región abdominal; tiendes a engordar muy rápidamente, es por ello que debes tener cuidado a la hora de comer y regular de manera adecuada el tipo de alimentos que ingieres. Las mujeres con este biotipo tienden a tener más apetito. 

Mesomorfa

Para las Mesomorfas, resultará realmente fácil ganar masa muscular; en comparación con los otros dos tipos; les será un poco más fácil alcanzar su meta: ¡Un físico detallado y deseable por todos! El tipo Mesomorfo se caracteriza por tener un físico característico de atleta y deportista (Además, su apetito varía en función de la actividad física que realicen.)

Te damos una información mas completa y detallada de estos metabolismos en el artículo de “Como bajar de peso sin hacer ejercicio”.

Estos tres (3) biotipos son establecidos según tu genética, y conocer tu biotipo sirve de orientación para saber cuáles medidas tomar y qué pasos seguir, en fin, te ayudan a conocer más tu cuerpo. Sin embargo, no necesariamente significa que vas a conseguir resultados solo por tener un biotipo determinado: Se deben establecer hábitos alimenticios y rutinas de ejercicio adecuadas en función de la meta establecida, para así lograr el físico que deseas.

Para ello, debes observar qué tipo de comidas estás consumiendo a diario. Aunque no lo creas; muchas veces los alimentos que menos consideras te hacen engordar, son los que en realidad lo hacen. Debido a que algunas veces consumes más alimento de la que necesitas.

Esto se traduce en más calorías, y por llevar la etiqueta de “saludable” crees que puedes comer grandes cantidades, cuando no es así. ¡Pero tranquila! Es un error bastante común en las mujeres que buscan mejorar su hábitos de vida, y se puede corregir con el tiempo.

En este blog buscamos ayudarte a mejorar tu figura a través de consejos útiles y prácticos. Ahora bien; ya sabiendo todo lo anterior, nos preguntamos:

¿Es bueno quitar el hambre para perder peso?

porque paso hambre con mucha frecuencia

Como todo en la vida; los alimentos no son totalmente buenos ni totalmente malos, ¡Todo se trata de llevar un equilibrio y un balance que debes aprender a ejecutar! Tenemos sembrado el pensamiento de que, si no comemos, empezamos a perder peso, pero, ¿Qué tan cierto es eso? Sigue leyendo este artículo para encontrar la respuesta.

Recuerda que llevar un estilo de vida saludable no quiere decir que debas dejar de comer las comidas que mas te gustan o te apetecen. Se trata de equilibrar las porciones de lo que comes con el fin de no excederte en calorías, y en caso de querer adelgazar, lograr tener un déficit de calorías saludable que te permita llegar a esa meta.

El peso va asociado a las calorías; las calorías son las protagonistas, las que hacen que ganemos o perdamos kilos, pero, ¿Por qué? Bueno, son la fuente de energía que impulsa a al cuerpo a realizar sus funciones básicas. Al tener un aumento o disminución en su consumo, se acumula o se pierde grasa. Imagina un tanque de gasolina para un automóvil; para que este funcione, necesita el combustible necesario para su funcionamiento.

Dicho combustible va suministrado en un recipiente que lo mantiene; mientras más grande sea el recipiente, mayores cantidades de combustible podrá contener, pero ¿Qué pasa si el recipiente completa su capacidad? Pues, se comienza a acumular energía en sitios no deseados, en este caso, en forma de grasa.

Tal cual como a un globo cuando le suministras líquido. ¡Así es tu cuerpo! Si le suministras muchas calorías, este se expande y crece. Mientras que a menor calorías, este decrece y disminuye. Ya teniendo esto en mente, nos preguntamos:

¿Qué es el hambre?

que es el hambre

El hambre, que es la sensación que induce a comer, no debe ser confundida con el apetito, que es la necesidad de comer para mantener el equilibrio del organismo. El hambre puede ser considerada como un mecanismo de defensa que alerta al cerebro cuando existe una falta de nutrientes. 

Entonces, podemos decir que el hambre es aquella sensación que nos obliga a comer hasta que quedemos saciados.

Por naturaleza, todos las personas sentimos el anhelo de comer, no obstante hay que tener algo claro: El hambre no solamente se puede producir por un largo período de tiempo sin comer. También puede producirse por factores tal como el estrés.

El hambre es una respuesta que envía tu sistema nervioso desde tu estómago hasta tu cerebro, ese indicador te avisa cuando el organismo está consumiendo su propia energía acumulada. ¡Tal cual como el tanque de gasolina para el automóvil! No obstante, esta sensación puede ser influenciada y controlada por otros factores ya mencionados.

Si eres alguien que disfruta mucho el consumo de patatas fritas, azucares y comidas rápidas, cada vez que tu estómago haga digestión; cosa que ocurre pasada las dos (2) o cuatro (4) horas, tu mente te exigirá más de estos suministros para lograr una respuesta que desencadene una reacción de placer y saciedad.

Ahora bien ¿Debemos quitar el hambre para perder peso? A continuación obtendrás la respuesta.

¡Quedar con hambre no es malo!

El hambre es la señal de que tu cuerpo necesita alimentos para obtener calorías y mantener su funcionamiento adecuadamente. No obstante, el cuerpo puede soportar largos períodos de ayuno. ¿Qué es el ayuno? Es el tiempo en que pasas sin haber ingerido ningún tipo de alimento. 

En recientes estudios se ha demostrado que el cuerpo humano puede emplear la Autofagia de manera beneficiosa, pero, ¿Qué es esto? Pues es un mecanismo natural de regeneración que ocurre en nuestro cuerpo a nivel celular.

Así, las células usan la autofagia para deshacerse de proteínas dañadas y de orgánulos o organelos, que son las distintas estructuras contenidas en el citoplasma de una célula.

Para mayor información con respecto a esto, tal vez te interese visitar nuestro otro artículo sobre la Autofagia en El Ayuno intermitente. 

Entonces… Si poseemos tal habilidad.

¿Por qué siento hambre con bastante frecuencia?

Cuando consumes unas grandes cantidades de alimentos, o alimentos con alta densidad calórica, tu cerebro creará un hábito o ‘memoria’ y te pedirá que le suministres al estómago esa misma cantidad de comida hasta sentir saciedad.

¿Alguna vez te ha pasado que comes un helado, un chocolate o algún postre en específico que te haya maravillado? Seguramente quedarás con las ganas de volver a consumirlo una y otra vez. ¡Esto generará una cadena sin fin!

Tu cuerpo y mente se volverán adictos a ese alimento en específico y querrán consumirlo en mayor cantidad y frecuencia. 

Es por esto que debes aprender a manejar tus hábitos, los alimentos que consumes y la cantidad en la que lo haces. Con el fin de lograr un balance y equilibrio que te permitan tener un estado de salud adecuado.

Si tienes problemas para saciar tu apetito y quitar el hambre, ¡Tenemos para ti una solución!¡ Existen varios alimentos que te harán perder peso y disminuir la sensación de hambre! 

¿Que comer para quitar el hambre? ¡12 alimentos sanos para saciar el apetito y perder peso!

¿Cómo quitar el hambre? Cuando pensamos en comida, seguramente pensamos en que estará asociada a ganar o perder peso. No obstante, si consumes con frecuencia y en cantidades moderadas algunos de estos alimentos. ¡Perderás esos kilos que tanto deseas!

Los Huevos

Los huevos son una gran fuente de proteínas, además de ser deliciosos y saludables y un básico en todas las dietas, ¡Cuentan una gran cantidad de energía y nutrientes que te ayudará a estar siempre activa y en forma!

El huevo es uno de los alimentos más valiosos nutricionalmente por la gran cantidad de nutrientes esenciales que contiene. Además está muy extendido su uso en todo tipo de recetas.

Recomendamos incluirlos en tus comidas y combinarlos con Pan integral y un poco de queso; ¡Un desayuno o cena exquisita! Es un alimento rico en fibra y proteínas, por ende, sácale el máximo provecho.

El Aguacate

¿Cómo quitar el hambre? A pesar de ser un alimento con alto contenido de grasas y calorías, y tener numerosos detractores es uno de los productos imprescindibles en tu nevera. El aguacate es un excelente alimento que debes incluir en tus platos ya que aporta muchos beneficios saludables para la salud, tiene un gran aporte de vitamina E y además de promover la hidratación de las células y ayudar a la producción natural de leptina.

Además tiene ácidos grasos Omega 3 que  benefician no solo a la circulación, sino a la vista y al cerebro. Así como también Vitamina A, C, D, E, B6, B12 y K. 

El aguacate protege nuestro sistema inmunológico, mejorando la respuesta de nuestro sistema cognitivo y nervioso. Te invitamos a incluirlo en tu dieta.

Te puede interesar “Propiedades y beneficios del aguacate“.

La Manzana

La manzana es una de las frutas más conocidas por todo el mundo. Desde siempre, ha sido caracterizada como la protagonista en las dietas con frutas y alimentos saludables.

¡Y cómo negarlo! Posee grandes vitaminas y compuestos naturales que te ayudan a mantenerte saludable; además contienen un nivel de glucosa (azúcar) realmente bajo, pero lo suficientemente dulce como para apaciguar la ansiedad por comer alimentos de ese tipo.

Aparte de ello, estudios revelan que consumir manzanas, mejor tu metabolismo en gran medida, haciendo que digieras mucho mejor y más adecuadamente.

Avena

La avena es considerada un alimento de vital importancia para nuestra dieta, sienta bien cuando se consume, y no es por casualidad. Contiene hidratos de carbono, proteína y numerosos antioxidantes con propiedades investigadas y comprobadas por la comunidad científica. Contiene fibra la cual ayuda a mejorar la función intestina y regular el hábito evacuatorio. 

Además, aportar minerales esenciales para tu organismo como lo son el cobre, zinc, hierro, así como también ácido fólico, leptina, vitamina B1, Complejo B y calcio. Y todo esto de manera muy compacta: en baja cantidad y aportando muy pocas calorías en tus comidas.

Pescado

El pescado es una gran fuente de minerales, como el hierro y el zinc. El pescado contiene todas las cantidades adecuadas para llegar a donde otros tipos de carne no pueden llegar en términos de valor nutricional. Estas cualidades son muy beneficiosas a la hora de quitar el hambre.

El Té Verde

Las infusiones de té verde serán un gran aliado y un complemento para todas las dietas a la hora de quitar el hambre. Esta bebida es un excelente antioxidante y un aliado a la hora de hacer dieta, ¡Te sentirás más joven y más llena de vida!

Casi no trae calorías por lo cual te sentará bien incluir infusiones en tu vida. El uso de infusiones te ayudará en tu camino.

Las Nueces

¿Cómo quitar el hambre? las nueces son una variedad de frutos secos deliciosa. Además son una forma fácil y rápida de mejorar tu estado nutricional y hacer un boost a tus niveles de energía. Lo mejor de todo es que no requieren ninguna preparación.

Además de ser bastante ricas, portátiles y de fácil consumo y digestión, se ha demostrado que tienen efectos beneficios para el corazón y contra las enfermedades cardiovasculares.

Por otro lado, el consumo de frutos secos se le ha asociado significativamente a un menor riesgo de ciertos cánceres y a una disminución del riesgo de mortalidad por cualquier causa. 

La Zanahoria

Comer alimentos como la zanahoria ayuda a combatir el estreñimiento gracias a su alto contenido en fibra. Además, calma las molestias gástricas y el exceso de acidez debido a sales minerales como el sodio, cloro, potasio y vitaminas del complejo B que contiene.

También Fortalece las uñas y el cabello, al que aporta brillo. Las células madre de la zanahoria son ricas en betacaroteno, también llamado provitamina A, que en el organismo se transforma en retinol o Vitamina A, que son beneficiosas para tu piel.

Intenta incluir en tu lista de la compra, tener siempre en casa y poner siempre un poco de zanahoria en tu plato.

El chocolate negro

¿Sorprendida? ¡El chocolate negro es un buen aliado si quieres perder peso porque ayuda a subir la producción de serotonina! Sorpresivamente para la mayoría de las personas, este alimento contiene ácidos grasos saludables y una gran cantidad de antioxidantes que ayudan a perder peso.

Además sirve para calmar las ganas de comer gracias a su capacidad de subir la producción de serotonina. No caigas en la trampa de comprar productos o derivados del chocolate con menos de un 70% de cacao.

Te puede interesar “10 beneficios para la salud del chocolate que no sabías“.

Verduras en general

Las verduras son naturalmente el mejor suplemento para nosotras gracias a su variedad de sabores. Traen nutrientes beneficiosos en todos los aspectos, no poseen muchas calorías y te ayudarán a estar saciada, siempre saludable e incrementan tu resistencia a las enfermedades.

Visto todo lo anterior; seguramente iremos corriendo a prepararnos para comenzar una rutina saludable con cambios en el estilo de vida, pero espera… ¡No te hemos dicho una última cosa que debes tener en cuenta al formar un nuevo estilo de vida!

¿Cómo quitar la ansiedad de comer?

¿Cómo quitar el hambre y la ansiedad por la comida? La ansiedad es un duro adversario con el que debemos lidiar a la hora de proponernos un cambio en nuestra dieta o estilo de vida ¡Pero con esfuerzo y fuerza de voluntad te puedes sobreponer a ello! El mal estado de ánimo, los sentimientos negativos y el pensamiento repetitivo alimentan este sentimiento.

Para evitar esto debes buscar realizar actividades que te hagan olvidar los problemas del día a día. ¡Prueba con una caminata al aire libre, pasear en bicicleta, leer un libro o realizar ejercicios de fuerza!

¿Cómo detectar que estamos siendo adictas al consumo de malos alimentos?

Falta de control

Al no comer lo que estamos acostumbradas, empezamos a sentirnos incomodas, molestas y nos entregamos a la ira. Desquitando nuestra rabia con todos los demás (La falta de control no se detiene hasta que los seres humanos quedamos saciados a las pocas horas de haber “explotado”).

Obsesión

Al no consumir estos alimentos, estarás en un constante pensamiento acerca de qué comerás y cuándo comerás.

Culpa

Cuando comes, algo dentro de ti está aún consciente de lo que estás haciendo. Es por ello que sientes un sentimiento de irresponsabilidad y culpabilidad, ya que en verdad te estás dañando a ti misma. La culpa es una de las razones que por las que sientes más necesidad de picotear.

Necesitas consumir más

A pesar de haber comido la cantidad necesaria de alimento para saciarte, instintivamente sientes la necesidad de seguir comiendo. Esto es el mayor factor de alarma para sugerir que estás desarrollando una adicción.

¡Debes tener cuidado y cumplir con tus metas! De lo contrario, esto te impedirá alcanzar tu objetivo deseado.

Así que… ¿Cómo quitamos la ansiedad por comer?

La respuesta no es tan sencilla, todas tenemos un organismo y un metabolismo distinto. Aún así con empeño y dedicación, puedes lograr superar la ansiedad por comer.

Trata de introducir pequeños cambios en tu dieta y estilo de vida a medida que pasan los días, no fuerces las cosas, ningún cambio se produce de un día para otro: Requieren tiempo, dedicación y esfuerzo.

Poco a poco introduce los alimentos que te dimos a conocer en este artículo, y verás cómo más temprano que tarde tu cuerpo y tu mente se adaptan a ese nuevo estilo de vida. Todo es cuestión de costumbre.

Cambia chocolates clásicos con leche o altos en azúcar, por chocolate negro con >70% de cacao. Te aportará antioxidantes, te mantendrán saciada, y disminuirá tu apetito.

Por otro lado, masticar chicle, puede reducir considerablemente la ansiedad. El chicle disminuye tu apetito, posiblemente el masticar chicle un buen rato te ayude bastante. Sin embargo debe hacerse con moderación ya que puede contribuir a llenarte de gases e hinchar el abdomen.

Asimismo, consumir agua cada vez que vayas a comer (y durante la comida) aumenta la probabilidad de reducir el peso. 

¡También bebe agua con abundancia! Una de las cosas que desconocemos, es que a veces tendemos a confundir la Sed con el Hambre… El apetito es engañoso. ¡Tomar agua cuando sentimos sed es un gran truco para aliviar esa sensación! ¿Lo desconocías? ¡Ponlo a prueba y verás grandes cambios en tu vida!

Conclusión

¿Cómo quitar el hambre? Existen diversos métodos para lograr perder peso, conservar una figura adecuada y mejorar el estado de salud.

Dejar de comer no es una opción, por el contrario, debes comer más veces en pocas cantidades, alimentos nutritivos y balanceados que aporten todos los requerimientos necesarios para la dieta. Puedes comer, alimentos ricos en fibra que traen beneficios y no te perjudican, además, la fibra no se asimila en el organismo y es expulsada al evacuar, por lo que s ele denominan calorías vacías (no engordan).

Intenta cambiar ese hábito de vida e implementar el ser más vegetariano, recomendamos comer Pan integral (con mesura), verduras, añadiendo lácteos desgrasados y pescados. ¡Te alimentarás y perderás peso a la vez!

Recuerda que todo esto, requiere tiempo, paciente, constancia y dedicación. No esperes notar cambios de la noche a la mañana. Mira el tiempo como aliado y no como enemigo ¡Gánale tiempo al tiempo y verás que podrás sentir en pocos días, cambios considerables en tu organismo! Espero que esta información te haya resultado útil.

¡¡Conseguirás el peso y la figura que deseas!!